Así suena el otoño en Madrid

Playlist para un otoño en la capital. Por Ángela Cantalejo


29 octubre 2015

Si hay una estación inspiradora esa es, sin duda, el otoño. Puede que muchos piensen que sus efectos en las ciudades no son tan evidentes como en las zonas rurales, dónde se recogen los cultivos, los árboles se despelotan y unos curiosos y exquisitos hongos salen de la tierra para hacer las delicias de los domingueros. Sí, el otoño mola más en el pueblo, pero Madrid, y cualquier ciudad grande e impersonal, también tiene su encanto en esta estación. Sólo hay que saber buscarlo. Y tener la banda sonora adecuada. ¿Preparado? Así suena Madrid estos meses.

 

40290_02_PLF_Soft.indd

 

1. Acabas de salir del curro. Por supuesto ya es de noche y, para colmo, empieza a llover. Resguárdate en una librería antes de ir a casa (yo suelo hacerlo en La Central o en Tipos Infames). Y mientras hojeo algún ejemplar, quizá lo nuevo de Franzen o de algún otro eterno candidato a la Gran Novela Americana, me da por escuchar “Something in the water” de Pokey LaFargue, un enérgico cantautor del Medio Oeste que el viernes se deja caer por la capital. Sin darme cuenta, ha pasado ya más de media hora. Y vuelvo a casa con dos amigos nuevos: Los Interesantes, de Meg Wolitzer, y La edad del menor, lo nuevo de Ian McEwan. Y se me ha olvidado que llovía.

 

havalina

 

2. Puede que seas nuevo en la ciudad. Que te estés mudando y poniendo todo en orden. Que no conozcas aún a mucha gente y que, entre caja y caja, te sientes en el sofá a pensar si fue buena idea, si no habría sido mejor quedarse en Albacete como administrativa en la empresa de tu tío que probar suerte en esta enorme “isla de cemento”. Sí, asusta al principio, pero Madrid, no sé muy bien cómo, abraza al forastero con la redondez de sus calles, de los grifos de cerveza, de los bancos de sus parques y de una luz en los atardeceres fríos que hace sentir a uno que solo quedan cosas buenas por llegar…

 

nueve

 

3. Has tenido una semana de mierda, empieza a hacer frío, has comenzado ese curso de inglés hasta las 22h y vuelves a casa después de tres transbordos de metro. Sube el volumen, relájate, grita, salta, sube las escaleras corriendo… Si algo tienen en común las bandas madrileñas es esa sensación de querer escapar con sus canciones. ¿No me crees? Escucha este “Nueve” de Rufus T. Firefly y mira a alguien que esté sentado enfrente de ti en la línea 3. ¿Ya? ¿A que estáis en universos paralelos?

 

luis brea

 

4. A veces Madrid no es más que un montón de relatos de historias comunes; y el otoño, la estación en la que parece que todas confluyen. Aquí es fácil conocer gente nueva casi a diario. Pero prueba a hacerlo a la antigua usanza, olvídate de Tinder y de esas miles de apps que han fulminado las furtivas miradas de barra, los acercamientos kamikazes y los segundos entre que te acabas la copa y decides volver a casa acompañada con una sonrisa en la cara, creyendo que esa noche iba a ser una más. “Me encanta esta parte” dice Luis Brea en “Mil Razones“. ¿Y a ti?

 

Nikki Hill

 

5. No hace falta que sea viernes para buscar un buen chute de adrenalina en esta ciudad. Tampoco hace falta que te mates cuatro horas en el gimnasio del barrio. A veces solo basta con poner un buen disco o ir a un concierto de esos en los que acabas sudando. Con esta bestia del soul, el rock y cualquier género que se le ponga por delante, te aseguramos unas cuantas agujetas. Nikki Hill. “Let me tell you’bout“.

 

Autumn Comets2

 

6. Si algo tiene el otoño es melancolía y amarillo. También la retrospección es buena. Sobre todo en una ciudad en la que muchas veces parece no haber tiempo para nada. Ni siquiera para estar solo. Es posible que sea por esa demonización tan de moda de la soledad. ¡Basta! Rompo una lanza a favor de los mundos propios en este hormiguero de millones de personas. ¿Has probado a ir solo al cine? ¿Al teatro? ¿A tomar una caña? Hazlo y, por el camino, escucha “Cavar una fosa“, de Autumn Comets, y dame la razón cuando digo que la soledad está infravalorada. Y si te animas, también puedes escucharla en directo.

 

van morrison

 

7. Otra recomendación: tampoco hace falta que hagas caso siempre a las tendencias y a los blogueros que cada día recomiendan 20 gastro-bistro-bio-cafés. Si algo tiene Madrid, es la fidelidad a los bares de barrio. Lo conocido siempre es bueno: trae recuerdos, te hace sentir en casa y, cuando no lo tienes, lo echas de menos. Pasa lo mismo escuchando a los clásicos. Piensa que con esta canción igual fuiste engendrado y ve a agradecérselo al tío Van. O hazte un favor y descubre géneros más allá de la maldición electro-latina, para lo que puedes pasarte por el Festival Internacional de Jazz y flipar con Allan Harris. 

 

Hinds

 

8. Acabamos con un temazo gamberro para el mejor Madrid de todos: el de los sábados por la mañana. Así que levántate pronto, pasea por algún museo o mercadillo y prepárate, ahora que aún quedan mañanas soleadas, una ruta de vermut por terrazas de Malasaña. Es posible que te vengas tan arriba con Castigadas en el granero, de las Hinds, que vuelvas a casa de madrugada.

 

Aquí tienes la playlist para escucharlas todas del tirón y en bucle:

 

22 febrero 2017 by ANDREA GALAXINA

La telepatía de Lidia Damunt


La cantautora nos cuenta todos los detalles sobre su último disco.


13 abril 2016 by ROCÍO ZARZALEJOS

Perlita, la electrónica del cambio


Electrónica que taladra el hipotálamo. Electropop con guasa que pretende salvar la naturaleza.


01 marzo 2016 by MARÍA ARRANZ

Mad Grrrl Fest


Llega a Madrid el primer festival organizado por mujeres, bolleras y trans, enfocado únicamente a bandas compuestas en su totalidad por mujeres, bolleras y/o trans.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *