Dónde invocar al Diablo en Madrid

La nuestra es una de las pocas ciudades del mundo que le ha dedicado una estatua al Diablo. Repasamos algunos lugares de Madrid donde el Maligno hizo de las suyas (o eso cuentan las leyendas…). Por Diego Parrado


24 febrero 2015

Lucifer, por Gustave Doré.

Lucifer, por Gustave Doré.

 

Todo este tiempo reconstruyendo la historia oscura de Madrid y habíamos olvidado referirnos a su principal protagonista: Satanás. El Príncipe de las Tinieblas. Lucifer. Un descuido imperdonable, pues Madrid es una de las pocas ciudades del mundo que ha osado ofrecerle un pedestal al Maligno: todo el mundo conoce la estatua del Ángel Caído que se levanta en el Retiro a 666 metros sobre el nivel del mar; por lo que ¿cómo hemos podido obviar su presencia?

 

También en la calle Mayor, aunque menos conocida, puede verse la escultura de un ángel que ha sido arrojado de los cielos, y el hecho de que en Madrid existan nada menos que dos estatuas del Diablo, no puede juzgarse como cosa extraña, pues Lucifer visitó nuestra ciudad en numerosas ocasiones.

 

Sigamos ahora su rastro azufroso y enmendemos nuestra falta, pues ningún relato de lo oscuro estará completo si no dedica uno de sus capítulos a Belcebú. Este, como veremos, parece tener especial preferencia por la Sierra de Guadarrama a la hora de aparecerse para realizar sus fechorías:

 

1. El Carro del Diablo (Rascafría, Madrid).

La primera visita del Diablo en Madrid está relacionada con la construcción de la antigua y ya desaparecida Catedral de Segovia en el S. XIV. Según cuenta la leyenda, la obra se encomendó a Juan Guas, quien se comprometió a terminarla en un tiempo determinado. Sin embargo, a punto de rebasarse la fecha límite, las torres catedralicias no alcanzaban la altura acordada, y dado que las presiones que le llegaban desde palacio eran cada vez más fuertes, el arquitecto decidió hacer un pacto con el diablo: su alma a cambio de terminar a tiempo la catedral. El Diablo aceptó con mucho gusto el acuerdo y fletó cientos de carros que iban llegando cargados de piedra a Segovia desde la Sierra de Guadarrama. Pero cuando faltaba el último cargamento, Guas se arrepintió y decidió romper su pacto. De manera que el último carro quedo completamente petrificado en el Puerto del Reventón (Rascafría) sin llegar nunca a su destino, impidiendo que las torres quedaran terminadas. Otra versión vincula el Carro del Diablo con la leyenda del Acueducto de Segovia. Según esta, una criada ofreció su alma al Demonio a cambio de no tener que ir todos los días a por agua con su cántaro. Lucifer aceptó construir un acueducto en una sola noche, pero cuando transportaba en su carro la última piedra de la obra, le sorprendió el amanecer y quedó petrificado. El hueco que quedó libre en el Acueducto fue ocupado por la estatua de la Virgen de la Fuencisla.

 

2. La Pisada del Diablo (San Lorenzo del Escorial, Madrid).

Nuevamente en la Sierra, en la finca conocida como Los Ermitaños, el Diablo volvió aparecerse para cobrarse el alma de otra joven. Se trataba de una humilde muchacha llamada Martiña, a la que el Diablo ofreció toda clase de bienes terrenales si renegaba de la Virgen de Gracia, de la que era muy devota. Pero la joven se negó, y el Demonio, harto ya de chocar una y otra vez contra la inquebrantable virtud de los españoles, saltó enfurecido sobre una piedra y provocó una gran explosión, lo que explica el cráter semejante a una huella de talón que hay en la referida finca.

 

3. Monasterio de El Escorial.

No hay sitio en Madrid más estrechamente relacionado con el Diablo que el Monasterio del Escorial. Al parecer este sitio fue construido por Felipe II con el secreto objetivo de tapar una de las puertas del infierno que había en el mundo, y para proteger esa puerta y boicotear las obras del monasterio, cuentan que el Diablo envió un descomunal perro negro. El animal aterrorizó a los obreros hasta tal punto que el propio Felipe II ordenó que se atrapara a la bestia, lo que finalmente logró un obrero que lo cazó y colgó de una de las torres del monasterio con su cinturón. Sin embargo, los aullidos del perro siguieron oyéndose durante años, y fue precisamente ese sonido el último que escuchó Felipe II antes de morir.

 

Foto: Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Foto: Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

 

4. Cervera de Buitrago.

Tal vez por la cercanía de esa puerta del infierno, son muchos los fenómenos extraños que han sucedido en la Sierra de Madrid. Entre todos destacan los casos de polidactilia que se dieron en un pueblo de esa zona: Cervera de Buitrago, donde numerosos vecinos nacieron con seis dedos en manos y pies a principios del S. XX. Como bien es sabido, tal número de dedos ha sido visto muchas veces como un signo de la influencia del Diablo (en el proceso que se siguió contra Ana Bolena se le acusó de tener seis dedos en la mano izquierda), y no es casualidad que en la tradición de Cervera exista la leyenda de un individuo de aspecto extraño y ataviado con ropajes negros que se dejaba ver en el pueblo antes del nacimiento de niños con seis dedos.

 

estampa

 

5. Puerta del Sol.

También en pleno centro de Madrid el Diablo ha hecho de las suyas: durante las obras de la Casa de Correos a finales del S. XVIII, varios de los obreros aseguraron ver a Lucifer entre los andamios. Sospechando que el edificio estaba maldito, muchos abandonaron el proyecto, y finalmente hubo que contratar los servicios de un sacerdote que bendecía cada día la obra. Una segunda historia cuenta que un pérfido capitán francés y veinticuatro soldados se refugiaron en la Casa de Correos durante la Guerra de la Independencia. Los madrileños cercaron el edificio y terminaron apresando a los soldados; del capitán, sin embargo, no había ni rastro, así que mandaron llamar a los relojeros para que desarmaran el famoso reloj de la torreta pensando que estaría escondido dentro. Pero allí solamente encontraron un ratón, del que se dedujo que no era sino el capitán disfrazado, a quien el Diablo, enemigo de la España católica, debía de haber echado una mano.

25 septiembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 25 de septiembre al 1 de octubre


Apuramos los últimos días de septiembre con los mejores planes de la semana.


18 septiembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 18 al 24 de septiembre


Arte, música, cine, cultura… Con todos estos planes, esta semana no te querrás quedar en casa.


11 septiembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 11 al 17 de septiembre


No te pierdas los mejores planes de la semana: cine, arte, charlas, conciertos…



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *