Desmenuzando el Zapatagate

Algunas reflexiones sobre el caso de los tuits de Guillermo Zapata. Por Filósofa Frívola


15 junio 2015

Durante la redacción de este artículo, cuyo objetivo era poner orden en el totum revolutum de debates que había en torno a aquellos maravillosos tuits, Zapata dimitió como concejal de cultura, y dio una rueda de prensa en la que se excusó y explicó sus razones: no perjudicar. Sirva este texto, pues, para futuras ocasiones similares. Desmenucemos los conceptos centrales de este asunto tan feo y absurdo y que ha eclipsado la alegría de las madrileñas, que hemos asistido atónitas a una campaña de desprestigio repugnante y sin freno:

 

Límtes del humor y libertad de expresión: quienes han esgrimido estrategias de defensa como “es un chiste tonto”, “qué más da”, “hay cosas peores”, han de saber que esas excusas no nos valen en absoluto. No existe tal cosa como “chiste tonto”. Un chiste, al igual que cualquier otro producto cultural sirve a unos intereses. La libertad de expresión, por otro lado, nos permite soltar gilipolleces como pianos amparados en un sacrosanto derecho. Tienes todo el derecho a hacer chistes poco imaginativos de judíos y crímenes machistas. Ahora, si tienes algo de conciencia, fíjate desde qué posición lo haces y con qué objetivo. Si vas a ser un servidor público en un nuevo régimen que pone en la cúspide de sus prioridades el tema de los cuidados, los chistes de este tipo no tienen cabida. Hace 5 años, pues igual sí, aunque no tuvieran gracia, aunque Zapata solo intentara arrojar luz sobre la pertinencia del humor negro, sus límites, etc. Quizás solo se trataba de un civil diciendo tonterías o defendiendo a un colega que dijo una absurdez en tuiter y le echaron de un periódico. Hablo de Nacho Vigalondo, claro. Ese Vigalondo del que hoy disfrutamos, feminista militante, respetuoso y escuchante, quizás no habría sido posible sin estas enriquecedoras discusiones sobre libertad de expresión y límites del humor. Y, al igual que con el caso de Nacho, he seguido de cerca la evolución de Guillermo desde 2011. Siempre ha sido un activista comprometido y luchador. Quizás cometió una torpeza por la que está pagando ahora. Y como ocurre con esos criminales rehabilitados que tienen que entrar en prisión años después con la vida rehecha, Zapata ha sido víctima de un sinsentido supino, pagando por unos pecados que en realidad ni fueron tales si contemplamos el contexto. Volveremos a este punto más adelante.

 

Responsabilidad política: no, tampoco vale lo que estoy leyendo mucho al estilo de “Mira, este del PP que hizo el chiste de ‘Van un moro, un gitano, un negro ¿quién conduce? Un policía’, y este no dimitió”… Soy de la opinión de que al amigo hay que exigirle más que al enemigo. Que el PP suelte barbaridades que quedan impunes no convierte a las barbaridades que sueltan “los nuestros” en bondades. Está muy bien señalar el doble rasero, pero hemos de ser exigentes con quienes nos han prometido un mundo nuevo. Zapata ha dimitido. Me resulta tristísimo y hasta cierto punto una concesión a los malos que puede sentar un precedente funesto, pero por otra parte tengo la sensación de que podremos confiar en este gobierno, formado por personas a las que cualquier asunto, por estúpido y nimio que sea, les afecta hasta el punto de tomar la decisión de dimitir para no perjudicar al común. Zapata ha demostrado que no le importaba el sillón. Es una pena, pero por otro lado es un zasca magnífico: “¿veis? Nosotros sí somos conscientes de que ostentar un cargo público conlleva responsabilidades” es lo que yo he entendido. En cualquier caso, caer en la trampa de los medios y la oposición es peligroso, y además servirá de poco. Ocurrirá lo mismo con la “suplente” del que dimite. Encontrarán más mierda y ¿dimitirá? ¿Así hasta el infinito? ¿Hasta llegar a un concejal que sea la Inmaculada Concepción? Tener principios es, desde luego, una pesadez. Queremos hacerlo mejor que la derecha y llevar vidas ejemplares, lo cual es imposible. Si seguimos por este camino acabaremos por no hacer nada, y la victoria que tanto nos ha costado lograr se hundirá en las arenas movedizas de la pureza y la virtud medidas con la vara de un enemigo corrupto y despiadado.

 

Evolución ideológica personal: los tuits son de hace cinco años. Me pondré a mí de ejemplo porque me tengo a mano: hace 5 años empleaba el término “feminazi” en serio. Creía en la socialdemocracia y gritaba “policia únete”. Si rebuscáis entre mis tuits de 2012 os encontraréis probablemente con cosas mucho peores que las de Guillermo. Sin embargo, hay gente que considera legítimo rescatar unas palabras de hace 5 años y hacer pagar a un hombre que ya no es el mismo que escribió aquello. El porqué es muy sencillo: se trata de fundamentalistas a los que, al ser incapaces de evolucionar ellos mismos, les resulta imposible imaginar este escenario para otras personas. Las que seguimos a gente como Guillermo o Vigalondo (que tiene un lugar de honor en este embrollo, a su pesar) hemos disfrutado viendo como sus sensibilidades cambiaban poco a poco. Les hemos visto convertirse en feministas militantes convencidos, aún con alguna arista que pulir, pero siempre abiertos al diálogo y al aprendizaje. “Nunca saques a relucir el pasado de una persona que intenta mejorar el futuro”, leí una vez en esa fuente de sabiduría que es tumblr. Pues eso.

 

Descontextualización: esos tuits del año de Maricastaña han sido, para más inri, utilizados de forma aislada, sin proporcionar el contexto en el que entenderlos, en una maniobra típica de los medios que, incapaces de encontrar mierda en el presente tienen que recurrir a horas de investigación en las cuentas de tuiter de nuestros frescos concejales. Lo que Guillermo pretendía con esos “chistes” (con menor o mayor torpeza) era señalar todo lo contrario. No suelo justificar ningún chiste de este tipo, y va a seguir siendo así. Pero yo también he intentado hacer ironía de algo y me ha salido el tiro por la culata. Nos pasa a todas las que abrimos la boca, la verdad. Nos equivocamos. Ese tipo de chistes, de los que ahora reniego, me parecen completamente innecesarios e incompatibles con ciertas ideas, pero entiendo lo que el autor pretendía, porque he hecho el esfuerzo de buscar y de intentar entender, en lugar de fiarme del presentador del canal 24 horas, que ha llamado a Zapata antisemita, proetarra… “Es usted peor que Hitler” le ha faltado añadir.

 

A ver. estaba claro que esta victoria histórica no iba a quedar así. Esto no es el eterno país de la piruleta en el que vivir felices y despreocupadas. Lo realmente hermoso es que Zapata, sin tener que hacerlo porque en realidad todo esto es un sinsentido de antorchas y horcas, no sólo ha pedido perdón en rueda de prensa en un ejercicio de responsabilidad, sino que además ha llamado a los “damnificados” por sus chistes para disculparse. Por un lado no deberíamos permitir que el mal perder del enemigo nos dicte cómo actuar. Por otro, esta “crisis” y la reacción tanto de Zapata como de Carmena, esa prudencia y esa responsabilidad con la que se ha tratado el caso, dicen muchísimo y muy bueno de cómo será su gestión. Desde luego que pinta muy bien. No dejemos que esto empañe nuestras ilusiones. Que no nos paralicen las “crisis” de un Ayuntamiento al que ni siquiera le ha dado tiempo de tomar sus primeras medidas.

 

Espero que este desmenuzamiento sirva para futuras circunstancias similares (desgraciadamente sabemos que las habrá). Esto es la guerra, y los niños que se han quedado sin caramelo están rabiosos. No permitamos que nos contagien.

 

Un beso enorme a Guillermo si me lee. Sé lo mal que lo debes de estar pasando, pero tienes el cariño y respeto de quienes, aunque muchísimas veces discrepemos, te conocemos, de quienes te hemos visto crecer, cariño que, al contrario que el cargo, nunca perderás por un desliz del pleistoceno.

11 diciembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (II)


Las criaturas urbanas tenemos un grave problema con respecto a la vida en la campiña, y es que nuestras mentes son tarros rebosantes de clichés cinematográficos.


10 noviembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (I)


La huida de Madrid, para que sea efectiva, debe hacerse al campo. Esta es la única posibilidad de desanudar temporalmente el vínculo con la capital.


21 octubre 2015 by REDACCIÓN

El futuro ya está aquí


Hoy, 21 de octubre de 2015, Marty McFly habría llegado al futuro. ¿Cómo se celebrará en Madrid este día de homenaje a “Regreso al futuro”?



Comentarios:

Añadir comentario
Rafa says:

Guillermo Zapata es ahora el paradigma del futuro que espera detrás de algunas redes sociales. Por 140 letras mucha gente se está enfangando… y lo seguirá haciendo salvo que comprendamos la idiocia a que someten estas prácticas de comunicación. 140 signos más o menos bien juntados, forman unas frases que pueden ser provocadoras, irreverentes, en realidad las más estúpidas porque no aportan nada nuevo, al revés restan conocimiento. Políticamente correctas o incorrectas, o directamente estúpidas, estas 140 letras seguirán valiendo más que la intimidad, la reflexión, la prudencia, la cultura y el valor de las ideas bien expuestas. Seguid así, gentes del poco decir, pero, por favor, no habléis de un mundo nuevo o de otra forma de vida, es la estulticia la que inspira estos tiempos y muchos se han subido, y subirán, a ese carro… al menos crearemos puestos de trabajo para los profesionales de la intromisión en la vida de los demás…

Mari Paz says:

Increíble el doble rasero y la hipocresía de Luzhilda, además de escribir cada vez peor (te lo tienes que mirar, en serio…) hay que ver tus reacciones a cualquier chiste machista o salido de tono cuando no es de tus colegas… en fin, mejor dedicate al horóscopo ese…

Alguien says:

Lúcida y humana como siempre. Un gran artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *