Fanzines con todo el “carinio” del mundo

Carinio Ediciones es una editorial madrileña de fanzines, pequeña y valiente (no podía ser de otro modo), que quiso ser Karinio, así, con ka, pero no le dejaron. Por Curro Esbrí


08 enero 2015

amigasfanzine

Según su web el responsable de esta editorial es Winnie the Pooh adorando a Satán en el espejo de su casa, pero he investigado un poco y he descubierto que quien anda detrás de más de veinte fanzines ya son Alejandra Pastrana, Clara Moreno Cela (Klari) y Conxita Herrero.

 

Si queréis entender esto un poco mejor, leed las respuestas que dan las dos últimas en la siguiente entrevista:

 

La primera pregunta es obligada: ¿de dónde viene el nombre de Carinio Ediciones?

Conxita: Mi madre me dice desde que tengo memoria que, en la vida, todo y absolutamente todo hay que hacerlo “con cariño”. Hacer el all-i-oli con cariño —“que no se corte, Conxita”—, preguntarle a la impresora cuando se atranca “qué te pasa, cariño”, dejarlo con tu novio de hace tres años con cariño. Y a mí se me ha grabado eso en la mente hasta el punto de pensar en que incluso suicidarse debería hacerse con cariño. Mi madre me llama “cariño” y mi abuela me llama “prenda”. La transfiguración de Ñ en NI tiene que ver con un viaje que hicimos en primero de carrera a Bilbao y con los amigos guasones de Clara; decidieron, por alguna razón, cambiar las eñes de todas las palabras por enies, y de repente todo resultaba divertidísimo de oír y nos meábamos de la risa. Lo recordaba como algo buenísimo (ambas cosas) y entonces nació un híbrido; de modo que: ninias y ninios, haced todas las cosas de la vida —esto vale para siempre— con todo el carinio del mundo.

 

¿Y de dónde venís vosotras? ¿Qué os ha llevado a publicar fanzines?
Klari: Nosotras empezamos publicando fanzines para nuestras madres y nuestrxs amantes. Me gustan mucho los tebeos y como hija de librera siempre he estado rodeada de papeleos en general. Supongo que autopublicarse es una necesidad de dibujar y compartir, sobre todo teniendo tantas cosas que querer contar en un momento tan frenético como el que vivimos. Además, siendo el mundo de la editorial tan impenetrable, la autoedición es algo así como la salida “lógica”, y la posibilidad de escoger el contenido y la propia censura es… brutal. También es una manera perfecta para romper con esa mentalidad que nos lleva a rechazar nuestros trabajos “jóvenes”, a odiar las torpezas y las imperfecciones, como si la única obra válida se encontrase en nuestro lecho de muerte… Creo que es herencia clave del academicismo artístico que como buenas estudiantes de Bellas Artes conocemos a la perfección, y nosotras lo desprestigiamos en cierta manera. Publicar y crear con el ritmo que nosotras llevamos enseña valores más sanotes. Creo. Por otro lado, pienso que publicar en papel es algo así como un acto de reivindicar contacto humano. En resumidas cuentas, creo que es por salud mental.

 

Conxita: Yo estoy con Clara: empecé publicando para mi madre y mis amantes. No lo había pensado nunca así, pero es la mejor explicación que he encontrado hasta el momento. Luego se ha ido sumando gente: archienemigxs, amores platónicxs, gente que ya no existe (y gente que nunca ha existido), y la lista se ha ido haciendo cada vez más larga; pero el motivo de base siempre es “esto para vosotrxs y para que lo sepáis y os enteréis bien, colegas. Os lo tengo que decir yo porque nadie os lo va a decir por mí”. Supongo que comer, cagar, dormir y comunicarse es algo que solo puede hacer unx mismx.

 

panconketchup

 

En vuestra web dice que aplicáis el precio libre o trueque en vuestras publicaciones. ¿Qué motivación hay detrás de esto? ¿Este sistema de financiación os está funcionando, o la rentabilidad no es importante para vosotras?

Klari: El precio libre es un método genial y justo con el bolsillo del circuito en el que nos movemos. Somos estudiantes medio trabajadoras y conscientes de que no todo el mundo ni quiere ni puede pagar lo mismo. Y sorprendentemente siempre nos ha dado buenísimos resultados, la gente aprecia mucho las horas de mimo y trabajo que le ponemos a nuestros zines. Respecto al trueque, es definitivamente rentable porque somos grandes consumidoras de fanzines, y además es una manera de conocer diferentes trabajos de gente muy, muy especial. Al fin y al cabo quien lee fanzines es porque realmente le interesa.

 

Conxita: Y porque Clarita nos propuso que montáramos un grupo de música y nos llamáramos “Herederas del punk”. No, pero ahora en serio. La rentabilidad es importante para nosotras aunque lo hagamos porque nos encante hacer fanzines y nos encante intercambiar y ver las cosas de otra gente. Lo cierto es que MOLARÍA BASTANTE que, igual que un ilustrador o una ilustradora consiguen comer de lo que hacen (no estamos hablando de vivir en un palacio y encenderse los cigarrillos con billetes de 500 pavos), o que igual que un médico o médica consiguen comer de lo que hacen, hacer fanzines fuera igual de válido en ese aspecto. Con lo de los fanzines hay una especie de tabú/mala herencia del punk que parece que hayas de hacer cosas y venderlas casi a precio de coste, o que sea algo no-profesional. Y ni es ni debería ser así (lo decimos nosotras que ponemos precio libre y trueque); los fanzines son algo tan profesional como cualquier otra cosa y en algún momento nos enteraremos y pagaremos con eso la luz, el agua, los anticonceptivos y los garbanzos (y —para brindar por ello— alguna que otra cania).

 

El mundo de la edición independiente en Madrid es rico y está vivo, pero no es muy grande. Todos nos vemos las caras en las mismas ferias, en los mismos saraos… ¿Cómo es vuestra relación con otros fanzines y/o fanzineros como, por ejemplo, Migas Fan Thing?

Klari: Con Migas tenemos una conexión total. Conxita suele publicar con ellos y ahora hemos sacado el Amigas, lo que nos gusta llamarlo “la hija lista del Migas” (con cariño); son muy amigos y les queremos mucho. Sacamos adelante este fanzine tan punki con la intención de remarcar que estamos hartas de los micromachismos persistentes en este tipo de fanzines. Y es que nosotras también sabemos hablar de sexo (de hecho nos encanta) y cachondearnos con ello. Por otro lado y atravesando la península, estoy emprendiendo un proyecto junto con Cráneo Prisma (un artista gaditano de trazos e ideas muy potentes): nos conocimos hace poco, ha surgido la conexión fanzinera y ahora somos Lxs Autoshxxters. Dibujamos juntxs y a distancia, y ya hemos sacado adelante un par de tebeos… Esperamos que el proyecto sólo sea el principio de unos cuantos, porque lo estamos cogiendo con mucho amor y ganas. Por otro lado, intento participar en lo que puedo, y ahora que vivo en Bilbo me meto en los fregados fanzineros que me puedo permitir… También ilustro los textos de mi hermano Hilo, que es aventurero y escribe fenomenal. En general, el fanzinerismo es un mundo donde nos mimamos y nos damos mucha bola entre todxs y da gusto.

 

Conxita: Pues, en mi caso, a los primeros que conocí en autoeditarse fue a los Migas por la facultad de Bellas Artes. En primero de carrera fui a hablar con ellos y les pregunté si podía colaborar en algún Migas. Me dijeron que no. En respuesta a la negativa, me lié por mi cuenta, en plan, “¿no? pues vais a ver…”. Al principio nos odiábamos, nos quitábamos los carteles mutuamente y nos hacíamos El Mal. Pero con el tiempo nos conocimos y nos enamoramos mutuamente. Son estupendos y a) nos queremos mucho, b) nos apoyamos —con todo— mucho, c) nos drogamos mucho juntos. De hecho están invitados al siguiente Amigas si lo hubiera (y tienen muchas ganas).

 

En vuestro catálogo hay fanzines de grapa y fotocopia, pegatinas, postales, relatos ilustrados… Habladme de vuestras publicaciones. ¿Tienen algún nexo de unión? ¿Qué razones os llevan a seleccionar lo que publicáis?

Klari: Nos gusta la filosofía de que quien se lo guisa se lo come, así que cada cosa que queremos sacar adelante lo hacemos sin darle más vueltas; nos fiamos de que lo que haga la compañera va a tener carinio y calidad. El nexo de unión de las publicaciones es que son nuestras y eso es lo que se lleva el sello Carinio, además de fanzines colaborativos que organicemos (como algunos Pupas tebeos y Taxidermia fanzine).

 

Conxita: El único nexo que encuentro son las ganas de hacer cosas… En principio no seleccionamos nada, cada unx hace lo que puede y quiere, y si le parece bien sacarlo, a nosotrxs también. Nos parece bien la expresión en su sentido más primario, el filtro ya lo pone unx mismx, no tenemos nada que decir al respecto.

 

postalicas

 

Una cosa que me ha llamado la atención en vuestro catálogo es que muchas de las publicaciones están ya agotadas. ¿Por qué la vida del fanzine tiene que ser tan efímera?

Klari: Hay muchas razones, como inseguridades varias a la hora de hacer tiradas largas o el dinero disponible para ello. Por ejemplo, hace poco hice un fanzine de 16 copias que iba a enviar sólo a la familia: no concibo que por cosas tan personales se haga pagar a alguien. En GRAF un chico se interesó por la última copia y se la regalé del tirón. Otras veces es por no gastar demasiado, sin más rodeos. Pero oye, que si hay alguien muy interesadx en un fanzine agotado… que me pida el PDF y le mando a Fotocopias Madrid.

 

Conxita: Yo creo que el fanzine es querer decir algo y decirlo. Como inmediatamente. Es como si una noche le dices a alguien a las cuatro de la mañana que es la persona más guapa y más increíble del universo: en ese momento es cierto y lo dices, y lo dices muy sinceramente. No es que eso se agote, no es que no sea verdad, simplemente que sólo funciona en un momento y a lo mejor, para unx mismx, no funciona igual de bien diez meses más tarde. Los que están agotados son fanzines que, de momento, hemos decidido no reimprimir. Lo cual no significa que no podamos volver a hacerlo en un momento dado que nos apetezca. Hay fanzines que reimprimiremos hasta que nos muramos y fanzines de los que sólo habrá tres copias y nadie más podrá saber de ellos nada más, nunca. Y está bien así, no es algo triste, es como cualquier otra cosa, como todo lo demás.

 
Hay ahora mismo una corriente fanzinera feminista atravesando España bastante potente, normalmente relacionada con el DIY y las Riot Grrrl. Entre otras muchas, están Bulbasaur y Nenazas (Horriblemente Humano) en Barcelona, Chavalas Zine en Zaragoza, Mujeres con pajarita en Murcia, Una buena barba y Bravas en Madrid… Después de leer vuestro Amigas, es inevitable que os pregunte cuál es vuestra posición con respecto del movimiento feminista.

Klari: Somos abiertamente feministas, y creemos que en el campo del tebeo y del fanzine hay mucho territorio que pelearse como mujeres y como creadoras. Amigas ha sido una herramienta clave para dar caña a gente cercana que a lo mejor pasa por alto ciertos micromachismos, pero nos gusta hacerlo con aire desenfadado: nos encanta la guasonería. Somos como somos y nos encanta hablar de sexo, de guarradas, de chorras y chorradas. El hecho de que las producciones sean alternativas no significa que sean automáticamente reivindicativas, ni mucho menos, por ello tenemos que hacer de nuestros mundos lugares más cómodos donde poder crear y expresarnos, por ello la militancia es esencial.

 

¿Os habéis planteado el fanzine como un fin en sí mismo, o Carinio tiene metas que cumplir más allá del «hazlo tú mismo»?

Klari: Carinio por ahora ama el fanzine con todas sus consecuencias, creemos que es un formato interesantísimo y al que se le puede dar muchísimas vueltas de tuerca y sin intermediarios… Error sería ver el DIY sólo como una fase previa a abrirse puertas en el mundo editorial. Eso puede ocurrir, pero ver el fanzine únicamente como un ensayo de una vida laboral posterior me parece insultante. Además, no por ser DIY algo es menos profesional, no es un estadio menor de calidad; simplemente responde a un escenario con dificultades y oportunidades diferente… Además quien se autopublica se está insertando en una escuela de autoaprendizaje que es fetén.

Aún así no tenemos mucha idea ni de qué va a pasar este verano. Pero como nos mola decir… “palante”.

 

Conxita: Yo opino que el fanzine es completa[y descarada]mente un fin en sí mismo (de hecho me asusta bastante que la meta sea cualquier otra cosa). Para mí no es hacer esto para luego hacer otra cosa, no es hacer una canción para luego sacar un disco ni invitarte a cenar para luego poder follar contigo. Hacer fanzines es una solución a la necesidad de querer expresar algo, sin más pretensiones. Evidentemente, a partir de hacer un fanzine (que se entiende como una solución), se generan una nueva serie de problemas (de distribución, feedback y autocosas), pero, en consecuencia, también de nuevas soluciones. Pero es ahí donde empieza y termina todo. Es la bomba, ¿eh?

 

laboya

 

Un fanzinero lleva una vida dura. Esto es así. Las estructuras de la edición independiente son por fuerza precarias y hace que todo resulte más difícil. Algo de eso pudimos ver en el desalojo matinal del tercer Maravilloso Encontronazo de Autoedición, aunque la voluntad y el ingenio siempre encuentran nuevos caminos, y el MEA3 pudo seguir por la tarde en otro local. ¿Cuál ha sido la situación más difícil a la que os ha llevado vuestra editorial?

Conxita: Para mí, básicamente tener que prescindir del abono transporte algunos días o tener que terminar de pagar el pico con monedas de uno y dos céntimos (si no ha habido un colega al que liar a la hora de pagar en la copistería con la promesa de que “mañana te lo devuelvo”). Suerte que mis copisteros son estupendos. Vivir en el ínterin de indigencia en el que te encuentras después de una bonita tirada. Todo lo demás son ventajas y coser y cantar y sexo, drogas y rock’n’roll. Porque lo de que sea diciembre, haga un frío del carajo, te desalojen y tengas que pillar el metro cargadísima de quince kilos de papel grapado y dos banquetas que has tenido que traer de casa para poder sentarte le gusta a todo el mundo, ¿no? Y lo de jugarse la vida en un coche que tiene más años que Matusalén con un conductor de resaca bajo un agradabilísimo granizo imparable volviendo del Gropo y oliendo todo a chorizo y a humanidad se sobreentiende que también.

 

Klari: Supongo que para mí lo más frustrante es encontrar las oportunidades reales de poder estar en todos los eventos (soy una amante del guateque). Aunque creo que el momento más doloroso ha sido que me tocase un sorteo de pack de autoedición en el Liceo Mutante y que los libros fuesen en galego. Sin embargo, puedo decir en calidad de Carinio Ediciones que, en realidad, nosotras queremos ser “Karinio”. Llevamos un año muy primaveral y queríamos romper, queremos ser Eskorbuto, pero Facebook no nos deja cambiar y es una pena.

 

Para saber algo más de Carinio Ediciones, puedes visitar su blog.

19 septiembre 2018 by JAVIER YOHN PLANELLS

The Russian Club


Macarena Berjano, fundadora del blog Cuna Literaria, acerca la literatura rusa al centro de Madrid a través de clubes de lectura, reuniones y jaranas poéticas.


03 mayo 2018 by JAVIER YOHN PLANELLS

Biblioteca Madriz: Editorial 120 pies


Editorial de libros electrónicos.


04 abril 2018 by JAVIER YOHN PLANELLS

Biblioteca Madriz: India Toctli, poeta y pintora


Isabel García Mellado presenta a su alter ego, India Toctli, poeta y pintora que debuta en los circuitos editoriales con el poemario “Atl”.



Comentarios:

Añadir comentario
Maripili y Piluca says:

Maripili: Estas chicas derrochan sensibilidad y frescura por los cuatro poros de los costados. Ojalá fueran amigas mías para irnos a una tetería o de terracitas. Muá

Piluca: FUAAAAAAA ESTO MOLA MAZÍSIMO XDDDDDDDD. VIVA LOS FANCINES Y LOS KOMIKS Y LOS DIBUJOS WAPOS, MUCHOS ANIMOS TRONKAS!!!!

Klari says:

Pues pa teses y fanzines cuando queráis, un abrasote podemos ser amigas o ke ase

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *