30 años de un templo de ‘La Movida’: la Sala Galileo Galilei

La Sala Galileo Galilei cumple tres décadas llenando de música las noches madrileñas y convirtiéndose en hemeroteca viva de los secretos y de la evolución de la ciudad. Por Rocío Zarzalejos


18 diciembre 2015

Galileo Galilei

 

Nos encontramos en 1985, y en una Movida madrileña tardía. Por aquel entonces, por las calles de Madrid, todavía el Madrid de Tierno Galván, se respiraba cultura: desde los bares a los teatros. La ciudad en sí era una cultura y su noche, otra. Eran los tiempos del “Madrid me mata” o del “Madrid nunca duerme” y, musicalmente hablando, eran los tiempos del rock de Barricada y Rosendo y del pop de Mecano, Los Secretos o Nacha Pop. Eran los tiempos del cierre de Rock Ola y del nacimiento de la sala Galileo Galilei.

 

No solo la historia ayuda a contar la evolución de una ciudad, la música también ayuda a imprimir su carácter. Se lleva haciendo desde el Medievo, con los cantares de gesta y, hoy en día, perdura con cantautores y grupos, que no solo hablan de amor o desamor -y le dedican algún que otro tema a lugares que les han marcado en algún momento de su vida. Pero no solo ellos tienen mucho que contar sobre estos lugares especiales, “los garitos” de moda o las salas de música como La Riviera, El Sol o Clamores en Madrid, Apolo en Barcelona o la Iguana en Vigo, se convierten también en hemerotecas vivas de los secretos y de la evolución de una ciudad, de un país y de su música. A finales de octubre “La Galileo”, uno de los templos de La Movida, cumplía 30 años y hoy hablamos de ella y de algunos momentos especiales que han tenido lugar dentro esas inmensas paredes.

 

Adiós Rock Ola, hola Galileo Galilei

 

11

 

España, 1985. En junio, el entonces presidente del Gobierno Felipe González, firmaba el tratado de adhesión a la Unión Europea, unas semanas después, se despenalizaba el aborto en tres supuestos. Los españoles eran “analógicos” y en la tele, solo existían dos canales. En la radio sonaban los últimos éxitos de Alaska y Dinarama, Olé Olé, La Unión, Ramoncín, Rosendo, Ana Curra o Nacha Pop, mientras que, desde fuera, llegaban grandes himnos como el “Like a Virgin” de Madonna, el “Live is life” de Opus o el “We Don’t Need Another Hero” de Tina Turner. Claro que, en el plano musical, ese año no todo fue tan maravilloso: una de esas noches en las que “todo Madrid estaba en la calle”, se produjo una reyerta entre mods y rockers, que se cobró la vida de una persona y acabó también con uno de los míticos locales de la movida, la sala Rock-Ola. En 1985 cerraba una de las salas en las que se forjaron grandes grupos como Los Secretos, Radio Futura o Nacha Pop, pero también, abría uno de los santuarios de la música más importantes de la capital: la sala Galileo Galilei.

 

En sus inicios, cuenta la leyenda -y el único artículo que habla del día exacto de su apertura- que Galileo se estrenó por “todo lo bajo” con la actuación de The Bill Trombon’s Company. Por aquel entonces, ofrecía dos o tres conciertos semanales. Era “el lugar de encuentro donde charlar, copear y demás, alrededor de una mesa o en la barra, aderezado con buena música. Un sitio más en el que pasar la noche en Madrid”, cuentan sus fundadores en la web. También cuentan que, aunque de sus paredes ahora cuelgan fotografías estáticas de los artistas que la han pisado, antes, acogía exposiciones fotográficas y de pintura donde artistas noveles se daban a conocer.

 

19

 

Y ahí está, 30 años después, aguantando el chaparrón de la subida del “IVA cultural” y en pleno Chamberí, una zona que no se caracteriza precisamente por ser el centro de actividad de cines, museos o teatros. Galileo, con su programación heterogénea y sus neones inconfundibles tras el escenario, ha aguantado hasta nuestros días e incluso, ha adaptado su horario a los nuevos tiempos. Comentaba Ángel Viejo, uno de sus fundadores junto a Germán Pérez -culpables también de Clamores-, en una entrevista en “A vivir Madrid” que ahora “la gente sale menos horas y a horas más tempranas”, dejando caer que hemos perdido un poco nuestra identidad castiza de gatos nocturnos, la de ese Madrid que nunca duerme. “Antes, los conciertos empezaban a las 22:30h o las 23h y también podían entrar menores”.

 

La banda sonora de Galileo Galilei

 

10

 

En estos últimos 30 años -antes era un cine de barrio que proyectaba un par de películas en sesión continua y antes del cine, a saber- han pasado todo tipo de historias por esta sala de corte heleno, todo tipo de actividades culturales, espectáculos de humor, teatro, exposiciones fotográficas y de pintura. Aunque sin duda, por lo que ha destacado ha sido por sus conciertos y por otorgar prestigio y sello de calidad artística a todas las bandas que han pisado su escenario iluminado con neones rosas.

 

Cuentan desde Galileo, que si los escenarios hablasen, revelarían anécdotas de los comienzos de artistas como Rafael Farina, magos como Pepe Carroll o Juan Tamariz y, por supuesto, también lo harían de Faemino y Cansado, dos de sus humoristas estrella, que llevan 29 años actuando allí.

 

 

Y si hablamos de momentos especiales, solo por citar algunos, merecería la pena hacerlo del homenaje a Ángel Muñoz, el Maestro Reverendo, que consiguió reunir a grandes como Rosendo, Los Enemigos, el Gran Wyoming o Javier Krahe, entre otros. Claro que el gran Krahe, también protagonizó otro de “los momentos” -y uno de los vídeos más vistos en Youtube relacionados con Galileo- de los últimos tiempos cantando en 2014 junto a Pablo Iglesias Cuervo Ingenuo.

 

 

Hablar de Galileo es hablar de cantautores y grupos que han crecido entre sus paredes, como es el caso de Antonio Vega, uno de los primeros en actuar allí y que siguió actuando hasta casi el final de sus días -unos 3 meses antes de morir-. En el concierto grabado en Galileo en 1996, vemos a un joven Antonio lleno de vida, enfundado en pantalones de cuero y con la melena recogida en una coleta baja.

 

 

Y si Antonio Vega era un referente de Galileo, Enrique Urquijo, también. Tanto con Los Secretos como con Enrique Urquijo y Los Problemas, Enrique solía actuar allí casi todos los meses. Atención a esta joya que vagaba por Youtube grabada en Galileo sobre Urquijo:

 

 

Pero sin duda, si hay un género que se le ha dado bien a Galileo ha sido el de los cantautores: Ismael Serrano, Rulo, Pedro Guerra, Quique González, Albert Pla, Marwan, Luis Ramiro, Tonxtu, Kiko Veneno, Javier Ruibal, Sabina (aunque lleva casi ocho años sin dejarse caer), Jorge Drexler y un largo, largo, largo etcétera.

 

Para cerrar este recorrido de años, de actuaciones en directo, presentaciones de libros y canciones de autor, un documental reciente sobre Ismael Serrano durante su última actuación en la sala con motivo del 30 aniversario, un aniversario que durante todo noviembre ha contado con la participación de muchos de los artistas mencionados anteriormente. Ismael inaugura el canal en Youtube de Galileo TV, un canal que, según Ángel Viejo y Germán Pérez nos seguirá acercando “la mejor cultura, para disfrutar juntos, día a día, de esta ya, mítica sala. Vuestra sala”.

 

 

 

*Fotos: sala Galileo Galilei. Agradecimiento también a todos los usuarios anónimos que suben vídeos de forma deliberada a las redes sociales, aunque sea con un pulso terrible, haciéndonos partícipes a los internautas de momentos únicos.

22 febrero 2017 by ANDREA GALAXINA

La telepatía de Lidia Damunt


La cantautora nos cuenta todos los detalles sobre su último disco.


13 abril 2016 by ROCÍO ZARZALEJOS

Perlita, la electrónica del cambio


Electrónica que taladra el hipotálamo. Electropop con guasa que pretende salvar la naturaleza.


01 marzo 2016 by MARÍA ARRANZ

Mad Grrrl Fest


Llega a Madrid el primer festival organizado por mujeres, bolleras y trans, enfocado únicamente a bandas compuestas en su totalidad por mujeres, bolleras y/o trans.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *