Elena Anaya. Todos están muertos

En su último trabajo, la actriz es Lupe, una ex estrella de los ochenta confinada en su casa tras saborear las mieles del éxito en la década de los ochenta. Por María Aller.


05 junio 2014

 

Compite en la cartelera contra grandes Goliats, pero Todos están muertos es un David que brilla por sí solo, novedoso, y he ahí su fuerza. Es una historia elocuente que firma Beatriz Sanchís con mimo y cierta nostalgia. El argumento se apoya en parte en los ochenta, una década a la que le cuesta tanto irse que los desaparecidos en esos años vuelven, como aquí con el regreso de Diego (Nahuel Pérez).

 

Tan sólo unos minutos por teléfono son necesarios para que Elena Anaya me transmita el cariño que tiene a un personaje y a una película tan íntima.

 

TodosEstanMuertos1

 

Ahora lo que parece triunfar es la comedia. ¿Tú qué crees que tiene Todos están muertos para que la gente la vaya a ver?

Es una película muy diferente, muy fresca, original, entrañable, divertida, que te hace pensar y que crea adicción, ¡pero de la buena!

 

Es contradictorio que un trabajo así emane tanta luz y positividad con un título tan poco alentador…

A mí me parece que es un acierto hablar de un tema tan escabroso y complicado como es la muerte, y más en nuestra sociedad: parece tabú, no es cercano aunque desafortunadamente nos llegue a todos. Por eso me parece muy bueno el enfoque que le ha dado Beatriz (Sanchís); lo ve desde un lugar luminoso, como si le hubiera tomado un pulso para encontrar ganas de vivir y hacer que las personas se hagan más valientes, se armen de valor y afronten mejor todas las cosas que se temen en el día a día.

 

Tu personaje, Lupe, apenas habla, lo expresa casi todo con la mirada ¿Crees que ese es tu fuerte como actriz?

No, ¡y espero que me den personajes distintos! Siempre es más fácil actuar con la palabra, pero la genialidad de un personaje no está en el texto, sino en el impacto que provoca en el espectador, en el recorrido que hace en ti como actriz, y en lo que ocupa ese personaje a tu cuerpo, tu ser, tu memoria o tu pasado. Para hacerse creíble, el dolor o alegría que padece tiene que llegar al público, y hay que saber transmitírselo.

 

¿Cómo te viste cuando te vistieron de estrella musical ochentera?

Me encantó el look. Creo que Teresa Goikoechea –la encargada de vestuario de la película–,  ha hecho un trabajo extraordinario con ese estilo ochentero tan conseguido. Me vistió de esa Lupe en su momento más pletórico, la convirtió en un ser resplandeciente, a mí me encantó: esas medias rotas de rejilla por los brazos y piernas, con piezas superpuestas diferentes, me parece un lookazo espectacular, tan cuidado con esos pendientes, ese pelo… Era genial, ¿quién no ha querido meterse en la piel de una estrella del rock, y más en ese momento tan luminoso y tan radiante como son los ochenta?

 

TodosEstanMuertos4

 

¿En algún momento notaste cierta presión por la importancia de tu personaje?

Yo creo que es una película muy coral. No creo que sea la protagonista, realmente veo que es una historia sobre una familia. La cuenta Pancho, el hijo de Lupe. Aparte, el casting me parece redondo. Yo nunca he dirigido, pero sí he vivido este proceso de cerca y he visto como Beatriz se ilusionaba y pensaba esos personajes, y cuando llegaban los actores se los explicaba, y ellos los tenían tan interiorizados, que actuaban tal y como los tenía ella en su cabeza. Están todos fantásticos por su dirección, por lo exigente que ha sido con nosotros. Creo que la cinta se sostiene porque todos estamos ahí, porque el equipo es maravilloso, y ella lo ha dirigido realmente bien, y hasta la presión ha sido bonita al fin y al cabo; es una responsabilidad grande, se tenga un personaje pequeño o grande, pero era compartida. Ha sido un proyecto muy querido, muy apetecible, muy deseado y hasta los momentos duros, que los ha habido como en todas las películas, han sido disfrutables, la verdad.

 

¿Qué te ha dado Lupe a ti personalmente?

Lupe me ha hecho más valiente, ha sido una mujer que me ha dado fuerza y me ha enseñado a dar saltos para atrás: me ha ayudado a recular y redirigir, a recuperar la dirección correcta y coger fuerzas para dar otro salto y seguir. Me ha aportado un aprendizaje grande como persona y como mujer.

  

¿Hay algo que a Elena Anaya le falta por hacer?

Muchísimas cosas, si yo acabo de empezar, jajaja. De entrada volvería a repetir todo lo que he hecho, porque me ha sabido a poco, yo quiero seguir. Pero no tengo un sueño estereotipado de ser actriz y rodar películas colgadas en el vacío, mi sueño es seguir ayudando a directores a contar sus historias, interpretando personajes llenos de vida, de ternura, de conflictos por resolver. Para mí esa es la gran acción de un personaje, y enseñarse a sí mismo una nueva manera de vivir, que es lo que hace Lupe en esta historia.

 

Hay una frase que dice el personaje de Pancho en la película que es Es duro despedirse, pero es más duro irse sin decir adiós”. ¿Qué te sugiere esta frase?

Mucha emoción, desde luego. Es muy duro irse, y que de un día para otro alguien querido ya no esté, es terrible. Lo he vivido y me parece tan impresionantemente duro… Por eso me parece bonito que se diga con una canción, y en una familia que se está uniendo, y hace que el momento sea mágico, lleno de luz. El hijo en la película se lo dice a una abuela que se está yendo, y una madre le dice que todo va a estar bien, cuando sabe que no es así. Que esa frase se recupere aporta mucha poesía, es un regalo rebosante de vitalidad, y curación de alguna manera.

 

Poster 700x1000 AF

 

Todos están muertos puede verse en Filmin.

06 febrero 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Si volvemos a vernos


Un drama interracial de 1967.


11 enero 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Me enveneno de azules


El film nunca llegó a los cines. Ahora es considerada una película de culto.


12 diciembre 2017 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: De cuerpo presente


“De cuerpo presente” (Antxon Eceiza, 1967) es una comedia negra, basada en el libro homónimo de Gonzálo Suárez, repleta de guiños a los géneros cinematográficos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *