Carlos Vermut: “Hay que acabar con la figura del productor censor”

Aunque parezca imposible, aún hay valientes que se embarcan en la locura aventura de rodar una película en España; y no sólo se atreven a asomarse al precipicio, sino que lo hacen asegurándose primero de que su trabajo será digno y bien cimentado. Es el caso de Carlos Vermut y “Magical Girl”.
Por Sergio Botella


31 Octubre 2013

 

Poder llamarlo película con todas las de la ley no es sencillo, y lograr hacerlo sin subvención alguna es una auténtica proeza, y garantía de que se trata de un producto rodeado de talento.

 

Carlos Vermut, guionista y director, nació en 1980 en Madrid, debutó con “Diamond Flash” en 2011, y en la primavera del próximo año vuelve con “Magical Girl”, protagonizada por José Sacristán, Bárbara Lennie y Luis Bermejo; se trata de una historia fascinante que el director define en tres palabras: Misterio, obsesión y pop.

 

Más o menos, todo el mundo tiene claro que rodar una película en España hoy por hoy es asumir un riesgo que quizá no reporte atractivos réditos ¿Actualmente existe alguna ventaja -económica o de otro tipo- al embarcarse en un rodaje en nuestro país?

Cuando comienzo a escribir una historia lo que me mueve, por lo general, no es la rentabilidad económica. Y esto debe matizarse. Cuando escribo intento escribir la mejor historia posible porque considero que una buena historia, si el productor hace bien su trabajo, es rentable. Es el productor el que debe gestionar el talento del guionista o del director para que este sea rentable económicamente.

 

Desde tu punto de vista, ¿qué formulas de producción son claves de cara a la supervivencia del cine? ¿Tú mismo te consideras un superviviente en este sentido?

La clave es usar el presupuesto adecuado para cada película. No pasarse si quedarse corto. Yo hice mi primera película, “Diamond Flash”, siendo consciente de mis limitaciones de presupuesto, teniendo en cuenta todos los gastos. Sueldos de los actores, localizaciones, equipo…

 

“Magical Girl” no ha recibido ninguna subvención, todo su presupuesto, que asciende a medio millón de euros, proviene de la financiación privada. ¿Ha sido complicado conseguir estos apoyos? ¿Has tenido que renunciar en alguna medida a tu libertad creativa para lograr financiar la película?

Los inversiones entraron en el proyecto tras leer el guión y considerar que podrían recuperar esa inversión si hacíamos una buena película. No fue complicado, y la participación de Canal +, actores como Bárbara Lennie, Luis Bermejo o José Sacristán; ayudó a levantar la financiación. En mi caso particular no he tenido problemas de libertad creativa, al revés. No obstante, estaría bien aclarar que la figura del productor es la de alguien que trabaja con el director para hacer la mejor película posible. Hay que acabar de alguna manera con el mito del productor censor. Un buen productor busca, como el resto del equipo, lo mejor para la película. Y en ese sentido tengo que decir que las figuras de Pedro Hernández y José Sámano fueron muy importantes para mejorar muchos aspectos del propio guión.

 

Durante el rodaje de Magical Girl

 

Uno de los principales obstáculos que encuentran la mayoría de producciones españolas es el de la distribución, ¿ha sido complicado hacer que “Magical Girl” se abra paso en un circuito tan restringido?

Avalon entró en el proyecto en una fase muy temprana. Como el resto de inversores, leyó el guión y creyó en su potencial.

 

El reparto de protagonistas lo encabezan José Sacristán, Bárbara Lennie y Luis Bermejo ¿Qué ha aportado cada uno de ellos a los personajes y a la historia?

Ellos han completado los personajes del mismo modo que el espectador lo hará cuando vea la película. Es un proceso muy bonito el de confiar en la intuición de los actores para llenar los huecos que el guión deja. Personalmente, no tuvimos extenuantes conversaciones sobre las luces y las sombras de cada personaje. Prefiero dejar que ellos lo interioricen y trabajen a su manera. Sin lugar a dudas, el trabajo con los actores es lo que más me gusta de dirigir. Y en este caso concreto creo que he tenido mucha suerte al poder trabajar con ellos. Ha sido un placer. También tengo que dar las gracias a Sara Bilbatúa por su trabajo en la dirección de casting.

 

El mes pasado presentasteis un trailer teaser de “Magical Girl” en el Festival de Sitges ¿En qué punto concreto de la producción estáis?¿Ya se ha fijado una fecha oficial para el estreno?

En este momento estamos montando. Lo más probable es que estrenemos “Magical Girl” en la primavera de 2014.

 

¿De qué va “Magical Girl”? ¿Con qué tipo de público crees que conectará mejor?

“Magical Girl” empieza con la historia de Luis Bermejo intentando conseguir el ultimo deseo de su hija, apunto de morir a causa de una enfermedad. Desde ese punto de partida, la historia se va complicando. Es la historia de muchos personajes luchando por lo que desean a costa de la felicidad del resto de personajes. Es una historia de deseo, chantaje y desesperación, así que creo que puede conectar con cualquiera que haya sentido eso.

 

La película tiene como escenario el Madrid actual con matices de la cultura japonesa.¿Qué significado tienen las localizaciones en la historia?¿Por qué esta mezcla? ¿Consideras que existe cierta conexión entre ambas culturas?

Las localizaciones representan a cada uno de los personajes, y en este caso, son escenarios que hablan de ellos de manera muy clara y dónde sucede todo. La mezcla realmente surgió desde lo estético, porque soy un gran aficionado a la cultura japonesa, pero poco a poco, cuanto más escribes e investigas, más consciente eres de las similitudes que existen. Estuve viviendo en Japón una temporada, mientras escribía el guión y vivir allí hizo que me me diese cuenta de cómo se ve España desde fuera, de los matices más importantes, de las diferencias más grandes. La que más me llamó la atención fue nuestra incapacidad para ser autocríticos, esa costumbre de responsabilizar al resto de nuestros problemas.

 

¿Qué localización de Madrid utilizarías para rodar una película de terror? ¿Qué otra localización sería perfecta para una comedia?

Dicen que debajo de Madrid existe una ciudad subterránea. Ya Edgar Neville habló sobre ello en “La torre de los siete jorobados”. Sería un escenario perfecto para una historia de terror. Sobre el terror, siempre me dio bastante miedo el suceso del restaurante “El lobo feroz”, el que esté interesado puede investigar en los periódicos de la época. Madrid es un lugar que esconde muchas historias extrañas, y creo que Goya lo reflejaba muy bien en sus grabados.

 

¿Con qué tres palabras definirías Magical Girl?

Misterio, obsesión y pop.

19 Abril 2017 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Memorias del ángel caído


Todos resucitarán al tercer día.


06 Abril 2017 by MARÍA ALLER

Las pelis del mes de abril


Ciclos, documentales, cortos… Todo el cine que no te puedes perder en las próximas semanas.


15 Marzo 2017 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: La ley del deseo


El film que consagró a Almodóvar.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *