Cosmen Adelaida contra el amor que nunca muere

Tras la marcha de Beatriz Page y Marcos Domínguez, el grupo madrileño toma la delantera y regresa con un nuevo disco, La foto fantasma. Un vibrante trabajo sobre la dificultad de olvidar el amor perdido que presentan este viernes 16 en la Sala Siroco. Por Raúl Acín.


16 mayo 2014

Cosmen-Adelaida

 

“La más profunda de las emociones no es el amor. Es la nostalgia”, se dice en Air (2008–2010), el cómic de G. Willow Wilson y M. K. Perker. Ésta, la nostalgia, y los sentimientos de miedo, pérdida, incomunicación o vacío son los grandes protagonistas del segundo largo de esta banda formada por Nacho de la Hoz, Javier Egea y Elisa Pérez entre las mañanas en la facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid y las noches en el Wurlitzer Ballroom, el Wurli.

 

No puedo decir con seguridad cuándo comencé a escucharlos, pero, desde luego, Diana Cortecero, de La Fonoteca, tuvo que ver en ello. Y ya entonces, tanto en las maquetas grabadas en el local de ensayo por Brian Hunt y Álvaro Fraile como en el posterior miniLP 7 picos (El Genio Equivocado, 2011), había varias canciones –SupermercadoSi quieres, salgo…– que capturaban las adicciones y dependencias emocionales de una generación que, en otros ámbitos, han reflejado obras como, por ejemplo, Frances Ha (Noah Baumbach, 2012) o Her (Spike Jonze, 2013). La foto fantasma (El Genio Equivocado, 2014) vendría a confirmar ese estado de las cosas, pues, siendo como es un álbum recorrido por la pérdida –empezando por la de Page (teclados) y Domínguez (bajo), que han sido sustituidos por Javier Carrasco (Templeton, Betacam, Rusos Blancos) y Luis Fernández (Los Claveles, Juventud Juché)–, buena parte de sus temas hablan de personas que, tras sufrir una ruptura amorosa, viven colgadas en plena pausa, enredadas en los recuerdos: “No se está tan mal / esperando a que me llames / Y si no me llamas, pues tampoco estará mal”, llegan a decir en Copenhague, himno noise–pop para 2014 que remite, en cierto modo, a Odio París (precisamente, su bajista, Álex Marull, se encarga de los teclados en la cruda Becerro de oro, algo así como una canción de Los Planetas en versión krautrock). O tratando de reescribir el pasado, de liberarse de los sentimientos, hasta el extremo de negarse a sí mismas que han amado, como en la alucinante Dormancia, muy Yo La Tengo: “Dormí durante dos días / y conseguí olvidar tu nombre / Calculo que dentro de un mes, / durmiendo lo que es debido, / ya nunca te habré conocido”.

 

Al igual que sucede en otro disco reciente, Rosi (Templeton), La foto fantasma incluye su propio opuesto: temas como La fantasmaja o incluso El parque –otro de los hits indiscutibles del grupo– parecen la cara luminosa de esa nostalgia, la prueba de que, algunas veces, el amor sobrevive, aun cuando se hubiera extraviado entre miedos, inseguridades y timideces neuróticas. El resultado, producido por Carlos Hernández (Los Planetas, Mercromina, Triángulo de Amor Bizarro), es una amalgama de estilos que van del post–punk al noise, del pop nuevaolero de los años 80 al krautrock, con la idea de describir ese viaje de la incredulidad a la certeza: que las parejas se van, que el amor a veces se queda, y que uno haría lo imposible por reestablecer el vínculo.

 

* Cosmen Adeilada estarán esta noche en la Sala Siroco presentando La foto fantasma junto a Computadora y Betacam, a partir de las 21:30h.

 

cartel

22 febrero 2017 by ANDREA GALAXINA

La telepatía de Lidia Damunt


La cantautora nos cuenta todos los detalles sobre su último disco.


13 abril 2016 by ROCÍO ZARZALEJOS

Perlita, la electrónica del cambio


Electrónica que taladra el hipotálamo. Electropop con guasa que pretende salvar la naturaleza.


01 marzo 2016 by MARÍA ARRANZ

Mad Grrrl Fest


Llega a Madrid el primer festival organizado por mujeres, bolleras y trans, enfocado únicamente a bandas compuestas en su totalidad por mujeres, bolleras y/o trans.



Comentarios:

Añadir comentario
Noir says:

Vivan Los Cosmen!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *