En gastronomía el tamaño sí importa

¿Qué tienen en común un gallego, una salchicha, un queso y 29 km de pizza? Parece surrealista, pero son las insignias de los establecimientos que hemos seleccionado por el tamaño de su oferta gastronómica. Empieza a salivar porque esto promete hacerte la boca agua. Por Penélope Saralegui


18 noviembre 2014

km de pizza

 

¿Eres de los que cuando llega el frío te entra un hambre voraz que serías capaz de comerte hasta una vaca? Salvando las distancias, aunque manteniendo la versión XXL, en Madrid existen establecimientos donde puedes comer por ti y por todos tus compañeros.

 

Los estadounidenses no son los únicos en proponer platos desorbitantes en sus restaurantes y pegarse atracones de comida hasta caer en un profundo coma gastronómico, aunque es verdad que este tipo de gastronomía es muy popular allí. Es más, la cultura de los concursos de comida pantagruélicos forma parte inherente de la esencia del país y, a estas alturas, podemos encontrar este tipo de restaurantes por todo el globo terráqueo.

 

Kilómetros de pizza

 

Más de 28 km recorridos. Esa es la cantidad de pizza medida hasta la fecha que han ofrecido en Kilómetros de Pizza. En este restaurante, el marketing y la oferta gastronómica van de la mano para crear un sello único y muy ponente dentro del mundo gastronómico madrileño. La mano de obra no resulta muy complicada, ya que la propuesta brilla por su sencillez: elaborar pizzas de hasta dos metros de longitud. Pero parafraseando un eslogan de sobra conocido, está claro que el secreto está en la masa. Detrás del proyecto está Jesús Marquina, cuatro veces campeón del mundo de la especialidad. Para elaborarlas emplean harinas importadas de Italia y han instalado un horno hecho a medida. Fermentaciones largas y controladas que hacen que resulten más ligeras de lo habitual. Se ha optado por el estilo romano, masa fina y crujiente, aunque en las más largas es más esponjosa. Las hay de dos tipos: por un lado las tradicionales, desde la Margarita hasta la Cuatro Quesos, y por otro lado las más elaboradas. De medio metro, un metro y dos metros. Estas últimas, para ocho o diez personas, pueden llevar hasta cuatro variedades diferentes.

 

Perrito Faldero

26 centímetros de auténtico placer cárnico en Perrito Faldero.

 

El primer perrito caliente data de 1867, invento de un carnicero alemán, Charles Feltman. Resulta que se le ocurrió poner una salchicha en un bollo de pan para evitar que sus clientes utilizaran platos y cubiertos. Así es como surge nuestro “moderno” hot dog. De nuevo, la sencillez ayudó a hacer números: en el primer año, nuestro amigo Charles vendió 3.684 perritos calientes y acabó creando un imperio con un hotel, cervecerías, restaurantes, varios puestos de comida y hasta un parque de atracciones.

 

Volviendo a Madrid, en pleno barrio de Malasaña podemos encontrar la salchicha más larga de la ciudad. No pienses mal, de verdad que los promotores de Perrito Faldero así lo corroboran, con los 26 centímetros de su hot dog, plato estrella del local. No sorprende saber que detrás del proyecto esté Javier Muñoz-Calero, artífice de algunos de los locales más de moda de la capital, como Tartan Roof, en la azotea del Círculo de Bellas Artes, su “primer hijo” Muñoca y El Huerto de Lucas, del que es uno de sus promotores. Si te pides un “Perrito Faldero Caliente” te servirán una salchicha “bratwurst” especiada con cebolla seca, grouyer, pepinillo, cebolleta, ketchup de curry y patatas fritas con piel.

 

El queso más grande de España

 

La pequeña localidad vallisoletana de Ramiro está a menos de 50 km de la capital, con una población de 49 habitantes. En este lugar se encuentra la Granja Cantagrullas, cuyo nombre es un topónimo de la región y “hace alusión a los cantos que hacen estos pájaros cuando vuelan en grandes bandadas”, cuenta Rubén Valbuena que es, junto con Asela Álvarez, el alma máter de la pequeña quesería que está revolucionando los cimientos de la artesanía a nivel nacional. Este se obtiene adaptando la receta tradicional del cheddar inglés, a partir de la leche cruda de las ovejas propias. Esta pieza descomunal (43 x 36 cm) se elabora con un 70% de humedad para que la corteza no se raje y se cure homogéneamente. “El proceso se realiza a la carta. Se hace por encargo y cada cliente puede seguir la curación de su queso de 40 kg”.

 

Queseria Conde Duque

Ver para creer en Quesería Conde Duque.

 

¿Y a santo de qué viene ahora esta historia? Pues porque resulta que en este pequeño rincón del país se produce desde hace tres años el queso comercializado más grande de España. Y desde hace unos meses, es posible encontrarlo en la Quesería Conde Duque, ubicada en la calle con el mismo nombre, donde se puede ver, comprar y oler dicho manjar en vivo y en directo. Entre sus creadores se encuentra el mismo Rubén Valbuena, junto con Álvaro Corral, impulsor de La Jarradilla, y Juan Carlos Hernández, maestro de Los Quesos de Juan.

 

Justo en el local contiguo se encuentra Panic, la panadería de Javier Marca, que causa auténtico furor entre los modernos panarras, haciendo así un tándem perfecto.

 

Melos

Una zapatilla para mí… y para todos mis compañeros.

 

No podíamos acabar el post sin visitar el mítico Bar Melo’s, en pleno Lavapiés. Es uno de esos sitios que si no vas recomendado o lo ves lleno de gente es difícil que entres. Irresistiblemente castizo y una muy buena opción para empezar una noche de fiesta con energía. Para eso nada, como plantarse una de sus zapatillas (pan de hogaza, lacón y queso de tetilla fundido). Si después de tamaña osadía sigues teniendo fondo, no dejes de pedir sus “pequeñas” croquetas, empanadillas o pimientos del padrón. Y el que avisa no es traidor: Ramón y Encarnita lo indican claramente en carteles: “las raciones que se sirven en este bar son abundantes. Por favor, pedid con moderación“.

05 julio 2016 by SABINA URRACA

Llegan a Madrid los bares de leche con cereales


  Una octogenaria pasa junto al puesto de Cereal Lovers, en el corazón del Mercado de Antón Martín, y lanza un:   “Ya no saben qué inventar…”.   Para una señora cuasicentenaria, más familiarizada con las sopas de pan con …


18 mayo 2016 by DAVID ARIAS

Comer con arte


Abre en Chueca un nuevo restaurante que combina un renovado concepto de gastronomía castiza con arte urbano. Así es Mitte.


11 marzo 2016 by DAVID ARIAS

Mapa de la cerveza artesanal en Madrid


Artesanía birrera made in Madrid.



Comentarios:

Añadir comentario
Salomé says:

Mmmmm qué rica esa zapatilla del Melo’s! Gran artículo. Gracias Penélope Saralegui 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *