El espíritu de “Sostiene Pereira”

Hacia dónde dirigir tus pasos para disfrutar de un buen menú del día en el centro de Madrid. Por Marina Sanmartín


05 mayo 2015

Restaurante El Bierzo.

Restaurante El Bierzo.

 

No se llega al Bierzo de forma casual. Rara es la vez que quien aterriza en el comedor de este restaurante, enraizado en la calle Barbieri con la fuerza y los años de las secuoyas, no lo hace guiado por la mano más sabia de alguien que ya estuvo antes allí, que ya fue introducido en El Bierzo por un guía anterior, conocedor del camino y de la existencia de su castizo menú del día. De todas formas, no es la comida (o, mejor dicho, no es “sólo la comida”) el criterio que marcará la pauta de este artículo en el que queremos hacer un breve recorrido, echar apenas un rápido vistazo bajo la alfombra, por algunos de los sitios más atractivos del centro de la ciudad para “comer bien” por menos de 13€; y es que “comer bien”, según el contexto, puede salirse del plato y convertirse en una experiencia cargada de pistas sobre el destino que pretendemos conocer a fondo, en este caso sobre Madrid.

 

comer de menú 1

 

Como El Bierzo, que se caracteriza por la asiduidad de comensales relacionados con la literatura, El Zagal, en la calle Trujillo 7, muy cerca de la plaza de Santo Domingo, forma parte del ADN del barrio al que pertenece y recibe a diario a ese género extraño de turistas integrado por los reincidentes, los que, a fuerza de repetir el viaje, ya tienen media vida asentada en el que inicialmente sólo se preveía un lugar de paso. Los camareros del Zagal no cambian y reconocen a los que repiten visita con una sincera alegría que siempre se agradece, porque hay algo de pequeña salvación en el hecho de que, justo cuando nos hallamos rodeados de desconocidos, recuerden nuestro nombre mientras nos sirven una caña bien fría y nos recomiendan pedir cocido, si es miércoles, o decantarnos por la ensaladilla rusa o el codillo, por las mollejas con patatas (para chuparse los dedos) o las costillas a la parrilla.

 

En un mostrador estrecho muy cerca de la caja, frente a los enormes ventanales que dejan pasar la luz, se expone en El Zagal la tarta del día; y a los clientes les gusta llegar y descubrir cuál es, aunque no tengan intención de comerla (o sí), como en esas películas en las que los establecimientos y sus rutinas se convierten en testigos sabios del paso del tiempo y lo sobreviven.

 

El Zagal _ Comer de menú 2

El Zagal.

 

Muy parecido es lo que pasa con el Puerto Rico, en Chinchilla 2, a un paso de la Gran Vía, un local con no más de quince mesas idénticas, para cuatro, con manteles azules de tela, protegidos por otros desechables, de papel, donde es muy difícil encontrar sitio si ya han dado las dos. La variedad y el ambiente casero son el secreto de su éxito; eso y que por alguna extraña razón no resulta pesada la idea de acudir a diario a comer allí: pollo al ajillo, berenjenas, sesos, sopa “Puerto Rico”… uno se hace experto en su menú sin darse mucha cuenta. Cae víctima de su encantamiento. Lo que también puede ocurrirle al paseante que atraviese las puertas de La Unión (Pelayo, 26), en el corazón de Chueca, o al que, perdido en Azca, temeroso de dar con sus huesos delante de la carta de alguna franquicia, tenga la fortuna de encontrar el camino hasta La City, que sobrevive escondido en Castellana 79, gracias a su menú tradicional, que resulta exótico entre tanta oferta de hamburguesas y pasta “tartufo e funghi”.

 

¿Habéis léido “Sostiene Pereira“? No destripamos la historia si os contamos que Pereira, su protagonista, disfruta en Lisboa de un placer discreto: el sabor de las omelettes a las finas hierbas que pide en el Café Orquídea, donde entabla conversación con Manuel. Las visitas al café, cotidianas, en apariencia insignificantes, se convierten en una parte importante de la novela y proporcionan al personaje fugaces momentos de felicidad.

 

No renunciaremos al “espíritu de Pereira”, eso jamás. Es lo que perseguimos.

05 julio 2016 by SABINA URRACA

Llegan a Madrid los bares de leche con cereales


  Una octogenaria pasa junto al puesto de Cereal Lovers, en el corazón del Mercado de Antón Martín, y lanza un:   “Ya no saben qué inventar…”.   Para una señora cuasicentenaria, más familiarizada con las sopas de pan con …


18 mayo 2016 by DAVID ARIAS

Comer con arte


Abre en Chueca un nuevo restaurante que combina un renovado concepto de gastronomía castiza con arte urbano. Así es Mitte.


11 marzo 2016 by DAVID ARIAS

Mapa de la cerveza artesanal en Madrid


Artesanía birrera made in Madrid.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *