Diccionario para buscar piso en Madrid

¡Que nadie te engañe! Las mentiras más comunes a la hora de alquilar un piso en la capital. Por David Linares


12 febrero 2016

Foto: Nicolas Vigier.

Foto: Nicolas Vigier.

 

¿Qué quiere decir que un piso es “muy coqueto” o que está “casi nuevo”? ¿Cuál es la interpretación real de “comunidad de vecinos muy tranquila”? Encontrar casa o habitación en una ciudad tan grande como Madrid es una tarea difícil, sobre todo si lo haces por primera vez. ¡No dejes que te tomen el pelo! Aprende a traducir los anuncios de las webs de búsqueda de piso con este diccionario callejero.

 

Ático.

 

No te hagas ilusiones porque, normalmente, no te vas a encontrar con un apartamento que tenga una gran terraza en la que tomar el cálido sol madrileño. Estará en la última planta, eso sí, pero será un quinto sin ascensor. Los techos serán tan bajos que tendrás que caminar encorvado como Chiquito de la Calzada en sus mejores tiempos.

 

Buhardilla.

 

Suena romántico pero cuidado cuando estés buscando una porque suelen ser bastante incómodas. Al llegar allí, es posible que descubras que la estancia es un laberinto de vigas de madera del que no sería capaz de escapar ni Jennifer Connelly. Más de la mitad de las buhardillas de Madrid antes eran un desván o un palomar.

 

Casi nuevo.

 

Buen intento, aunque en realidad significa casi viejo: las puertas no encajan bien, la alfombra del salón esconde marcas en el parqué y las tuberías están a punto de convertir la cocina en el pantano de San Juan. Seguro que la instalación de fontanería no se revisa desde la época de Franco, de ahí lo del pantano.

 

Foto: Nicolas Vigier.

Foto: Nicolas Vigier.

 

Coqueto.

 

¡Alerta! ¡Desconfía! Cuando un piso es muy coqueto quiere decir que es pequeño, muy viejo y tiene unos muebles de Ikea con una inquietante combinación de colores.

 

Comunidad de vecinos muy tranquila.

 

La vecina de arriba tiene 97 años y vive con su gata, el vecino de abajo es un jubilado que está enganchado a la petanca y la señora de enfrente acumula facturas de Santa Lucía en el buzón y hace seis meses que nadie la ve. En eso tienen razón, la comunidad de vecinos es muy tranquila… Y, probablemente, dentro de poco lo será un mucho más.

 

Dúplex.

 

Cuando leas que se alquila un dúplex que sepas que se refieren a un apartamento con un claustrofóbico altillo en el que han colocado un colchón a ras de suelo. Ideal si quieres sentirte como una de las protagonistas de “Vis a Vis”. Siempre que estés en un altillo, te recomiendo escuchar canciones de Najwa Nimri.

 

Edificio histórico.

 

Más que histórico, yo diría que el edificio es viejo. Las escaleras están desconchadas y en el portal está saliendo un inquietante musgo causado por la humedad. Si cavas en el patio interior puede que encuentres huesos de dinosaurio o la partida de nacimiento de Álvarez del Manzano.

 

Ideal parejas.

 

Para ocupar un piso de “ideal parejas” conviene estar delgado y querer mucho a la persona con la que vas a vivir. Por lo general, todo será pequeño incluida la cama del dormitorio.

 

Lo alquilo por motivos personales.

 

La vecina de al lado es una arpía y es probable que ya haya salido en “Callejeros” por sus trifulcas con otros vecinos. Si te va la marcha y eres fan de Álex de la Iglesia, está es tu comunidad.

 

Loft.

 

Todas las casas de estancia única ahora se llaman loft. No esperes un gran apartamento diáfano con grandes ventanales porque, por lo general, te hallarás ante un pequeño estudio de una única estancia en la que puedes freír un huevo desde la cama. Que por otra parte, es una ventaja.

 

Luminoso.

 

La única ventana de la casa está en la cocina y da a un estrecho patio interior. Eso sí, el casero ha colocado tantas lámparas en la vivienda que es posible que te plantees el cultivo doméstico de marihuana.

 

Mejor ver.

 

Si en las fotos ya te parece horroroso, ¿para qué vas a perder el tiempo? Si un anuncio no tiene unas buenas fotos, o directamente no tiene, es que la casa no merece la pena y que el casero es un desastre. ¡Huye!

 

Muy bien comunicado.

 

El piso tiene portero automático, cobertura 4G, teléfono fijo, y una conexión wifi que da gusto pero, eso sí, olvídate del transporte público. El metro más cercano está a cinco kilómetros y el único autobús que pasa por tu calle es el que recoge a los aficionados de la peña Atlética del barrio cuando van al Calderón. Recomendado para runners o señoras que salen a andar.

 

Para entrar a vivir.

 

El casero te ha dejado un montón de muebles y trastos viejos que no ha tenido narices de llevarse. La mesa del salón cojea y la nevera hace un ruido tan raro que parece un concierto de Björk.

 

Urge alquilar.

 

Esto siempre huele a chamusquina. ¿Urge alquilar? ¿Por qué? ¿Te vas del país? ¿Necesitas dinero rápido? ¿Te paso el alquiler en un sobre? ¿Quedamos en la calle Génova? Mira, no.

 

Zona tranquila.

 

La casa está en un polígono industrial a las afueras de la ciudad y el ambulatorio más cercano pertenece a la provincia de Toledo. Tu verás.

 

Foto: Antoine Pound.

Foto: Antoine Pound.

13 octubre 2017 by REDACCIÓN

Movistar Likes, experiencias exclusivas para personas únicas


Descubre todo lo que tiene preparado para ti Movistar Likes.


13 septiembre 2017 by redacción

El diseño más contemporáneo en MINIHub


Jorge Penadés habla en MiniHub sobre el diseño más contemporáneo.


09 junio 2017 by GERARD VOLTÀ, YOS PIÑA NARVÁEZ (ERCHXS)

Re-volver: anarchivo-radical, delirios LSD y La Lupe


Dos personas dialogan en una sola voz expresando pensamientos, vivencias, opresiones y activismos en torno a lo queer y al VIH.



Comentarios:

Añadir comentario
Elena says:

Lo que me he reido… genial y cierto!!!!

Samuel B. says:

muy bueno, me he reído un montón, recomendaré su lectura a mis amigas que buscan piso… vaya odisea!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *