Elisa Pérez: “Pido a la gente que retrato que pose dos horas delante del ordenador”

Elisa Pérez reatrata a gente a través de Skype, ha retratado a la familia Real, tiene un grupo propio llamado Caliza y toca la batería en Rusos Blancos y Cosmen Adelaida, para los que también diseña las portadas de sus discos. Hablamos con esta ilustradora y diseñadora todoterreno. Por Ángela Cantalejo


01 diciembre 2015

screen_face4

 

Elisa Pérez es una ilustradora y diseñadora muy moderna. Y lo decimos con toda la belleza del término moderna. Es de esa gente que tiene ojo para hacer, de casi cualquier cosa, una experiencia estética.

 

Le ocurre con su proyecto Screen Face, una serie de retratos realizados a través de Skype que muestran nuestra cara más cibernética, la que mostramos ante la pantalla de ordenador y que, como un espejo, Elisa quiere devolvernos con ese potente ojo de Gran Hermano que parece poseer.

 

También deja licencias al humor y la ironía, como en el caso del retrato Real que hizo el año pasado con motivo de la exposición “25 años en movimiento”, que organizaba el periódico El Mundo para celebrar su cuarto de siglo de vida, y que llamó “La siesta” (no sabemos si con connotaciones de aburrimiento u onirismo) y, por si fuera poco, se ha embarcado también en un proyecto musical en solitario llamado Caliza, además de tocar la batería en Rusos Blancos y Cosmen Adelaida.

 

La siesta

La siesta.

 

Cuéntanos como surge un proyecto tan original como Screen Face ¿Tendrá continuidad? ¿Cómo surge la idea de “ilustrar” una videoconferencia y cómo es el proceso: trabajas a través de capturas de pantalla o la gente posa para ti a través de Skype?

 

Surge durante mi Erasmus en Bruselas, que fue cuando empecé a usar Skype activamente. Me apetecía pintar y hacer una obra seriada, y me pareció una idea fácil de ejecutar y práctica para hacer desde casa. Lo entendí como una manera de “pintar del natural” que se correspondía mucho más con mis hábitos que el “pintar del natural” tal y como se impartía en la facultad de Bellas Artes. A la gente que retrato le pido que esté unas dos horas delante del ordenador pero que hagan lo que quieran. Algunos están trabajando, otros viendo una serie, otros hablando conmigo y otros apretando carrillo y posando. Eso es cosa de cada uno y así quiero reflejarlo. Mi idea es llegar a 100 retratos, aunque ahora mismo lo tengo parado y no tengo prisa en seguir con ello. Lo de llegar a 100 es puro afán de redondeo y simetría, debe ser alguna clase de TOC (trastorno obsesivo compulsivo).

 

screen_face1

 

¿Y el encargo de hacer un retrato a la Casa Real? ¿Cómo reaccionaste y en qué pensaste a la hora de empezar a trabajar?

 

Me pareció bastante arriesgado, ya que es un tema que podría ser polémico y que no habría tratado de motu proprio si no me lo hubieran encargado. Lo que hago normalmente no tiene implicación política ni histórica ni nada. Pensé en qué podía hacer que fuera mínimamente interesante, sin ser evidente. Algunos amigos a los que se lo conté me sugirieron cosas como “pinta un elefante”, ideas de ese tipo. Quería hacer algo sutilmente crítico pero sin que fuese chabacano, ni demasiado facilón; pero tampoco un retrato que consistiera en copiar sus caras de fotos y que se parecieran. Así que se me ocurrió retratarles a través del espacio.

 

¿Crees que estamos metidos ya de lleno en esa “hiperrealidad” que tan bien describía Baudrillard? ¿Nuestra vida en Facebook es más real que nuestra vida real?

 

Yo creo que el uso que hace cada uno de las redes es una especie de autorretrato que hace de sí mismo. Todos nos mostramos como creemos ser o como nos gustaría ser, y a todos se nos ve el plumero con lo que publicamos y dejamos de publicar. Pero no creo que esta simulación llegue a suplir del todo la vida “real”. Si te quedas en casa un sábado por la noche y te pones a mirar facebook no te da la impresión de haber salido, sino más bien te amargas viendo al resto. Pero sí que funciona un poco al revés: si no has demostrado en redes el haber estado en tal o cual evento, es como si no hubieras estado. Parece que existiera una necesidad de dejar constancia de todo, pero solo de lo bueno. Poca gente se muestra desesperada, amargada o sola. No creo que ambos mundos -la realidad plausible y la virtual- lleguen a confundirse del todo, pero sí tienen una relación de dependencia mutua. Por ejemplo, la gente que está en el mismo entorno online acaba asimilando ideas similares, ya que más o menos siguen a los mismos medios, a los mismos twitteros, a los mismos líderes de opinión, y todos se retroalimentan. Y otra gente que esté en otro entorno digital tendrá ideas semejantes entre sí, pero que no tengan nada que ver con los anteriores. Así que al final, lo que vemos en nuestras redes acaba siendo lo que conforma nuestra visión del mundo.

 

screen_face2

 

¿Qué cosas te inspiran a la hora de diseñar o ilustrar?

No lo tengo claro. Creo que lo que más me influye es internet y el bombardeo de imágenes y de ideas fragmentadas que trae consigo. Pero no sigo la misma pauta siempre ni me fijo en algo en concreto. Va variando según el proyecto.

 

Preséntanos un poco tu faceta musical… ¿En qué consiste? ¿Por qué te lanzas a crear Caliza?

 

Hago canciones con el garageband en Caliza, toco la batería en Cosmen Adelaida y Rusos Blancos, y los teclados en otro grupo que aún no conocéis. Empecé con Caliza porque quería hacer canciones propias sin nadie más de por medio. Tocar la batería mola, pero al final la canción es de otro.

 

screen_face3

 

No sé si quizá el hecho de ilustrar las portadas para Rusos Blancos o Cosmen Adelaida y además pertenecer a estas bandas ha influido en tu estilo musical.

 

Hacer el artwork para nada, pero tocar con ellos sí. Musicalmente Caliza no se parece a nada de lo que he hecho anteriormente pero seguramente haya aprendido todo de ellos.

 

screen_face6

 

¿Algún próximo proyecto a la vista?

 

No tengo ni idea. Ahora que he terminado el disco de Caliza vuelvo a estar perdida sin rumbo.

 

¿Qué te gusta hacer en Madrid cuando no estás trabajando?

 

Lo que más me gusta es darme una vuelta por Madrid una mañana entre semana, si coincide que no trabajo. Cualquier recado que tenga que hacer es un planazo, y me encanta descubrir pequeños comercios, ferreterías, mercerías, baretos…

21 febrero 2018 by NEREA UBIETO

¿Qué estás mirando?


Hasta el 10 de marzo se puede visitar la exposición “What are you looking at?” de Carmen Figaredo en la galería Herrero de Tejada, una propuesta que invita a establecer una distancia al observar las imágenes más cotidianas para conseguir una reflexión crítica.


20 febrero 2018 by IRENE CALVO

Nuevo rumbo en JustMAD


Los directores de esta edición, Semíramis González y Daniel Silvo, explican los objetivos de la feria.


14 febrero 2018 by IRENE CALVO, ÁNGELA LOSA

En el estudio 35.000 jóvenes


Un espacio de creación en el barrio de Oporto.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *