Artesanos del siglo XXI: Delacruz

Teresa Vaquerizo es el alma mater que se esconde tras Delacruz, una firma de joyería artesanal que le ha encontrado una nueva vida al tradicional punto de cruz. Nunca unas simples equis (x) significaron tanto… Por Sandra Bódalo. 


16 noviembre 2016

Puede que sea la técnica de bordado más común y popular entre los mortales, pero también la que más recuerdos nos trae. ¿Quién no recuerda a su madre o su abuela haciendo punto de cruz en un sillón? ¿Quién no ha tenido alguna vez un cuadro, un cojín o un babero con esta reconocible puntada? A la hora de crear su propia marca, Teresa Vaquerizo lo tuvo claro. La diseñadora de Delacruz no dudó ni un segundo en utilizar unas simples equis (x) como seña de identidad. Una simple afición, en la que su madre tuvo mucho que ver, y una vía de escape al estrés se acabó convirtiendo en una verdadera pasión, pero sobre todo una forma de vida.

 

delacruz-7-2

 

Para nuestro segundo capítulo de “Artesanos del siglo XXI”, hablamos con la fundadora de esta original firma de joyería artesanal. Todas y cada una de sus piezas son únicas. Diseños propios, cosidos a mano uno a uno, donde el metal (o la madera en algunas ocasiones) abraza al bordado (o viceversa) para crear collares, pendientes y pulseras extraordinarios. “Ritual”, “Laberinto” y “Entre líneas” son algunas de sus colecciones, en ellas Teresa se ha involucrado en cuerpo y alma tanto en su concepto como en su producción. En sus diseños podemos encontrar sesgos de la iconografía de los indios norteamericanos pasando por la cultura maya o leer nuestro futuro en la palma de la mano. Romanticismo analógico en estado punto en plena era digital.

 
entre-lineas-cabeza_plata
 

¿Cómo surgió la marca Delacruz?

 

Fue en el verano de 2012. Tenía algo de tiempo libre y necesitaba hacer algo manual, algo que me relajara, pero no quería utilizar la cabeza, sino las manos. Llevaba tiempo pensando en hacer algo diferente con el punto de cruz, porque realmente es una técnica muy asociada a motivos tradicionales como animales, flores y demás. Yo pensaba más en las cruces del punto de cruz como si fueran píxeles y tenía ganas de hacer algo más geométrico o tipográfico.

 

¿Cómo te surgió este amor por el hilo y la aguja?

 

Mi madre, desde muy pequeña, me enseñó a coser a punto de cruz porque ese era su hobby. Lamentablemente, hace tiempo que no puede coser por un problema de artrosis en las manos, así que…que yo cosa ahora le hace muy feliz y para mí también es un pequeño homenaje hacia ella.

 

¿Por qué decidiste unir punto de cruz con joyería? ¿Cómo se te ocurrió la idea?

 

Por casualidad, me topé en Internet con gente que introducía diseños textiles en piezas de bisutería, tipo fornituras, camafeos… Eran dibujos demasiado clásicas que no me gustaban mucho. Empecé a pensar en hacer algo similar, pero con mis propios diseños, más geométricos, más abstractos, más simétricos. Por supuesto, al principio empecé a hacerlo solo por el placer de hacerlo, pero luego empecé a recibir encargos de amigas y al final la cosa se fue haciendo más grande, y hasta ahora.

 
delacruz-6-2
 

¿Fue complicado unir ambas técnicas?

 

Sí, fue difícil y sigue siéndolo. Al introducir tela, la pieza tiene que tener un marco o un hueco para adaptar el diseño textil, lo que complica la creación de la pieza.

 

¿Cómo describirías este proceso artesanal?

 

Ahora mismo sigo cosiendo y montando mis piezas totalmente a mano, yo misma. En cuanto a la pieza en sí, cuento con la ayuda de un joyero, también artesano, que me echa una mano con las piezas. Yo hago el prototipo inicial y él, sobre ese prototipo, reproduce las piezas.

 
delacruz-17-2
 

¿Crees que es importante retomar las antiguas tradiciones, siempre adaptadas a los tiempos que corren?

 

La artesanía está viviendo un auténtico boom, no solo en España, sino en muchos otros países. Es curioso, pero creo que el auge de la artesanía también es cíclico, como todo. Creo que la moda que hay ahora, frente al mundo digital en el que vivimos, es similar a lo que ocurrió en el siglo XIX en Inglaterra con el movimiento Arts & Crafts, que abogaba por volver al trabajo artesano como reacción a la producción en masa. Parece que, cuantas más máquinas y más tecnología, siempre hay una parte de la sociedad que reivindica un trabajo más humano. Desde luego, hacer algo uno mismo, crear algo con tus manos es muy, muy gratificante.

 

¿Cuáles son los factores diferenciadores de Delacruz?

 

Sin duda, mucho más cariño y más alma que la producción en serie. Son el fruto de mucha ilusión y mucho esfuerzo y, además, creo que son piezas bastante originales y en buena parte casi exclusivas, porque la producción es pequeña. Evidentemente, es para gente que aprecie el diseño y lo diferente, porque en cuanto a precio es imposible competir con las marcas low cost. Esas son marcas para usar y tirar, mientras que las marcas artesanas son piezas más especiales, piezas para conservar.

 

Por último, ¿tienes alguna anécdota que quieras compartir con nuestros lectores?

 

Cuando voy a alguna feria, las señoras flipan cuando se dan cuenta de que las piezas llevan punto de cruz. Se les ponen los ojos como platos, muchas se ponen las gafas para verlo bien, llaman a su marido, a sus amigas, no dan crédito. ¡Es bastante divertido! Ellas suelen apreciarlo bastante porque se dan cuenta del trabajo que lleva.

 
laberinto-satunsat-1

20 abril 2017 by SANDRA BÓDALO

Artesanos del siglo XXI: Steve Mono


Bolsos artesanales y atemporales.


16 marzo 2017 by SANDRA BÓDALO

Decodificando a Cristóbal Balenciaga


Una expo reinterpreta a Balenciaga desde la ilustración, la arquitectura y la moda.


11 enero 2017 by SANDRA BÓDALO

Artesanos del siglo XXI: Rue Vintage 74


Decoración con piezas únicas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *