En casa de Nuria Mora

Sí o sí te has topado en algún momento con una de sus obras. Puede que incluso te hayas detenido en plena calle para contemplar alguna de las pinturas de esta prolífica y polifacética artista. Por Ana Himes


02 octubre 2014

Nuria Mora by Ana Himes

 

Confieso que muy pocas veces me gusta hacer uso del sustantivo “artista”. No sé, creo que hace tiempo que todo lo que este término conlleva ha ido haciéndose un poco más antagónico a esta impaciente realidad; pero en el caso de Nuria Mora considero que la asociación es más que justa.

 

Lleva quince años agarrando la brocha y el bote de pintura e interviniendo muros y edificios; también ha personalizado marquesinas de autobuses, lunas de establecimientos; y ha realizado instalaciones sonoras y lumínicas. Pero Nuria da un paso más y camina también entre esculturas, obras en acuarela, acrílicos o tinta. E incluso ha aplicado sus creaciones en vajillas, alfombras y otros objetos. Algunas de las obras que más reconocimiento le han valido han sido la intervención que realizó en la embajada de España en Tokio, la exposición en la Tate Modern de Londres, la de la Fundació Miró de Barcelona o la residencia que obtuvo en Johannesburgo, Sudáfrica, gracias a Nirox Arts Fundation.

 

Tenía mucha curiosidad de conocerla en persona, y como me habían dado el chivatazo de que su casa, en pleno Lavapiés, tenía mucho potencial, allí que me planté, grabadora, trípode y cámara en mano. Así que.. ¡vamos con la entrevista!

 

Cuando haces exposiciones con instalaciones de grandes dimensiones, ¿cómo planteas el proceso de creación y de puesta a punto de la muestra?

Gestiono bastante bien el tiempo y tengo muchos trucos de efecto… ¡¡Mentira!! Ahora en serio, mi trabajo es de proceso largo y normalmente son ideas que van surgiendo mientras trabajo; no creo en la inspiración ni en el concepto cerrado y vomitado. En mi caso, unas acciones van determinando otras y componiendo el resultado final. Tengo claras las ideas iniciales y sobre la marcha voy solucionando. Suelo trabajar haciendo bocetos y dibujos esqueléticos de línea que son esquemas para organizarme, pero son sólo eso: un inicio. Luego va creciendo en el lugar poco a poco.

 

En mi opinión, eres tremendamente poliédrica y polifacética. Pero para ti misma, ¿con cuál de las disciplinas y formatos te sientes más cómoda o te estimula más?

No se responderte, es como cuando de niña te preguntaban “¿a quién quieres mas a tu padre o a tu madre?”. Me quedaría con todos, la verdad.

 

¿Cómo rastreas los lugares y cómo das con los edificios que después intervienes: caminando, Google maps, la gente ve espacios y te informa…?
Yo y el día a día; la mayoría los descubro andando o en Vespa. Luego soy como las golondrinas: sé volver siempre.

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

¿Sin qué dos colores te costaría un mundo trabajar?

Naaa, sin ninguno, voy por rachas; suelo pintar con lo que pillo.

 

¿Hay proyectos en los que se te ocurre la idea y después piensas en qué formato implementarla o es siempre en el orden inverso: piensas el formato o el soporte y después la idea que vas a ejecutar?

Primero me brotan las ideas y luego ejecuto; y el resultado me lleva siempre a otro camino diferente del que me esperaba así que el proceso siempre me puede. Por eso también uso las mismas ideas en diferentes formatos.

 

¿Cuáles consideras que son tus fuentes de inspiración? (no necesariamente nombres, pero si puedes incluir algunos, genial).

¡¡Johnny Cash sí o sí!! Y mi día a día. Me inspira mucho mi entorno, tengo mucha suerte porque tengo una especie de imán para atraer belleza. También, si soy honesta, creo que he estado muy mimada y motivada siempre en ese aspecto y he partido con esa ventaja.

 

Cuéntanos alguna anécdota que te haya ocurrido durante la elaboración de alguna de tus obras de street art.

Cada día que salgo a pintar pasa una peli diferente. El ultimo día, por ejemplo, un vecino bajó, me invitó al teatro y me dio las gracias por hacer lo que estaba haciendo.

 

Antonio López decía que “el Arte es la expresión del misterio del mundo”, ¿qué te parece a ti? Y con respecto a esto, ¿el Arte (tu Arte) te facilita el entendimiento del mundo, es algo que no te interesa o es sencillamente tu manera de expulsar y expresar lo que te (con)mueve?

Creo que el Arte es mi manera de estar en el mundo.

 

Desde mi punto de vista, muchas de tus obras son algo así como “paisajes emocionales”. Son muchos los años que llevas ya en esto, pero, ¿qué fue lo que sentiste cuando viste de lejos tu primera obra en gran formato?
Pues aunque no te lo creas, la vi pequeña, quería pintar más grande, siempre me pasa. Siempre más… es una enfermedad. Pero creo que por lo que he comprobado, es algo bastante común, porque les pasa a muchos de mis colegas.

 

Cuéntanos cuáles son tus últimos proyectos y cuáles son los próximos.

Me voy a pintar una paredaca a Santander el día 2. Y el 30 de octubre tengo mi primera expo individual en Madrid, en la Galeria Astarte, a la que estáis más que invitados. Y este verano ha estado movidito, la verdad. Estuve en Italia, en Frontier y Bologna, en Barcelona pintando el Parc Científic i Tecnològic, y también he estado trabajando en una colaboración de alfombras muy chula que he hecho con DAC.

 

alfombra_NuriaMora

 

¿Cómo surge Estudio Paraíso?
El espacio me buscó a mí, no fui yo. Me instalé allí, al mes hablé con Sean Mackaoui, que buscaba espacio y le dije que se viniese. Sean y yo nos conocemos desde el 99, yo veía los carteles que hacía de “El Cartel” y ellos veían nuestras pinturas. Un día sin conocernos intercambiamos unos mails y quedamos para pegar carteles. Nos citamos los 6 en casa de Olaf (otro miembro de El Cartel junto con Eneko, Mutis y Sean) y desde entonces han pasado tsunamis por las vidas de ambos, hemos viajado juntos pegando carteles por medio Madrid y gran parte del extranjero, y nos conocemos bien. Él, además de ser un gran artista, es muy limpio y puntual, le gusta la música alta y su trabajo no se parece en nada al mío, sooo… ¡compañero perfecto!

 

Giro de cuestión. Nos centramos ahora en tu hogar dulce hogar, Nuria. ¿Cuánto tiempo llevas en esta casa?
Pues hará nueve años. Y la verdad es que cuando entré, no tenía nada que ver a como está ahora, he hecho mucho de ‘albañila’ y he ido personalizándola poco a poco.

 

Genial. Ahora vayamos por partes. ¿Este módulo es antiguo, verdad? ¿De dónde proviene?
Pues lo rescatamos de un antiguo estudio que iban a derribar aquí en Madrid. Es de estos de cocina antiguos, lo he restaurado yo y le he cambiado el forro del interior, lo empapelé de nuevo. Y también de ese mismo estudio es el armario grande que ves ahí. Las muñecas rusas que hay encima son mías, me las regaló mi abuela en mi infancia, el vaquero es de Sean Mackaoui. La lámpara, la base es de Ikea y la pantalla la hice yo.

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

¿Cuál es la procedencia de las piezas de vidrio que hay encima?

Pues la lámpara es de Hábitat y los dos verdes son de Mallorca. Y las copas son de Sybilla, porque curré con ella en Jocomomola, llevando las líneas de casa. Curré poco tiempo con ellos pero aprendí mucho, la verdad. La bola del techo es herencia de una amiga mía; las usaban antes en algunos salones para iluminar, porque reflectan mucho, y como ella no la utilizaba pues me la regaló.

 

¿Y esta especie de caja o baúl gigante que hace las veces de mesa?

Pues lo encontré en el contenedor del teatro que hay en Tirso de Molina, yo creo que sería para guardar los trajes y esas cosas.

 

¿En serio? Y… ese momento de “lo quiero, pero, ¿cómo me lo llevo?”.

Pues me lo traje con un monopatín poquito a poquito. Y bueno, como bien dices, lo utilizo como mesa, porque me siento en estos escabeles. El uno es de Vejer de la Frontera, que me lo regalo una amiga, y el otro lo hizo mi madre.

 

¿Y los clavos que tienes encima colocaditos?

Pues los voy recogiendo cuando voy a pintar por ahí, los pillo de los tendidos eléctricos, del suelo…

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Por lo que veo, te gustan bastante los cojines, los pañuelos y demás, ¿no?

Sí, las telas en general, me encantan. De hecho, muchos de los cojines los he hecho yo. La manta es bereber (la compré en Túnez), los sillones son de una de mis tías, que estaban en un trastero de la familia. Es que he comprado muy pocas cosas, la verdad.

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Cuéntame algo de las piezas de este rinconcito que tienes debajo de las escaleras.

Pues mira, la mesa es también de la calle, que son los pies de un armario y la arreglé un poco. Los cuadros, uno es deSonia Delaunayy el otro de Momo. El flamenco es francés, la hoja de palmera es de Gordiola y la mariposa es de un mercadillo de Nueva York.

 

Nuria Mora by Ana Himes

 


¿Y esta parte del salón?

Pues mira, la lámpara de techo de murano es de mi abuela. Y en cuanto a las sillas, una de ellas es un modelo que hizo mi abuelo.

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

¿Y a qué se dedicaba?

Pues él era abogado, pero nunca llegó a ejercer de ello; tenía un estudio de diseño de muebles y los fabricaba él en un taller que tenían en Granada.Hizo las puertas del Palacio de Carlos V. Las otras sillas son unas sillas thonet que eran de mi abuela por el otro lado.

 

¿Y La mesa central?

Pues es de jardín, pero da el pego, ¿verdad? Es de un sitio de estos de muebles de jardín random, no te sé decir exactamente, pero el material es fibra de vidrio. La alfombra la compré en Casablanca, súper bien de precio, y eso que ni siquiera regateé, porque me dio cosa.

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Ese butacón me ha parecido lo más, ¿de dónde lo has sacado?

La estructura de la calle, que estaba hecha polvo, pero la restauré guay; y después el bordado y el forro, me lo hizo mi abuela.

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Cuéntame un poquito de las cosas que tienes en las baldas.

Los candelabros se llaman “árboles de la vida” y son mexicanos. Hay una pieza de Sixe, que es parte de El Equipo Plástico (porque yo además de haber trabajado sola, o con Eltono muchos años, también hago proyectos con este colectivo, y en él estamos Nano4814, Sixe, Eltono y yo). Y después tengo el collage de Sean, el arbolito era también de mi abuelo, que hacía unas acuarelas que te mueres. El dibujo a pastel lo hizo mi madre y representa a mi padre. También hay una obra de Canogar, la mano es de una Virgen antigua, que compró mi padre en un rastro en Sevilla. Y por ejemplo, esas piezas que hay de varios modelos, pues son una especie de sellos y moldes para estampación; uno es de Indonesia y el otro de Francia.

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Me encanta este rincón de lectura, o bueno, no sé para qué lo utilizas…

Pues lo uso para leer, sí, para estar tranquila, para escuchar música…

 

¿Los cojines también los has hecho tú?

Pues mira, no; me los ha bordado mi abuela, que tiene mucha sensibilidad ella. De hecho, la silla verde que está junto a la mesa de la entrada, el bordado también es petit point de mi abuela, y esos mismos patrones son los que yo pinto en la calle.

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

¿Y este maravilloso menaje de hogar tan variopinto?

Pues mira, la vajilla hay piezas de Habitat, la fajalauza la compré en Granada, el juego de té es inglés, y bueno, después pues cosas de Ikea básicas. El termo lo compré en China, la bandeja en Monterey… Poco a poco.

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Veo que a ti lo de ir de compras por Madrid como que no te motiva mucho, ¿no?

Jajaaa, pues es que proporcionalmente lo que he comprado es mucho menor a lo que he rescatado de la familia, de trasteros o de la propia calle.

 

Dios, ¡has viajado un montón! Pero… ¿qué país te ha sorprendido más (para bien o para mal)?

A nivel cultural Japón, sin duda. He estado varias veces y reconozco que no conseguía pillarles la onda, son como marcianos. Pero molan mucho.

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

¿Y los cuadros del baño?

Pues son de mi mami, eran los que tenía yo en mi dormitorio cuando era pequeña. Tengo mucha suerte, porque mi hermana es todo lo contrario que yo: ella es muy minimal, con un estilo bastante más clásico; y yo, pues ya ves, todo lo contrario…

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Y de la planta de arriba, del dormitorio, ¿qué piezas son especiales para ti?

Los Sargadelos, porque los compró mi madre hace tropecientos años; la golondrinita, que es de Monterrey, también me gusta mucho… Y después el cuadro de “Toma tu tiempo”, porque es un lema de la familia. Era una frase que iba poniendo en Málaga por la calle un tipo alemán, en unos corazoncitos de chapa; y esas palabras las tenemos bordadas una tía mía, una prima, mi madre… Nos lo hemos ido grabando las distintas generaciones.

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

¿Y en cuanto a los cuadros?

Pues hay nuevamente obras de mi padre, de Sean Mackaoui, de Sixe, de Nano4814, alguna mía y también hay fotografías de Diego Diez.

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Nuria Mora by Ana Himes

 

Y por último, ¿cuál es el objeto fetiche que has escogido y por qué?

Pues he decidido coger mi casco porque me flipa andar en Vespa y porque, como hablábamos antes, es uno de mis medios de transporte básicos para localizar.

 

22_NuriaMora_by_AnaHimes

 

¡GRACIAS!

13 agosto 2018 by IGNACIO TEJEDOR

Más que una galería, más que una escuela


Programa de estudios de Espositivo.


07 agosto 2018 by IRENE CALVO, ANGELA LOSA

En el estudio de Micol Talso


La autora de la cartelería de Veranos de la Villa habla sobre su trabajo.


25 julio 2018 by NICOLA MARIANI

Pensar en gestos


Marlon de Azambuja desarrolla desde varias disciplinas su práctica artística, basada en un lenguaje gestual que pone de manifiesto la estrecha relación entre arte y vida.



Comentarios:

Añadir comentario
Lilla Moreno says:

FANS de mi hija con mayúsculas …. Y muy orgullosa !!!!!

chimo says:

Jo, q cacho casa, cuanto mide? 30 metros? Y en lavapies nada menos…

Julia says:

Me encanta!que buena energía tiene esa casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *