El lado salvaje del teatro

Este fin de semana, el barrio de San Cristóbal, acoge un festival de teatro muy especial que se propone, no sólo mostrar nuevas propuestas escénicas, sino generar otro orden de cosas. Por María Arranz


08 mayo 2015

Dominio Público, de Roger Bernat.

Dominio Público, de Roger Bernat.

 

San Cristóbal de los Ángeles es un barrio de la zona sur de Madrid, concretamente el que hay en la penúltima parada de la línea amarilla de metro, justo antes de llegar a Villaverde Alto. Pero además, San Cristóbal será también, durante todo el fin de semana, la sede de un festival de teatro Salvaje que tendrá su epicentro en la Plaza de los Pinazo.

 

La historia de este festival comienza cuando el colectivo La Tristura lo lanza como propuesta para el taller de artes escénicas que impartían a los jóvenes del curso de gestión cultural organizado por Autobarrios SanCristobal, un proyecto creado por Basurama & Sarah Fdez Deutsch con las asociaciones locales Casa San Cristóbal-Fundación Montemadrid, Educación Cultura y Solidaridad y la Asociación de Vecinos La Unidad de San Cristóbal, y que surgió con el fin de reactivar colectivamente un espacio abandonado. El festival Salvaje comenzó a gestarse allí y ha sido organizado junto a los jóvenes aprendices del curso #culturabajopuente: Yasyn Hlaloum, Nuria Jiménez, Nhoa R. Palomo, Sandra Reyeros y César Romero.

 

Observen cómo el cansancio derrota al pensamiento, de El Conde de Torrefiel. Foto: Mario Zamora.

Observen cómo el cansancio derrota al pensamiento, de El Conde de Torrefiel. Foto: Mario Zamora.

 

Dicen que “salvaje” fue la primera palabra que les vino a la cabeza cuando supieron que iban a organizar un festival. “Lo tocaba todo: el tipo de propuestas escénicas, el gesto de colocarlas allí, a nosotros, al barrio, era un nombre que nos encajaba completamente y ya no pudimos olvidarlo o pensar en otro“. Salvaje lo dice casi todo, pero cuando les pedimos que definan el festival con alguna otra palabra, añaden sin dudar: “vital, inaudito y rock and roll”.

 

¿Qué nos encontraremos, entonces, en este festival de teatro salvaje? “Creemos que algo que no se ve fácilmente. Propuestas escénicas fuertes, del siglo XXI, pero no en centros de arte o teatros europeos contemporáneos. En medio de las calles del periférico barrio de San Cristóbal. Con una mezcla de públicos importante, esperamos, desde jóvenes estudiantes de arte del centro de Madrid a vecinos de San Cristóbal nada familiarizados con este tipo de propuestas. Confiamos en que el festival apela y dialoga con una horquilla amplia de público. Y alrededor de las piezas, antes, y sobre todo después, varios lugares para encontrarse y charlar, a menudo alrededor de la música”.

 

Take a Walk on the Wild Side, de Emilio Rivas. Foto: Mario Zamora.

Take a Walk on the Wild Side, de Emilio Rivas. Foto: Mario Zamora.

 

La Tristura, que es un colectivo centrado en las artes escénicas, empezó a andar cuando sus integrantes tenían 19 años, y todos ellos afirman que, de momento, siguen creyendo en el poder del directo. “Y aunque a veces sentimos que el teatro, por su naturaleza, es un arte lento o poco ágil, creemos que estas propuestas hablan de forma directa a la gente de hoy”.

 

Con el festival Salvaje se han propuesto, además, difuminar las líneas entre alta y baja cultura. “Confiamos en que no existen tanto en realidad. Seguramente para que se difuminen son importantes dos cosas: lo que se muestra, es decir las obras en sí; y la narrativa que se crea alrededor, lo que generas, el proyecto, el discurso, a quién te diriges… todo eso. Esos son los dos elementos básicos. En ambos nos hemos preocupado de abrir, de abarcar mucho, sin sentir que renunciáramos a lo que entendemos que es la calidad artística“.

 

Sobre lo que ocurrirá durante y después del festival, nos dicen: “Durante esos días aspiramos a que se genere un pequeño estado de excepción, parecido a lo que cuando eres niño es un campamento de verano o cuando eres mayor es un amor fugaz e inesperado. ¿Después? Salvaje surge como propuesta dentro de un taller de gestión cultural. Cuando pase serán los jóvenes del curso los que pidan, pregunten, deseen, imaginen. Nosotros no somos gestores culturales, somos simples escritores o creadores escénicos. Nos gusta mucho crear situaciones, como decían los situacionistas, pero no hacerlo por inercia o como sistema. Hay que guardarse y elegir bien dónde dejarse la vida. Hemos podido hacer Salvaje y dedicarle todo el tiempo porque este año estamos en pausa, no estamos girando. Y confiamos en que hacer eso tiene sentido para poder levantar cosas Salvajes. El año que viene, ¡nadie sabe!”.

 

Foto: Mario Zamora.

Foto: Mario Zamora.

 

* El festival Salvaje se celebrará los días 8, 9 y 10 de mayo. La cita será cada día a las 20h en la Plaza de los Pinazo, donde habrá punto de encuentro en el que se podrán retirar las entradas a partir de las 19h. Todas las obras son gratuitas hasta completar aforo. Además, desde La Casa Encendida saldrá un autobús del festival cada día a las 19h, también gratuito, al que se accederá por orden de llegada.

20 febrero 2018 by IRENE CALVO

Nuevo rumbo en JustMAD


Los directores de esta edición, Semíramis González y Daniel Silvo, explican los objetivos de la feria.


14 febrero 2018 by IRENE CALVO, ÁNGELA LOSA

En el estudio 35.000 jóvenes


Un espacio de creación en el barrio de Oporto.


13 febrero 2018 by NICOLA MARIANI

10 preguntas a… Alicia Martín


La artista acaba de inaugurar “Archivo 113” en el Museo Lázaro Galdiano, una reinterpretación de la colección a través de los libros.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *