El verano de Madrid visto en el cine

Hacemos un repaso a las películas que han mostrado Madrid durante la época de vacaciones. Por Redacción


25 agosto 2016

El verano está a punto de tocar a su fin y en Madriz repasamos, a través del cine, esa época del año en la que en la ciudad desciende dramáticamente el número de habitantes. El séptimo arte recoge esa estampa desolada, con los termómetros a punto de estallar, sudando e intentando asumir que estamos lejos del mar. Y sin embargo, hay muchas películas que han demostrado que aquí hay historias dignas de ser contadas.

 

La ley del deseo (Pedro Almodóvar, 1987)

¿Quién no ha sentido ganas de ser regado así en julio? Carmen Maura lo consiguió gracias a Almodóvar en frente del Conde Duque. Lo mejor para sobrellevar las altas temperaturas cuando se vuelve a casa.

 

 

Bajarse al moro (Fernando Colomo, 1988)

Verónica Forqué y Juan Echanove convivían en un piso de Lavapiés. En pleno verano hay poco movimiento de gente y clientes, pero la vida sigue en las calles y el barrio se mantiene con vida, con ese vecindario tan de aquí. Esa cabecera es un homenaje al barrio, que en esta estación luce más.

 

 

Tierno verano de lujurias y azoteas (Jaime Chávarri, 1992)

Gabino Diego y Marisa Paredes protagonizan este affaire transcurrido donde y cuando indica el título. Fiel al estilo de los noventa, la película se vivía por las alturas madrileñas, donde el calor ayudaba a dejarse llevar por la pasión.

 

tierno verano de lujurias y azoteas 

Canícula (Álvaro García-Capelo, 2002)

Sí. Lo que más aprieta en Madrid es el calor. Pero también la sensación de que se queda vacío, que no hay trajín en las tiendas, que los amigos que se van se encargan de pedir a otros que les rieguen las plantas, que las empresas se llenan de becarios… Típicos problemas de estos días del año en la capital. 

 

 

Km 0 (Yolanda García Serrano y Juan Luis Iborra, 2000)

El lugar por antonomasia de las quedadas en Madrid. No iba a ser menos en verano. Una serie de historias convergen en ese punto y descubren que tienen más en común de lo que pensaban. Hay acaloramiento, pero también alegrías, sorpresas y nuevos rumbos en sus vidas.

 

KM 0  

AzulOscuroCasiNegro (Daniel Sánchez Arévalo, 2006)

Un barrio de las afueras. En una azotea, bajo el cielo tan madrileño como caluroso, Quim Gutiérrez y Raúl Arévalo compartían problemas. Los problemas les oprimen en los interiores, aquí a la luz se sienten libres de hacer, confesar y decir lo que quieran.

 

 

Hablar (Joaquín Oristrell, 2015)

Un plano secuencia para que la gente se exprese, se queje, se confiese, se pronuncie o se calle. El trajín de Lavapiés no para ni en agosto. En unos ochenta minutos los personajes son un escaparate de nuestra desmoronada sociedad, que habla intentando ser escuchada. Con los termómetros marcando esos grados, normal que salgan a la calle. 

 

 

Madrid, Above the moon (Miguel Santesmases, 2016)

La película de Santesmases presentaba una estampa muy típica de la ciudad en estos meses: un tipo guarda la casa de alguien que está de vacaciones. Unos se van y otros viven la ciudad de manera especial; el protagonista aprovecha para conocer a los forasteros que vienen de visita.

 

 

 

Kiki, el amor se hace (Paco León, 2016)

Imposible no mencionarla. Paco León finiquita su “Kiki” en la verbena de la Paloma, esa fiesta que da alegrías a todo aquel que no se va en agosto y se queda en la ciudad. La fiesta que acoge a todos por igual, vengan de donde vengan. El Madrid moderno se junta con el no moderno.

 

18 mayo 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Contactos


La Pantalla recuerda el Mayo del 68 con “Contactos” (1970), dirigida por Paulino Viota, una de las primeras películas indies del cine español.


17 abril 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Duerme, duerme mi amor


La Pantalla cierra su homenaje al director Francisco Regueiro con una de sus comedias negras más críticas y arriesgadas: “Duerme, duerme mi amor”.


14 marzo 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Entierro de un funcionario en primavera


Una comedia negra de los cincuenta de serie B, tirando a Z, dirigida por José María Zabalza realizada con la premura de un presupuesto escaso.



Comentarios:

Añadir comentario
Ana says:

Pues en esta lista falta Barrio… No sé cómo se os ha podido olvidar… Me encanta vuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *