Adiós, Kino

Tras dos años ofreciendo opciones alternativas a las de la cartelera, el Café Kino echa el cierre el próximo 31 de Enero. Por María Aller


28 enero 2015

kino4

 

Las despedidas son tristes. Acabar una etapa que ha dado tantas alegrías es duro, y más si era de un sitio con tanta personalidad como el Café Kino: un proyecto que la ciudad necesitaba. Alex Purne, junto a Juan y Teresa Barba abrieron una cafetería en pleno Lavapiés con una pequeña sala de proyecciones para disfrutar del mejor cine de todas las épocas y nacionalidades. Cada mes un ciclo con una temática, acompañada de la consumición elegida. Y por desgracia, ahora toca despedirse. Hemos podido hablar con una de las partes creadoras del Kino, Teresa, en una charla breve pero intensa, donde transmite el esfuerzo y amor que han puesto en esta cafetería y en hacer algo diferente.

 

kino

 

Abristeis en diciembre de 2012, ¿qué os lleváis de estos años?

Muchísimas cosas: abrimos con la intención de crear un sitio al que nos gustaría ir y que no existía en Madrid, y nos vamos con eso hecho. Hemos conseguido una sala de cine con todo lo que eso supone en un momento en el que nadie va al cine, o por lo menos se estaba perdiendo la parte más social de ir a las salas –que era la de compartir un espacio con amigos o desconocidos–, y que la experiencia del cine fuera algo todavía especial. No sólo hemos conseguido eso, sino que además estamos muy orgullosos porque hemos proyectado películas españolas que no habían encontrado distribución en un sitio físico. Somos prácticamente hoy en día el único cine, junto con la Cineteca, que ha podido proyectar cosas como Ciutat Morta (la proyectamos en junio). Ver que el cine español se empiece a mover tanto y que nosotros hayamos aportado nuestro pequeño grano de arena hace mucha ilusión.

 

¿Recordáis algún evento o ciclo en especial?

En cada ciclo hemos intentado meter películas españolas. La verdad es que las españolas son las que más satisfacción nos han dado. El cine americano es más fácil de conseguir y los ciclos siempre llevaban americanas; las de aquí hacen más ilusión. También me ha gustado poner varias películas francesas modernas, alguna canadiense, las charlas de los directores españoles, etc.

 

kino5

 

Dices que no había nada como el Café Kino en la ciudad. ¿Qué más cosas le faltan a Madrid?

Uf… Pues se me ocurre de primeras todo lo que concierne al cine y la cultura en general. Creo que Madrid tiene muchísimas posibilidades de hacer muchas cosas. Yo veo que le falta espontaneidad en la agenda cultural. Está muy medido y es todo muy administrativo, para hacer cualquier cosa necesitas pasar por el trámite del ayuntamiento. Esa carencia de espontaneidad se está solucionando en las casas okupas, están consiguiendo cubrir una agenda cultural estupenda y con ellas hay más movimiento dentro del teatro y de la música. Eso sí, le falta a los bares, debería haber más facilidad para hacer eventos y que no hubiera que pagar tanto dinero. Que no fuera todo tan complicado, le falta libertad a grosso modo. Y eso que propuestas no faltan.

 

¿Con qué películas te quedarías de todas las que habéis proyectado?

Con Edificio España, Ciutat Morta, Diamond Flash, Los ilusos, y con los cortos que han acompañado a esas películas. Personas como Guillermo García Pedró o Alfonso Amador (50 días de mayo) nos lo han puesto muy fácil, y siempre les ha hecho ilusión que pusiéramos sus trabajos. El cine español es un mundo pequeño y nosotros hemos estado encantados con ellos.

 

kino3

 

¿Habrá un segundo Café Kino?

Ojalá. Nosotros traspasamos el negocio y los que lo recogen tienen intención de seguir con el cine. No van a llevar la misma línea que nosotros, pero sí creo que van a usar la sala de proyecciones. Lo que nosotros queremos hacer, pero no sabemos qué línea cultural va a llevar, es el Café Kino Itinerante.

 

¿Y en qué consiste?

La idea parte de una discoteca que cerraron cuando yo vivía en Viena: la cerraron por reformas y los encargados se dedicaron a llevarla de discoteca en discoteca. El Fluc, que así se llamaba, empezó con una escena musical muy importante, y al cerrar lo que hizo fue ocupar otros sitios. Se mudaba y cambiaba y los fans teníamos que perseguirlo. Eso da mucha vida. Nuestra idea es esa: que siga funcionando la idea de los ciclos, pero ir ocupando cafeterías que tengan otras salas por Madrid. Lo llevamos a otros lugares y es un poco la toma de la ciudad. El plan es divertido, nos quita problemas, pero desde luego va a ser un reto.

 

Así que no todo son malas noticias. El adiós se convierte en un “Hasta luego. Juan, Teresa, Alex, ¡Mucho ánimo!

18 mayo 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Contactos


La Pantalla recuerda el Mayo del 68 con “Contactos” (1970), dirigida por Paulino Viota, una de las primeras películas indies del cine español.


17 abril 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Duerme, duerme mi amor


La Pantalla cierra su homenaje al director Francisco Regueiro con una de sus comedias negras más críticas y arriesgadas: “Duerme, duerme mi amor”.


14 marzo 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Entierro de un funcionario en primavera


Una comedia negra de los cincuenta de serie B, tirando a Z, dirigida por José María Zabalza realizada con la premura de un presupuesto escaso.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *