Di_food: gastronomía y diseño

En los últimos años, la unión entre los campos de la comida y el diseño se ha ido generando casi de manera natural. Un proyecto de DIMAD descubre e inventa relaciones entre estos dos ámbitos que congenian a las mil maravillas. Por María Arranz


13 enero 2014

 

 

El trabajo que DIMAD (la Asociación de Diseñadores de Madrid) lleva a cabo desde la Central de Diseño es ya de sobra conocido por aquellos que visitan asiduamente el Matadero. Encuentros como la Bienal Iberoamericana de Diseño o TypoMad se van consolidando poco a poco en la capital y ahora, nos sorprenden con el despegue de un nuevo proyecto que se dedica a explorar las relaciones entre gastronomía y diseño. Di_food se propone favorecer el intercambio creativo entre ambas disciplinas de forma que se contaminen entre sí, dando como resultado experiencias que nos permitan apreciarlas desde enfoques diferentes y que generen diálogos innovadores.
Di_food se creó hace apenas unos meses y por el momento se define más bien como un canal abierto a la experimentación. Hace unos días, tuvimos una breve charla con Pedro Feduchi, doctor en arquitectura, integrante de la Fundación DIMAD y una de las mentes que hay detrás de di_food, para que nos contara un poco más acerca de esta recién nacida iniciativa.

 


 

¿Qué proyectos habéis llevado a cabo hasta la fecha?
De momento, únicamente el proyecto “Tapa como haiku”, con el que arrancamos di_food y que realizamos con AC/E (Acción Cultural Española) en el mes de noviembre en las instalaciones de la Embajada de España en Japón y en el Hattori Nutrition College.
¿Y en qué consistía exactamente?
Nos encargaron montar algo en torno a la exposición “Tapas. Spanish Design for Food” que tuvo lugar en Tokio, luego viajó a Miami y ahora está previsto que vaya a Seúl y a Washington. La muestra se centraba en el papel del diseño en relación con la comida y la gastronomía en España. Así que decidimos montar unos talleres en los que el chef Miguel Ángel de la Cruz y el diseñador Luis Úrculo desarrollaron de manera simultánea sus proyectos, que luego presentaron en un evento final que fusionaba ambos procesos. Ellos se basaron en los conceptos de esencia y brevedad y decidieron interpretarlos cada uno a su manera y dentro de su campo. La idea era lograr transmitir, a través del diseño y de la cocina, lo que representaba una tapa: un pedazo pequeño de comida capaz de conseguir las mayores sensaciones y donde tiene mucha importancia la conservación de la esencia de los sabores fundamentales, frente a otros quizá más grandilocuentes y superfluos. Estas mismas ideas son las que caracterizan a los haikus japoneses, pequeños poemas que condensan en muy pocas palabras la esencia de lo que se describe.
¿Entonces este evento funcionó a modo de palanca para empezar di_food?
Sí, AC/E fueron los que nos dieron la posibilidad de arrancar un tema que llevábamos tiempo queriendo sacar adelante y que consistía en tener una línea de programación en la que estuvieran presentes el diseño y la gastronomía. Después de los talleres en Tokio, pensamos que no podíamos quedarnos sólo en eso, sino que queríamos crear una plataforma que pudiera amparar todo lo que tuviera que ver con las relaciones entre estos dos campos. Y así fue como surgió di_food.
¿Y por qué pensáis que estos dos conceptos encajan tan bien? ¿Qué relaciones existen entre ambos?
Creemos que estas dos disciplinas forman un tándem muy bueno y son muy propicias para que entre ellas se produzcan ciertas sinergias. El diseño tiene una vertiente creativa muy similar a la de la gastronomía, los dos campos logran trascender lo puramente funcional aplicando soluciones creativas: del mismo modo que la gastronomía se eleva por encima de la necesidad de alimentarnos otorgándole una dimensión más amplia a la comida, el diseño también está por encima de la funcionalidad de los propios objetos. Además, la gastronomía es un campo verdaderamente creativo y de una naturaleza muy abierta. Antes, cuando hablábamos de comida fuera de nuestras fronteras, lo que nos gustaba era siempre lo de nuestro propio país, como una especie de defensa de los valores propios. Ahora sucede todo lo contrario: la gente quiere probar cosas nuevas, hay una apertura de visión, de mente y de paladar. Sin olvidar que, además, la cultura española ha hecho grandes aportaciones en lo que a diseño aplicado a la gastronomía se refiere.
¿Y crees que se trata de una moda pasajera o de algo que perdurará en el tiempo?
Creo que perdurará, todas estas cosas nos han abierto los ojos y veo muy difícil volver hacia atrás. Seguramente tenderemos más hacia la especialización y a una mayor experimentación.
¿Y ya tenéis próximos eventos en mente?
De momento no tenemos nada cerrado, todavía estamos contactando a gente para poder ir dando forma a algunos proyectos. Estamos abiertos a hacer cosas tanto aquí, en la Central de Diseño, como fuera de ella y en cualquier formato: talleres, encuentros, presentaciones, banquetes, conferencias… ¡Justo acabamos de arrancar!
Y a partir de ahora, nosotros les seguiremos muy de cerca para ver en qué se materializan estas íntimas relaciones entre diseño y gastronomía… Stay tuned!

05 julio 2016 by SABINA URRACA

Llegan a Madrid los bares de leche con cereales


  Una octogenaria pasa junto al puesto de Cereal Lovers, en el corazón del Mercado de Antón Martín, y lanza un:   “Ya no saben qué inventar…”.   Para una señora cuasicentenaria, más familiarizada con las sopas de pan con …


18 mayo 2016 by DAVID ARIAS

Comer con arte


Abre en Chueca un nuevo restaurante que combina un renovado concepto de gastronomía castiza con arte urbano. Así es Mitte.


11 marzo 2016 by DAVID ARIAS

Mapa de la cerveza artesanal en Madrid


Artesanía birrera made in Madrid.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *