De Albers a Vanessa Winship

Hacemos un recorrido por algunas de las exposiciones más interesantes que se pueden ver este mes en Madrid. Por Neme Arranz


04 junio 2014

 

josef-albers-3

 

Josef Albers: medios mínimos, efecto máximo
Fundación Juan March
Hasta el 6 de julio

 

La megalítica Juan March ofrece estos días la exposición Josef Albers: medios mínimos, efecto máximo, que constituye la primera retrospectiva dedicada a Josef Albers (1888-1976) en España. Compuesta por más de un centenar de obras y otras piezas –mobiliario, objetos, fotografías y diverso material documental– el plato fuerte de la muestra son quizás los –contamos cerca de 40– “homenajes al color”, la serie más representativa del artista. Albers fue tan fiel al cuadrado como promiscuo con el color; suya es la frase “No hay colores feos, solo mal combinados”. Pequeña pero fascinante es la sección dedicada a sus incursiones como diseñador de muebles. Una parte del recorrido está dedicada a la actividad docente del artista (fue primero alumno y después maestro de la Bauhaus, y también dio clases en el legendario Black Mountain College), y sin duda sus enseñanzas llegan: escribo estas líneas vestida con una combinación de jersey gris y camisa amarilla de total inspiración albersiana.

 

 

 

 

hernan_paganini

 

NORMAL. El Ranchito. Programa de residencias de Matadero Madrid – AECID
Matadero Madrid, Nave 16
Hasta el 22 de junio

 

El Ranchito es un programa de intercambio de residencias entre Matadero Madrid y un centro internacional de reconocido prestigio dirigido a artistas, arquitectos, comisarios, pensadores y otros productores y agentes culturales. Desde hace unos días se puede visitar la muestra Normal donde se presentan los resultados de la última edición; en esta ocasión Matadero ha recibido a cuatro artistas provenientes del centro de residencias Panal 361 de Buenos Aires. 

La exposición estará ubicada en la Nave 16, espacio que ha servido como lugar de encuentro y taller a los ocho creadores seleccionados. Entre las obras, varios trabajos sonoros como el de Massimiliano Cassu (Grupal Crew Collective) cuyo “Demos”, estudio de grabación y producción musical itinerante, permite a quien lo desee componer una canción, grabarla y llevársela a casa en unas horas.

 

 

 

reina

 

Playgrounds. Reinventar la plaza
Museo Reina Sofía
Hasta el 22 de septiembre

 

La exposición parece hacer suya la frase atribuida a la anarquista Emma Goldman: “Si no puedo bailar, tu revolución no me interesa”. Así, la transformación social se presenta aquí inseparable del juego y la diversión y del espacio público, donde tiene lugar todo ello.

El museo ha empleado un modelo curatorial constelar que busca las asociaciones de significado para construir el relato sin atender a la cronología; así, encontramos yuxtapuestos en los cinco bloques temáticos que la articulan –Actualidad del carnaval, Derecho a la pereza, En los desechos del mundo, La ciudad, tablero de juego, Modelo playground– a Vito Acconci, Maruja Mallo, Francisco de Goya o Cartier-Bresson.

Si bien cuesta sentir ni plaza ni carnaval en un espacio tan neutro, la propuesta se vincula de forma asaz coherente a la realidad inmediata a través de una serie de encuentros con grupos y colectivos responsables de proyectos de activación de espacios públicos, a saber: Basurama, El campo de la cebada, Esta es una plaza y 15muebles.

 

 

 

vanessa

 

Vanessa Winship
Fundación Mapfre. Sala Bárbara de Braganza
Hasta el 31 de agosto

 

Muchos nos llevamos un disgusto al saber que cerraba la antigua Sala Azca de la Fundación Mapfre. En este espacio, dedicado a la fotografía, pudimos ver muestras de autores como Manuel Álvarez Bravo, Imogen Cunningham, Eugène Atget o Lisette Model. Ir allí era además una buena excusa para dejarse caer por el distópico y ochentero Moda Shopping en el no menos distópico complejo AZCA (que son las siglas de la Asociación Mixta de Compensación de la Manzana A de la Zona Comercial de la Avenida del Generalísimo, pegadizo nombre). La última expo, muy apropiada para una despedida, tuvo como objeto la obra llena de vacíos y desasosiego contemporáneo de la americana Lynne Cohen. Pues bien: la programación expositiva continúa, aunque en distinto emplazamiento. El 30 de mayo se estrena la Sala Bárbara de Braganza con la exposición retrospectiva de la fotógrafa Vanessa Winship, artista cuyo trabajo tiene una doble naturaleza “entre la indagación documental y la pesquisa íntima”. Allí estaremos.

 

 

13 agosto 2018 by IGNACIO TEJEDOR

Más que una galería, más que una escuela


Programa de estudios de Espositivo.


07 agosto 2018 by IRENE CALVO, ANGELA LOSA

En el estudio de Micol Talso


La autora de la cartelería de Veranos de la Villa habla sobre su trabajo.


25 julio 2018 by NICOLA MARIANI

Pensar en gestos


Marlon de Azambuja desarrolla desde varias disciplinas su práctica artística, basada en un lenguaje gestual que pone de manifiesto la estrecha relación entre arte y vida.



Comentarios:

Añadir comentario
Gasbè says:

Una pena lo de la Mapfre de Moda Shopping. ¡Habrá que visitar la nueva sala!
Gracias por el artículo (y por usar la palabra asaz).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *