El fetish y el gañán

El fetish, Torture Garden y los madrileños.
Por Jimina Sabadú. 


04 noviembre 2013

El cine X de la Corredera Baja de San Pablo cerró hace unos meses y en estos instantes retiran muebles y cascotes para abrir otro gimnasio de alta gama, de los que domicilian los pagos. De esos a los que se va a estar, no a hacer deporte. Con uno en los antiguos Cines Luna, bien al lado, tenemos más claro que nos interesa más nuestro cuerpo que nuestra mente. El desfile Inditex de la Gran Vía también ayuda lo suyo.

 

Alegoría del madrileño frente al un elemento sexual.

 

Aunque no se puede decir que el cine x sea una actividad intelectual, sí es cierto que de haber una actividad que aunase lo físico con lo mental, quizás serían las pajas. Tanto para el señor que va al Parque del Oeste a aterrar a las parejas como para el que iba a este difunto cine X a hacer algo que en casa se hace mucho mejor. Sin embargo, la actividad metasexual de la capital sigue intacta. Metasexual, porque la sexual de verdad sigue siendo una cosa bien para practicar en el calor del hogar, bien para practicar en cuartos de baño concurridos. Hace años tuvimos el Follartour. Luego vivimos un pequeño auge de los locales de intercambio de parejas Entre medias, el Tokyo Decadence pasó por aquí. Ahora tenemos al fin en España una versión del Torture Garden. Para los que no lo sepan, el Torture Garden es una afamada fiesta fetish/BDSM que según dicen, es respetuosa y discreta. Nada que ver con nuestro carácter. Empezando por el hecho de que estoy escribiendo un artículo sobre el particular. En el Torture Garden la gente va de casa ya maqueada. Entra en el local y disfruta de los espectáculos, de la música, y si quiere del sexo en grupo o del sexo en observación. O como le parezca. Nadie fuerza a nadie a nada. En Madrid el objetivo es ese mismo. Hace unos doce años en Barcelona abrieron un local de fetish llamado Blue Room que no duró porque nosotros muy de respetar no somos. Si es duro ir vestida de Halloween y estar en un bar recibiendo las babas de un hombre que no entiende que puede que que quieras pillar esa noche, pero no con él, imaginad lo que es ir a un local donde la premisa es que sí, que se pilla. Aunque sea dentro del marco del BDSM. Antes de haber pisado la edición española, me angustia pensar si nuestro carácter será capaz de dejar sitio a algo así. El fetish/BDSM en Madrid siempre ha estado movido por un grupo muy reducido de personas. Si el pop es un grupo cerrado, imaginen este del fetish. El madrileño confunde el fetish con la idea de la barra libre. El problema quizás sean las fiestas de Nochevieja y las fiestas universitarias, que han instalado en nuestra cabeza el concepto erróneo de que si tú pagas la entrada tienes derecho no sólo a servirte lo que tú quieras, sino a darle la brasa al camarero, al segurata, a las chicas, y a tus amigos. Quizás el momento adecuado para montar una escena sólida de lo que sea – fetish, rock, sea una vez que las endorfinas segregadas en el gimnasio den pie a un poco de esa relajación que se da después de una sesión deportiva bien hecha.

11 diciembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (II)


Las criaturas urbanas tenemos un grave problema con respecto a la vida en la campiña, y es que nuestras mentes son tarros rebosantes de clichés cinematográficos.


10 noviembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (I)


La huida de Madrid, para que sea efectiva, debe hacerse al campo. Esta es la única posibilidad de desanudar temporalmente el vínculo con la capital.


21 octubre 2015 by REDACCIÓN

El futuro ya está aquí


Hoy, 21 de octubre de 2015, Marty McFly habría llegado al futuro. ¿Cómo se celebrará en Madrid este día de homenaje a “Regreso al futuro”?



Comentarios:

Añadir comentario
anonimo says:

No entiendo este artículo… El Torture Garden organizó su primera fiesta en Madrid hace 3 semanas, el 12 de Octubre. Si la autora siente curiosidad por cómo será la versión española de este evento solo tenía que haber ido o si no pudo, leer las crónicas que ha habido al respecto.
Lo de que la gente sale de casa ya maqueada…Pues habrá de todo pero la mayoría de la gente se cambia en el propio local (ir en el metro o en el coche con un arnés y un bozal no debe ser muy cómodo que digamos…)
Con relación a nuestra antólogica falta de discrección y respeto no parece que en la fiesta nadie (ni organizadores ni asistentes) se quejaran a ese respecto, por tanto puede la autora respirar tranquila e ir con sus mejores galas a la próxima que hagan sin miedo a que le hagan fotos con el móvil ni la llamen guarrilla.

bárbara frenesí says:

¿perdona? la gente de la web fetlife (por ejemplo) mantiene un acalorado debate al respecto, algunos de ellos, tras haber ido al torture garden de otros países, se quejan de cómo fue el de madrid. habrá gustos para todo pero el “carácter español” se dejó notar, según testimonios de gente que acudió a tal evento. por cierto, a muchos de ellos ir maqueados desde casa les parecía estupendo y así lo hicieron.

anonimo says:

Sí, a mí también me pareció estupendo ir maqueado de casa y así lo hice. No obstante en el mail de la convocatoria se dejaba claro que cambiarse en el propio local era una opción más que aceptable y parece ser que así se hace en otros T.G. Copio y pego: “Venid cuanto antes. Tened en cuenta que seremos 400 personas o más y TODO el mundo va a cambiarse de ropa, pasar por el ropero… ”

Siento mucha curiosidad por ver cómo se dejó sentir el carácter español en la fiesta. Yo estuve 5 horas allí metido y no vi la zafiedad o gañanería que la autora del artículo nos atribuye a los asistentes pero igual me equivoco. Si puedes poner un enlace al foro donde se discute este punto te lo agradecería.

Galán says:

…pues yo creo que en el post de anónimo y en su anonimato queda claro que la autora tiene toda la razón

anonimo says:

Entonces, ¿si hubiera firmado con mi DNI o con mi nombre verdadero (Galán Gutiérrez) la autora estaría equivocada? mmmm Interesante teoría…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *