Cine muy a pesar de todo

Hace tiempo que dejaron de ser individuos para convertirse en Lacasinegra, un colectivo de cineastas comprometidos con el arte y con la realidad que nos rodea. Son un reflejo de una generación cuyo talento sigue ninguneado. Vienen de triunfar en el Festival de Sevilla con una película que definen como la crónica romántica de un fracaso. ¿Es posible que sea también la crónica de nuestro fracaso como generación? Hablamos con Gabriel, Carlos, María y Jorge acerca de cuestiones como ésta y otras más mundanas. Por David Arias


23 enero 2015

IMG_1899

 

Aún tienen reciente su paso por el Festival de Cine Europeo de Sevilla y su expresión denota cansancio e ilusión. En la ciudad hispalense participaron en la sección Resistencias, que premiaba la creatividad. Su película “Pás a Gèneve” es un relato íntimo del verano del 2011, donde a través de lo personal se proyecta lo universal y el momento presente. Quizás por eso resulte tan atrayente.

 

pagposter-def-typo

 

El pasado noviembre cogieron un tren hacia Sevilla sin muchas expectativas. Allí, la fortuna y el poderoso atractivo visual y conceptual de “Pas a Genève” llevaron a varios críticos de prestigio ante la proyección del film. Les hechizó su puesta en escena y su realismo intimista. No pararon de bendecirla por los corrillos de entendidos en el festival. “Uno de ellos nos citó entre las mejores películas del festival y nombró como el momento del festival al coloquio de después de su proyección. La verdad es que estuvimos muy sueltos porque teníamos muchas ganas de hablar de la película. Debimos transmitir ese buen rollo de alguna manera”. Esas buenas sensaciones aumentaron el interés por la película.

 

5717_g1 (00060)

 

Tras su paso por Sevilla, “Pas a Genève” se expuso en la Cineteca dentro del magnífico festival Márgenes. Tuvo una muy buena acogida y posteriormente pudimos disfrutar también de una proyección y una charla en la ECAM ante alumnos y maestros de cine.

 

Después de dejar atrás una exhausta agenda, este 2015 llega con nuevos propósitos más hedonistas, como los de Gabriel Azorín, director de “Pas A Genève”. “De momento, ya estoy colmado de mis ansias de generar imágenes. Estoy centrado en otros propósitos.” Carlos, su compañero en colectivo puntualiza: “Parafraseando a un director argentino, Gabriel es el mejor director de Madrid para tomar vinos”.

 

14_g1 (00139)

 

El colectivo se encuentra en estos momentos en un periodo de merecido descanso. Quieren disfrutar de ese momento “interesante” de “exponer tu trabajo a la opinión de los demás. Nos hemos encontrado de todo, desde gente que no la entiende hasta gente que apreciamos mucho su opinión y que le ha encantado. Lo que más nos motiva es que no está dejando indiferente a nadie”.

 

Gabriel recuerda el esfuerzo de llevar tres años trabajando en la post-producción de “Pas a Genève”. “Ha sido un trabajo agotador, no ha sido un curro de diario pero si de meterle muchas horas durante mucho tiempo. La película está grabada en 2011 y por el camino he estado trabajando en publicidad y además rodé dos cortos. En muchas ocasiones no recibes la necesaria recompensa o se trata de recompensas muy puntuales.” “¿Hay recompensas?”, se pregunta Carlos. “Cuando haces películas sin dinero todo es mucho más difícil. Te dejas muchos amigos en el intento”.

 

Rodar cine de calidad en este país es un asunto complicado. El problema, nos recuerda Gabriel Azorín, es la ausencia de presupuesto en ciertas fases del proyecto. “Cuando llega el momento del sonido estás jodido. Es ahí donde palmas la pasta. La grabación de mi último corto no ha tenido necesidad de financiación hasta ese preciso instante. Lo hice con unos colegas grabando con móviles pero ahora es cuando encontramos los problemas para poder pagar a alguien que trabaje el audio. Todo el mundo parece entender de foto pero con el sonido es diferente. Hay mucha demanda para tan pocos técnicos realmente cualificados”. Jorge puntualiza que “el sonido pertenece a esos pequeños detalles detrás de cada película a los que nadie presta atención pero que son fundamentales y que además le ofrecen mucha personalidad al conjunto”.

 

Abandonamos el cine de Lacasinegra para analizar lo que ha dado de sí la escena nacional este pasado 2014. Pasamos revista a “La isla mínima” y al “El Niño”: “No entiendo a la gente que piensa que ‘La isla mínima’ es la ostia y ‘El Niño’ una mierda, porque ambas son muy similares. Tampoco entiendo por qué se eleva la entidad intelectual de una película por su bonito envoltorio”. Pasamos a la comedia, María resume su estado actual a través de la impresión que le dejó el taquillazo de “Ocho apellidos vascos”: “El nivel es tan triste que año a año consiguen que baje aún más”. En el panorama internacional nos embarcamos en un debate acerca de “Jauja”, del cineasta argentino Lisandro Alonso. El abanico de opiniones sobre el ritmo pausado del film van desde “coñazo” a “brillante”.

 

22_g1 (00075)

 

Nos marchamos del Mahón, situado en una fría plaza del Dos de mayo, tras haber conocido mejor a ese otro cine español que yace escondido esperando a ser descubierto. Un cine de nueva generación que explora nuevas formas de expresión y se afianza en narrativas diferentes en una ciudad demasiado anquilosada en viejos clichés. Nos ha servido para entender que el fracaso de nuestra generación no es un problema de talento, sino de oportunidades.

18 mayo 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Contactos


La Pantalla recuerda el Mayo del 68 con “Contactos” (1970), dirigida por Paulino Viota, una de las primeras películas indies del cine español.


17 abril 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Duerme, duerme mi amor


La Pantalla cierra su homenaje al director Francisco Regueiro con una de sus comedias negras más críticas y arriesgadas: “Duerme, duerme mi amor”.


14 marzo 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Entierro de un funcionario en primavera


Una comedia negra de los cincuenta de serie B, tirando a Z, dirigida por José María Zabalza realizada con la premura de un presupuesto escaso.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *