Cuatro historias de la Mariblanca

Es San Valentín y hemos conjurado a la Venus madrileña para preguntarle si la nuestra es una ciudad romántica. Ha dicho que sí, que por supuesto que sí. Por: Diego Parrado.


14 febrero 2014

Sátira del suicidio romántico, de Leonardo Alenza (Museo del Romanticismo, Madrid)

 

Y para muestra, un botón:

 

1. En “La cruda y tierna verdad”, las memorias de José Luis de Vilallonga, se cuenta una historia tristísima que me viene a la cabeza cada vez que paso por el estanque del Retiro. Corrían los años treinta y un señorito había caído rendido ante las sencillas maneras de una de las criadas de su madre, una chica de provincias cuyo corazón no tardó mucho en conquistar. Durante varias semanas, los únicos testigos de su amor fueron las cortinas y cerrojos con que levantaban su escondrijo a la hora de la siesta, pero finalmente fueron descubiertos y la doncellita fue expulsada de la casa. Temiendo que su reputación se resquebrajara del todo, se negó a continuar su noviazgo con el señorito, quien la seguía por todo Madrid y que, no recibiendo ningún caso, fue volviéndose cada vez más melancólico. Tan taciturno andaba, que a su familia le entró miedo de que enloqueciera y terminara de todos modos soltero, por lo que al final no les quedó más tu tía que darle el visto bueno a la pareja. Los dichosos novios se prometieron ese mismo día y quisieron celebrarlo a bordo de una de las barquitas del estanque del Retiro. Por desgracia, la mala suerte no les había abandonado del todo y la barca volcó. La muchacha, que no sabía nadar, murió ahogada y aún hoy puede verse su espíritu flotando en esas aguas, que muchos confunden con la sombra de algún pez. Pero es el fantasma de la novia, celoso de las parejas que reman con mejor fortuna que la suya.

 

2. Del carro de Cibeles tiran dos leones. Son Atalanta e Hipómenes, a quienes la diosa descubrió gozando del amor en uno de sus templos. Como castigo, Cibeles les convirtió en dos leones macho y les condenó a tirar de su carro eternamente, siempre juntos pero sin poder mirarse ni consumar jamás su pasión. No obstante, hay quien dice que cuando los flashes de los turistas ciegan a la diosa, los leones aprovechan para desmelenarse. Ambos son macho, pero eso no es ningún obstáculo.

 

3. La víspera del invierno de dos mil once, los periódicos daban la siguiente noticia: un bombero de 47 años fallecía tras arrojarse por el viaducto de Bailén vestido de mujer, después de apuñalar a su novio en Chueca. ¿Cuántos otros habían dado con sus huesos enamorados en la calle de Segovia? Decenas, cientos. Siempre que cruzo ese puente, me arrimo a las mamparas de cristal que separan a los vivos de los muertos e imagino al bombero desparramado sobre el asfalto, con el vestido abierto sobre el pecho peludo. La peluca debió de caer unos metros más abajo, me digo, y un poco más allá veo que nace el Paseo de los Melancólicos. Recomiendo emprender el siguiente paseo los días tristes: deambular por el viaducto y, venciendo la tentación de medirse con el hueco que deja la mampara de cristal, purgar después las penas en el Paseo de los Melancólicos hasta llegar a la calle Toledo, que le devuelve a uno al centro de Madrid. Cientos de almas solitarias aguardan allí enredarse con la suya. De modo que, ¡anímese, hombre!

 

4. Con motivo del revuelo en Francia por los líos de Hollande, cabe recordar aquellos años del felipismo en los que la política frecuentaba las hojas de la crónica rosa. Por ejemplo: recién separada Isabel Preysler del Marqués de Griñán, un día que había muchos fotógrafos en la puerta de la casa que habían compartido, Miguel Boyer visitó a la filipina tapado con una sábana en el asiento trasero de un coche oficial. Existen fotografías del entonces ministro ataviado como un fantasma, y si uno bucea en las hemerotecas encontrará acusaciones contra Isabel de haber dominado al político con una exótica práctica sexual aprendida en Asia. Boyer y Preysler han permanecido juntos desde entonces, aunque en los últimos días han surgido algunos rumores de crisis en la pareja.

11 diciembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 11 al 17 de diciembre


Arte, mesas redondas, música, mercadillos… Los planes que no te puedes perder esta semana.


04 diciembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 4 al 10 de diciembre


Cine, música, arte… Los mejores planes para disfrutar de esta semana.


27 noviembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 27 de noviembre al 3 de diciembre


Noviembre se va por todo lo alto: los mejores planes para disfrutar de la semana.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *