En construcción

Boli bic, tachones y maullidos de gato para la vida y miserias de Xabi Tolosa, sintetizadas en ‘Esto se ha hecho mil veces’. Un tebeo parido al ruido de unas obras. Por Gorka Elorrieta


05 septiembre 2013

 

Su webcómic fue (y sigue) sumando visitas y acabó convertido en un libro, publicado por ¡Caramba! Eso pasó hace ya unos meses. Antes protagonizó ‘Cabás’, hito de ese inspirador/cautivador cine en los márgenes, que se estrena en Filmin estos días. Antes había aparecido en algún spot y trabajado en agencias de publicidad. Y antes, mucho antes, actuó en ferias medievales, fue boy scout, tocó el clarinete y tuvo un acné que al mirarle de cerca producía arcadas (sic)… Estas páginas resultan, pues, un espléndido ejercicio de memoria, de desvergüenza, repleto de escenas hilarantes e impresiones compartidas. ‘Esto se ha hecho mil veces’ podrá ser una estrella fugaz pero no marcha a la deriva en ese gran océano de cómics autobiográficos. Xabi Tolosa hace pie.

 

 

Aunque hubiéramos preferido compartir unas cañas en Casa Candi, el otro día le mandamos unas preguntas… y aquí van sus respuestas.

 

¿Qué tal van las obras de enfrente?
Mal, se ve que andan justos de tiempo y si los obreros quieren cobrar tienen que ponerse las pilas y terminar el edificio enseguida así que… se han puesto a trabajar TAMBIÉN DE NOCHE.

 

¿Cómo lo has pasado con ‘Esto se ha hecho mil veces’?
Ha sido muy divertido. Y extraño. Las presentaciones que hicimos en Madrid y Bilbao fueron amenas (al menos para mí). Eso sí, cuando me puse a firmar me sentí muy raro. “¿De verdad le estoy firmando un libro a un desconocido?” Es una sensación muy loca. Aparte de eso, la respuesta en internet ha sido excelente y no puedo estar más contento, salvando alguna polémica en la que me acusan de haber sido publicado sólo por amiguismo, como si la editorial no tuviera visión de negocio y malgastaran tiempo y dinero para simplemente hacerle un favor a un colega. Algo que, por otro lado, podrían hacer si les diera la puta gana. Para eso tienen una editorial, ¿no?

 

 

¿Tuviste algún lector amigo, alguien que te animara o te sugiriera cambios?

Claro, todo el mundo a mi alrededor me ha ido dando su opinión, consejos varios, y sobre todo pidiéndome que salieran en el cómic. O directamente preguntándome por qué no salían, usualmente con algún objeto contundente en la mano.

 

Un gato, Camarón, sí sale mucho. Es tan fundamental como…

Espero que no como algo vital, porque ahí va la exclusiva: Pronto me mudo de piso y como Camarón no es mi gato (somos compañeros de piso) durante los próximos meses tendremos que aprender a vivir separados. Todavía no me he hecho a la idea, no quiero ni pensarlo. Siguiente pregunta por favor :_(

 

A tu bata, también protagonista en estas páginas, le tienes tanto cariño como a…

Como a un viejo amigo con el que has vivido muchas aventuras y un día descubres que se está descomponiendo por tu culpa. La única manera de parar los síntomas es guardarlo al vacío en una caja, pero… ¿de qué sirve si no vas a disfrutarlo? Póntelo y que muera haciendo lo que mejor sabe: dar calor y elegancia.

 

¿Por dónde iría la banda sonora del libro?

Por supuestísimo el tema principal sería el ‘Spanish Flea’ de Herb Alpert & The Tijuana Brass, que se ha adueñado de un rincón de mi mente y no quiere salir. Lo tarareo a todas horas, los que me rodean están hartos de la musiquilla.

 

A la hora de arrancar con esto, ¿tenías algún referente en mente, algún autor (bien por guión o por dibujo) o has ido descubriendo más referencias a posteriori?

Seguro que no soy consciente de una décima parte de las referencias que he tenido a la hora de ponerme con el cómic. Recuerdo haber tenido ganas de dibujar leyendo a Jeffrey Brown o The Oatmeal, y no puedo evitar pensar que a pesar de no tenerlo presente a la hora de dibujar, conocer la obra de Juanjo Sáez por supuesto que me habrá influido.

 

 

¿Para la edición en papel cambiaste algo, matizaste algún asunto respecto a su versión online?

Poca cosa, el mayor cambio me lo propusieron Manuel y Alba, los editores de ¡Caramba!, y fue cambiar el color negro de mi boli bic por un azul que le da un aspecto más artesanal y menos de fotocopia. Por lo demás, el cómic está básicamente intacto, todos los tachones y faltas contrastan con la edición exquisita del libro.

 

¿Qué dijo la familia al leerlo? ¿Tus padres, tu hermano?

Están muy contentos, al fin he hecho algo que les parece de provecho. Mi madre en particular ha tenido una época en la que cada vez que llamaba a casa me repetía que le había encantado el libro y yo me emocionaba cada vez que lo decía.

 

¿Próximamente una nueva entrega? ¿Cine? ¿En qué andas?

Hombre, yo seguiré dibujando “Esto se ha hecho mil veces” en mi blog, lo que no sé es si habrá más libros en el futuro. De momento bastante me parece que la primera edición se esté vendiendo así de bien teniendo en cuenta que soy un autor desconocido y los dibujos son monigotes.

 

En cuanto a la actuación, sí que estoy metido en un proyecto muy interesante del que poco puedo contar aparte de tendrá un formato muy original. También estoy pendiente de que se estrene un corto de Nacho Vigalondo que protagonizo.

 

Oye, ¿cómo fue el rodaje de ‘Cabás’? Casi es un mano a mano director-actor. Y los dos sois muy amigos.

Básicamente yo era un pelele (en el buen sentido) que Pablo manipuló a su antojo durante todo el rodaje, dándome todo tipo de órdenes, a veces incluso contradictorias. Y yo me dejaba porque confío mucho en Pablo, creo que es un grandísimo director y aunque visto por encima le podía estar haciendo un favor, en realidad ha sido él el que me ha dado una oportunidad de lujo al dejarme trabajar con él.

 

¿Le has dado esquinazo a la publicidad como curro diario por un tiempo o ella a ti?

Discutimos muy fuerte y decidimos darnos un tiempo. Fue algo mutuo. De eso hace ya unos meses, supongo que si me llamara ahora cogería el móvil. La verdad es que me gustaría quedar aunque sea para tomar un café y charlar un poco. Sin compromiso, ya sabes.

 

¿Te atrae pasarte a la ficción, hacer algo como una novela gráfica sea solo o a cuatro manos?

Me encantaría probarlo, aunque reconozco que ni siquiera sabría por dónde empezar. Lo que hago es contar cosas, no sé cómo se me daría inventar una historia. ¡Ni siquiera tengo un cajón con ideas descartadas! Pero el caso es que sería bonito hacer algo que no vaya sobre mí, al final parezco un ególatra con todo esto.

 

¿Dibujas/escribes a diario?

No, soy muy irregular en ese sentido. Y como es una afición tampoco siento ninguna presión de tener que hacerlo. Eso está bien.

 

¿Cuál fue tu método de trabajo? ¿Muy anárquico (tres páginas en un día, semana en blanco…) o te impusiste alguna disciplina?

Al principio, anarquía total. Cuando se acercó la fecha de envío a la imprenta, sí que me puse las pilas e intentaba aprovechar todo hueco libre que tenía. Un poco como la entrega de un trabajo de la universidad, pero con muchísimas más ganas.

 

¿Es el mismo mismo boli bic para todo lo que recoge el libro?¿Lo guardas quizás como objeto fetiche?

Qué va, he utilizado varios, alguno incluso hacía manchurrones y, cuando lo ponía sobre el papel, me cagaba en todo. Pero en vez de tirarlo lo volvía a guardar en el cajón y a los días me volvía a pasar lo mismo. Bobo.

 

 

¿Tiraste mucho de papelera o pensabas previamente tema, estructura de la página…?

Sobre todo le daba vueltas a la temática inicial. Y algo he tirado, sobre todo si las dos o tres primeras líneas no me gustaban, pero a partir de ahí iba a lo que salía. Más de una vez he pensado: “Pero si esto es completamente diferente a lo que tenía en mente”. Y eso me gusta.

 

Supongamos. Una versión cinematográfica de ‘Esto se ha hecho mil veces’ donde el prota no eres tú. ¿A quién escoges?

Creo que Charlie Day sería el candidato perfecto, es muy entusiasta y tiene el tono de voz adecuado para imitar los gallos que hago yo.

 

¿Te queda algo del boy scout que fuiste?

Nunca dejas de ser boy scout, dicen. Irte de un sitio y dejarlo más limpio de lo que estaba, estar siempre listo para ayudar al prójimo, amar y respetar la naturaleza, saltar entre trinchera y trinchera en mitad de la guerra, y desde luego servir a los masones.

 

Cuenta que te gusta dar abrazos. ¿A quién se lo darías ahora?

A Chris Hadfield, el astronauta canadiense que se hizo famoso grabando vídeos en la Estación Espacial Internacional y a su vuelta lo coronaron Rey del Espacio. ¡Además acaba de ser su cumpleaños!

 

De tu estancia en México, ¿con qué te quedas?, ¿tequila o mezcal?

Soy más de cervezas, como la Negra Modelo, la Bohemia o hasta la Indio.

 

Dos buenos sitios para tomarse una caña, entonces:

Casa Candi (c/ Noviciado, 16) es pura diversión y cerca está el Tempo II (c/ San Bernando, 66), que tiene mucha clase.

 

¿Alguna taquería en Madrid?

El típico es Mi Ciudad (c/ Hileras, 5), que hacen tacos muy ricos, y hace poco descubrí Tacos Chapultepec (c/ Cardenal Cisneros, 13) que me gustó mucho por el trato y la comida estaba deliciosa.

 

Tu plato estrella:

Cada vez que invito a alguien a casa cocino cous cous con verduras. Cuando estoy solo hago sándwiches de salchichas del Carrefour Discount.

 

Y unos de tus platos preferidos:

Chuletón de buey servido en plato de madera aromática.

 

Un remedio contra el aburrimiento:

Empezar a hacer un puzzle. Es mágico.

 

Último descubrimiento internetero:

Este vídeo:

 

 

Si hablamos de humor, aplaudes el de…

Buf, mucha gente, así que voy a decir lo último con lo que me he descojonado, que ha sido una cosa que ha escrito Héctor Bometón. Indispensable seguirle.

 

El peor casting de tu vida:

Tuve una entrevista de trabajo en la que mi posible jefe se hacía el guay riendo todo el rato en plan colega, forzadamente. Me dio vergüenza ajena, menos mal que no me llamaron.

 

Define (tu) Madrid

Las mil Españas.

30 noviembre 2017 by JAVIER YOHN PLANELLS

Biblioteca Madriz: Elisa McCausland


La escritora plantea nuevas ficciones feministas en su último libro.


22 septiembre 2017 by JAVIER YOHN PLANELLS

Biblioteca Madriz: Sara Solana, fundadora de HAMSTER


HAMSTER selecciona diferentes escritores y artistas para hacer de cada número un proyecto independiente.


14 septiembre 2017 by ANA FLECHA

Di lo que quieras. Haz lo que quieras. Andrea Galaxina.


La fundadora de Bombas para Desayunar habla sobre el panorama del fanzine feminista en nuestro país.



Comentarios:

Añadir comentario
HA says:

Muy fan!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *