El cine del pueblo

Las salas del Zoco Majadahonda siguen vivas gracias a sus vecinos. Así ellos pueden disfrutar del cine en versión original al noroeste de Madrid. Por María Aller


10 marzo 2015

IMG_3605

 

El pueblo unido jamás será vencido, sobre todo si es por defender buenas causas, como la cultura. Más concretamente por el cine se movilizaron varios vecinos de Majadahonda en 2013. La crisis económica había hecho cerrar varios cines Renoir, entre ellos el que se encontraba en esta localidad de Madrid. Inmediatamente un grupo de ciudadanos se constituyeron en plataforma, de ahí salió la Asociación con un proyecto: crear un cine sin ánimo de lucro, asequible al bolsillo del espectador y haciéndole partícipe de los eventos.

 

Y ahí siguen al pie del cañón. El cine aporta lo que no se encuentra en las salas de los bulliciosos centros comerciales, la opción más típica en las ciudades de la periferia de Madrid. Pero este municipio tiene la balanza de la oferta fílmica equilibrada.

 

Tras este primer año, el proyecto se ha consolidado. “Hemos conseguido un modelo de negocio que es un híbrido entre asociación cultural y taquilla”, asegura Javier Asenjo, vicepresidente de la Asociación.

 

Ahora toca que los socios renueven; y lo están haciendo. En el primer año se consiguieron 1.450 afiliados “El proceso va un poco más lento de lo que nos gustaría. La gente es un poco cómoda, y hasta que no se acercan al cine no renuevan, y allí recordamos que lo hagan. Es un goteo, pero estamos en cifras que hacen que el segundo año no vayamos a tener problemas a nivel económico. Sólo ha habido  unos cinco socios diciendo que no van a renovar”, afirma.

 

IMG_3634

 

Sin embargo, siempre hay miedos, ya que las renovaciones son cruciales. “El cine sin socios no sobrevive”, asegura. “El primer año los números han permitido un pequeño colchón, pero ahora necesitamos prácticamente la cifra del año pasado. Alrededor de 1.300 sería perfecto”.

 

El público objetivo que asiste es adulto, tiene alrededor de 50-60 años y con un nivel económico y cultural alto. “Poco a poco intentamos atraer a gente joven con la programación y precios bajos –ofrecen rebaja a los menores de treinta años algunos días- y cada vez están haciendo más actividades para atraer a un público más variado. Los jueves tienen la cita llamada “Directores en el Zoco”, con visitas de los realizadores que presentan sus películas a estrenar. Y siguen mejorando sus propuestas. “De hecho vamos a empezar a hacer cine infantil para atraer al público familiar –explica Asenjo– fue una de las demandas que nos hicieron los socios al abrir, y es ahora cuando hemos podido llegar a un acuerdo con una distribuidora con contenido y que nos ponen condiciones viables”, explica.

 

Los cines están a poca distancia de un centro comercial, el Equinoccio. Competir con las películas que se ofertan allí es difícil porque “los padres llevan a merendar a los niños, luego al parque de bolas y luego al cine”. Pero no se sienten competencia ante la gigantesca opción de ocio. “Convivimos de una manera maravillosa con ellos. Yo de hecho conozco a gente que programa en los cines, y desde el principio no ha habido ningún problema en absoluto. Además –continua Asenjo- nuestras carteleras son muy distintas: el suyo es cine más comercial y nosotros tiramos por la línea de los Golem, los Verdi, etc.”

 

IMG_3625

 

La idea no fue pionera. Los Zoco salieron emulando a otro Renoir que agonizaba, y que ahora es el CineCiutat, de Palma de Mallorca. “Tenemos una colaboración muy cercana con ellos desde el principio. Nos enseñaron a montar la asociación, todo el tema de los socios. Tanto ellos como Alta Films, los anteriores dueños y gestores del cine. Nos pusieron toda la información encima de la mesa. Ha sido una colaboración por las dos partes muy buena y con su ayuda era más fácil prever lo que podía llegar a pasar”.

 

Como cualquier negocio están pendientes de las cuestiones que les atañen. El mercado, o el IVA cultural. Ante ese aviso de bajada del impuesto, Javier es muy sincero “Cuando lo vea me lo creeré. En la industria se lleva especulando mucho tiempo y no se ha bajado. Lo dábamos por perdido hace tiempo, y justo sale ahora a pocos meses de las elecciones. Para nosotros genial, y para el público mejor, ya que incide directamente en el coste que tiene sobre ellos, pero hay que ver si será cierto”.

 

IMG_3630

 

Mientras, allí sigue la asociación, los socios y sobre todo, los espectadores. Por ellos y para ellos el cine se mantiene. Sin duda este sí que es un ejemplo a imitar como proyecto cultural.

06 febrero 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Si volvemos a vernos


Un drama interracial de 1967.


11 enero 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Me enveneno de azules


El film nunca llegó a los cines. Ahora es considerada una película de culto.


12 diciembre 2017 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: De cuerpo presente


“De cuerpo presente” (Antxon Eceiza, 1967) es una comedia negra, basada en el libro homónimo de Gonzálo Suárez, repleta de guiños a los géneros cinematográficos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *