El espíritu y las maneras de Malasaña

La plaza de San Ildefonso: la parte por el todo, un lugar donde se condensa un barrio entero. Por Diana Aller


02 enero 2014

Iglesia de San Ildefonso. Foto: Cvbr (Own work)

 

 

Mi amiga A. lleva en su bolso todo lo que puede necesitar a lo largo del día y de la noche, como todo el mundo. Pero además, ha acuñado un término muy útil: El bolso-resumen: una suerte de kit de supervivencia dentro del propio bolso. Algo así ocurre con la plaza de San Ildefonso: Es la parte por el todo, un lugar donde se condensa el espíritu y las maneras de Malasaña entera.

 

Cuando yo era (más) joven se llamaba “La plaza del Grial”, por el bar de copas que hacía esquina entre las calles Santa Bárbara y San Joaquín, El Grial, después llamado Sideral era un lugar mítico del underground. Hoy el club Sideral es un referente del indie para veinteañeros a primera hora de la noche. Tiene su clientela fija, sus discjockeys de clásicos y novedades y sus visitantes que quedan encantados.

 

La plaza de San Ildefonso cambia mucho según el día, la hora y sobre todo la estación del año. Cuando irrumpe violenta y florida la primavera, el sol baña el asfalto y florecen risas y modernas con sombrero, hipsters de gorra y barba y tardes de urbana acampada temporal: La gente pasa las horas con un pedazo de pizza de L´Isola bella y alguna cerveza fresquita que a saber de dónde sacan los chinos. Porque las terrazas de la plaza están siempre abarrotadas. Porque durante un rato y un lugar, nos podemos abstraer de la crisis y las derrotas. El tiempo se detiene, se pausa y acaricia a los ciudadanos con suavidad. Malasaña es un pueblo libre de hostilidades, y en la plaza se respira la esencia del barrio entero.

 

La farmacia es una farmacia antigua, con artesonados de madera oscura y siempre buenos consejos y amable charla. La papelería es de las más especializadas de Madrid, hasta Cartulinas La Riva, que es como se llama, se acercan rumbosos estudiantes de bellas artes, que, divertidos atrezzan y fotografían la escultura de la puerta de la Iglesia de San Ildefonso. Precisamente la estatua de la estudiante de la plaza es uno de sus rasgos más emblemáticos: Obra de Rafael González, representa una adolescente que, presurosa, porta una carpeta como si acabara de salir de clase.

 

Recoleta y hipsteriana, la tiendita de Nest es un lugar de muy recomendable visita: Posters, letras de imprenta, parches, retales o stickers de pared. Decoración, arts & crafts y un regusto cursi perfecto para equilibrar los supermercados orientales y sucios de alrededor. Le da al entorno el toque femeninamente delicado que tan malasañero parece.

 

Además, la plaza se disfrazó de otro barrio y sirvió de enclave para la película “La estanquera de Vallecas” (Eloy de la Iglesia, 1987) y ha aparecido en varios rodajes de spots y series. Parece otro lugar, porque cada día, cada luz, le sienta de forma bien diferente.

 

Por las noches, las voces de los chinos con carritos de la compra ofreciendo “selvesa” se ahogan entre voces de la chavalería toda y la absurda y constante persecución de las fuerzas del orden.

 

A las 9 menos 5 de cada mañana, las campanas llaman a la Iglesia y muestran un Madrid pueblerino y gris, de rumanos pidiendo, barrenderos, madres que van al trabajo, desharrapados alcohólicos y ciudadanos presurosos.

 

Es una plaza cambiante, rebosante de vida y llena de energías. Pero sobre todo, podría ser un lugar-resumen del “pueblo de Malasaña”.

 

Club Sideral

San Joaquín 9

 

L´Isola Bella

Plaza de San Ildefonso, 5

 

Farmacia Gómez Espariz

Plaza San Ildefonso, 4

 

Cartulinas La Riva

Plaza San Ildefonso, 4

 

Nest Boutique 

Plaza San Ildefonso, 3

 

11 diciembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 11 al 17 de diciembre


Arte, mesas redondas, música, mercadillos… Los planes que no te puedes perder esta semana.


04 diciembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 4 al 10 de diciembre


Cine, música, arte… Los mejores planes para disfrutar de esta semana.


27 noviembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 27 de noviembre al 3 de diciembre


Noviembre se va por todo lo alto: los mejores planes para disfrutar de la semana.



Comentarios:

Añadir comentario
Oscar says:

Y si no recuerdo mal en esa plaza se rodaron varias escenas de Los límites del control, de Jim Jarmusch, hará un lustro aprox.

leisure emperoor says:

Iba a decir lo de la peli de Jim Jarmush también: recuerdo que pasé por allí una mañana y estaban rodando en la terraza del CON HACHE, qué tiempos, 5 años ya?
Mención aparte es el japo que lleva ya un par de aitos allí y buena falta le hacía a Malasaña…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *