“Da gusto hacer un proyecto así, con amigas”

Pena Jewels, la marca de joyería afincada en Madrid, crea una colección cápsula junto a la blogger de moda Anna Ponsa, inspirada en la arquitectura de Carlo Scarpa. El resultado: cinco anillos basados en la geometría y la obsesión por el detalle. Por Sandra Bódalo


20 enero 2016

Foto: Silvia Conde.

Foto: Silvia Conde.

 

Como si de una historia de amor se tratara —en cierto modo así lo es—, hablamos con Miriam Álvarez y Anna Ponsa un año después de que todo empezara. Algo así como su primer aniversario.

 

La historia dio comienzo en Premiere Classe, la feria parisina a la que volverán a asistir en unos días. Allí, la creadora del blog sobre moda y lifestyle Missnobody y la fundadora de la firma de joyas artesanal afincada en Madrid Pena Jewels, “entre pasillos y pausas”, decidieron emprender una colaboración que ha dado mucho que hablar: Anna Ponsa x Pena Jewels. “Desde el primer momento teníamos claro que Anna reunía unas cualidades muy afines a Pena Jewels”, aseguran Miriam y María Sánchez, la otra mitad de la marca. En pleno bullicio, donde se fraguan las tendencias en joyería para el resto del año, “surgió la idea de intentar hacer algo juntas; ponernos a trabajar y, si el resultado era bueno, seguir adelante, sin imponernos ni pretender nada”, comenta Anna. En cierto modo, es exactamente eso lo que hace tan especial esta colección cápsula de cinco anillos. Un proyecto artístico como todos deberían ser. Sin pretensiones ni presiones, donde la creatividad y la amistad fluyen de manera natural.

 

Foto: Silvia Conde.

Foto: Silvia Conde.

 

Al observar con detenimiento los anillos, detalles sutiles como la geometría, las anillas o los ladrillos y la palanca dorada que aparecen en las imágenes de campaña hacen que la arquitectura venga a tu mente. Pero no es hasta hablar con Anna, también estudiante de arquitectura, cuando te das cuenta de que sus ojos entrenados ven algo que los demás no vemos tan fácilmente. Desde el primer momento, “la obra de Carlo Scarpa es la que ha dado forma a la colección”, explica Anna. Su rigor geométrico, la repetición, el estudiado uso de los materiales o el cuidadoso diseño de cada uno de los detalles de su trabajo han sido las cualidades que han querido reflejar. Siendo más específicos, “la barandilla que el arquitecto ideó para proteger la ‘ventana’ en el suelo que permite ver los restos de un antiguo foso en el Museo Civico di Castelvecchio en Verona” es el punto de partida que se reinterpreta en cada una de las cinco sortijas. Una línea cosmopolita cuya historia ha viajado desde París —ciudad donde surgió la idea—, hasta Venecia —la verdadera fuente de inspiración—, Berlín —escenario escogido para realizar las imágenes del lookbook— o Madrid —el estudio de Pena Jewels donde surgió la magia—.

 

Foto: Silvia Conde.

Foto: Silvia Conde.

 

A pesar de que Miriam está acostumbrada a trabajar en solitario, admite que “diseñar con Anna ha sido una experiencia muy enriquecedora y la he disfrutado muchísimo”. Y con esta frase volvemos a la idea inicial. Lo mejor de #AnnaPonsaxPenaJewels es lo que se esconde detrás: historias de amistad que percibes con solo hablar con ellas. Entre todas las anécdotas, nos quedamos con una: Berlín. Allí durmieron en casa de la fotógrafa Silvia Conde y, como recuerda con cariño Miriam, “acabamos las tres durmiendo en su sofá cama, Anna en medio de nosotras dos. Parecíamos niñas de diez años, hablando bajito con la luz apagada, riéndonos… Da gusto hacer un proyecto así, con amigas”. ¿Hay una mejor manera de trabajar?

20 abril 2017 by SANDRA BÓDALO

Artesanos del siglo XXI: Steve Mono


Bolsos artesanales y atemporales.


16 marzo 2017 by SANDRA BÓDALO

Decodificando a Cristóbal Balenciaga


Una expo reinterpreta a Balenciaga desde la ilustración, la arquitectura y la moda.


11 enero 2017 by SANDRA BÓDALO

Artesanos del siglo XXI: Rue Vintage 74


Decoración con piezas únicas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *