El góspel de Harlem se canta en Madrid

La historia de la llegada del góspel a Madrid contada por uno de los coros más antiguos de la capital. Por Rocío Zarzalejos


29 septiembre 2015

Viajar al barrio neoyorquino de Harlem desde Madrid nunca ha sido tan rápido, fácil y barato. No hace falta gastarse un dineral en billetes de avión, ni invertir ocho horas de vuelo, solo se necesita coger el metro hasta la parada de metro de Nueva Numancia. Allí, el corazón de Puente de Vallecas palpita a ritmo de góspel, cuando el Coro Góspel de Madrid arranca sus audiciones en la Iglesia El Buen Pastor. Es la historia de la llegada del góspel contada por uno de los coros más antiguos de la capital.

 

Este año las audiciones han ido bien: han acudido unas 40 personas interesadas en sumarse a las filas del Coro Góspel de Madrid, el primer “mass choir” (coro masivo) de la capital compuesto por unos 60 voluntarios de diversas nacionalidades y que provienen de diferentes iglesias, más una banda completa de música, todos ellos dirigidos por la estadounidense Nancy Roncesvalles. “Hay mucho talento y cada vez más. ¡El góspel está de moda!”, reconoce emocionada la propia Nancy.

 

gospel madrid

 

El góspel, género musical propio de Estados Unidos, está viviendo un momento dulce en nuestro país, comercialmente está suscitando interés y en parte también se ha visto favorecido gracias a la expansión de la Iglesia evangélica, a la que está muy ligado (luego lo veremos), durante los últimos 10 años. “En 2004 había un total de 979 iglesias evangélicas registradas en el Ministerio de Justicia. En 2014, unas 2.103. Este impulso está relacionado con la inmigración, sobre todo de latinoamericanos”, explica un artículo de El País del pasado año. Este apunte lo refuerza también la última exploración de datos recogidos en 2015 por el Observatorio del pluralismo religioso en España, que matiza que entre las confesiones minoritarias, las iglesias evangélicas son las mayoritarias, con un 57,22% del total de los lugares de culto, seguidas por los oratorios musulmanes con un 21,28% y los salones del Reino de los Testigos de Jehová con un 11,18%.

 

El tardío desembarco del góspel en España

 

Pero, aunque como estilo musical esté de moda en nuestro país, todavía hay gente que no sabe con exactitud en qué se diferencia de otras músicas negras y es normal; nunca ha existido tradición y cuando comenzó a extenderse en los años 60 por las iglesias protestantes de Europa, sobre todo en países del norte como Suecia, Alemania o Dinamarca, España se encontraba en plena dictadura franquista y la única religión permitida era la católica.

 

La diferencia entonces de este género frente a otros afroamericanos es el contenido: se trata de música sacra. Hablamos de evangelio cantado que ha adaptado diferentes estilos como el soul, el funk, el blues y ahora incluso se está fusionando con la música latina o el hip hop. “Siempre se ha fusionado mucho, pero lo que marca la diferencia es el contenido y es lo que mucha gente desconoce aquí: que viene y que sale de la Iglesia”, matiza la directora del Coro Góspel de Madrid.

 

 

En España no fue hasta los años 90 cuando el góspel llegó a expandirse con la creación de los primeros coros, siendo 1997 el gran punto de inflexión: “Hicimos un proyecto en 1997 llamado ‘Espirituales 97’, que surgió dentro de la Iglesia evangélica. Formamos el primer Coro Nacional Evangélico compuesto por más de 300 personas y organizamos una gira de ‘black gospel’ por toda España” recuerda con nostalgia Nancy, que entonces hacía labores de ayudante de dirección y de jefe de producción. Cuando se clausuró esta gira ante 2.500 espectadores en el Auditorio Nacional de Madrid, los integrantes de las diferentes regiones de España decidieron seguir de forma independiente, aunque ligados a esta iglesia. En la actualidad y tras la explosión de coros góspel por toda España, se está gestando una federación nacional.

 

Nancy Roncesvalles.

Nancy Roncesvalles.

 

En el caso de Madrid, tras la gira de “Espirituales 97”, la historia del góspel continuó con dos mujeres a los mandos de dos coros: Inside Voices, dirigido por la inglesa Sheilah Cuffy, y el Coro Góspel de Madrid a los mandos de Nancy Roscesvalles. El primero desapareció y ahora su directora continúa el mismo proyecto en París, y el segundo lleva activo desde entonces e incluso ha puesto en marcha otro paralelo dirigido a niños de entre 7 y 14 años: Góspel Kids Connection.

 

Hoy en día, este género ha salido del entorno eclesiástico y solo en la capital se pueden contabilizar cerca de 10 formaciones reconocidas entre las que destacan también Black Light Góspel o Gospel Factory, aunque existen muchas más, según expresa Nancy con fascinación: “Yo me entero cada día de un nuevo coro; uno chiquitín, otro que surge en una parroquia, otro en un centro cultural, gente que no quiere saber nada del mensaje, gente que quiere cantarlo como cristianos… ¡Hay de todo!”.

 

Para Nancy, el góspel expresa mucho de lo que es y de lo que recuerda en su infancia en Estados Unidos. Por eso cuando le preguntamos si hace falta ser creyente para participar en su coro, responde que no, pero también matiza que lo que se transmite a la gente [sin creer] no es lo mismo. “Los afroamericanos vienen aquí y no se pueden creer que haya grupos profesionales que se dediquen a cobrar por esto y sin ser nadie del grupo creyente”. En el caso del Coro Góspel de Madrid, todos sus integrantes son voluntarios y Nancy tampoco cobra por ejercer labores de dirección, actividad que compagina con la de profesora de voz dirigiendo musicales en un colegio americano de Aravaca.

 

gospel madrid 2

 

Coro Góspel de Madrid, 18 años de historia

 

A lo largo de estos 18 años de vida, este coro se ha ido forjando desde cero y ha ido asentando el estilo a base de horas de ensayo y a la sabiduría compartida de más de 40 afroamericanos, entre los que destacan Walt Whitman, Richard Smallwood, Treneice Robinson-Martin, Damien Sneed, Karen Medley, Jamie Williams o Tony y Laurie Brown, que han viajado desde Estados Unidos a Madrid para enseñarles cómo hacer música y para ayudarles con diferentes proyectos solidarios, como la construcción de un pozo de agua potable para Monrovia (Liberia). Entre sus integrantes, hay dos que se mantienen desde el principio y si hablamos de diversidad cultural, por sus entrañas ha pasado gente de casi todas las nacionalidades: japoneses, suecos, alemanes, norteamericanos, españoles, colombianos, cameruneses, nigerianos, dominicanos, portugueses, y un largo etcétera. “Funciona como una familia o una comunidad”, comenta Nancy.

 

Mucho ha cambiado este coro y sus componentes desde entonces, así como el idioma y naturalmente el repertorio, que también ha sufrido modificaciones. Cuando empezaron nadie hablaba ni entendía inglés y Nancy tenía que traducir muchas canciones. “Ahora la gente del coro se me queja si pongo algo en castellano, aunque el público lo agradece muchísimo porque así les llega”, ríe Nancy, quién también desvela que, otro aspecto que agradecen sus fans es escucharles cantar el archiconocido “Oh Happy Day”, canción que a estas alturas ha comenzado a aburrirles.

 

Idiomas que cambian, canciones que evolucionan y nuevos hitos en su historia y es que, otro de los proyectos que ha iniciado este coro y que sirve también para crear cultura góspel en la capital desde la infancia, es la creación de Góspel Kids Connections. Este coro de niños con 4 años de vida, es el sueño de Nancy y del solista principal del coro “de mayores”, el pastor Amos Obasohan. “Siempre hemos soñado con tener un coro multicultural y va saliendo: es muy bonito ver a hijos de inmigrantes nigerianos con niños españoles. Ahora hay también niños de padres de Colombia, de otros países latinoamericanos, de padres americanos… ¡Es muy bonito!”. Educar las voces desde la infancia es la clave para crear buenos cantantes de góspel el día de mañana y buen ejemplo de ello podemos encontrarlo en grandes figuras como Ray Charles, Aretha Franklin, Whitney Houston o Nina Simone, que comenzaron sus carreras en los templos protestantes de Estados Unidos.

 

kids

 

Casi 20 años de vida han dado para mucho, decíamos. Incluso para grabar el pasado diciembre “Confía”, su nuevo CD, o vivir mil anécdotas como el flashmob que realizaron en pleno centro comercial de Príncipe Pío que ronda las 200 mil visitas en Youtube, improvisar el “Oh Happy Day” para una despedida de soltera en pleno retiro antes de ir a cantar a la Feria del Libro de Madrid o formar parte de otro hecho importante en la historia del góspel de España, cuando cantaron unidos a otro coros de la geografía formando el coro “Agua Viva” en la Expo de Zaragoza de 2008 junto a artistas internacionales consagrados como Richard Smallwood o Anna Wiborg.

 

La música, las voces y el espíritu de las iglesias del Harlem se refleja en el Coro Góspel de Madrid, que ya está trabajando a contrarreloj y con las voces nuevas incorporadas en las últimas audiciones, en su siguiente concierto benéfico que tendrá lugar el 24 de octubre en el Teatro Apolo de Madrid. En esta ocasión, recaudarán fondos para ayudar a la Unidad de Mama de HM Hospitales y a sus pacientes y contarán con la colaboración de dos personalidades consagradas del góspel: Damien Sneed, profesor de piano de Aretha Franklin y pianista del New York Jazz Orchestra del Lincoln Center, y con Charrisse-Nelson McIntosh, cantante del grupo Vision de Richard Smallwood. 

 

22 febrero 2017 by ANDREA GALAXINA

La telepatía de Lidia Damunt


La cantautora nos cuenta todos los detalles sobre su último disco.


13 abril 2016 by ROCÍO ZARZALEJOS

Perlita, la electrónica del cambio


Electrónica que taladra el hipotálamo. Electropop con guasa que pretende salvar la naturaleza.


01 marzo 2016 by MARÍA ARRANZ

Mad Grrrl Fest


Llega a Madrid el primer festival organizado por mujeres, bolleras y trans, enfocado únicamente a bandas compuestas en su totalidad por mujeres, bolleras y/o trans.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *