Festival Walden (1ª parte)

EL SELLO MADRILEÑO CELEBRA ESTE FIN DE SEMANA SU PRIMER LUSTRO DE EXISTENCIA CON UN TROPEL DE CONCIERTOS EN LA SALA TABOO. POR DAVID BIZARRO


29 enero 2015

CABECERA WALDEN

 

Manuel Moreno nos lo resume a grandes rasgos: “Discos Walden empezó el 2014 como un sello que en cuatro años de historia había publicado unos pocos singles, maquetas y un par de recopilatorios y hemos cerrado el ejercicio publicando cuatro LPs, ocho singles y tres libros”. Fruto de la necesidad de publicar material fresco sin someterse que a las votaciones democráticas de Gramaciones Grabofónicas, el sello madre, se ha consolidado como una de las plataformas más activas del panorama independiente madrileño. Y la mejor noticia es que 2015 promete ser igual de prolífico en cuanto a lanzamientos, “así que hemos decidido celebrarlo con un showcase de grupos del sello a modo de auto-homenaje y de celebración con vosotros”. Para ponérnoslo más fácil, se han sacado de la manga un recopilatorio digital a modo de reclamo de su programación. Serán diez conciertos en dos días, así que id pulsando el play y no perdamos el tiempo…

 

 

01 – GODINO – Nos vamos

A estas alturas el talento de Enrique Godino no debería necesitar presentación, por más que la trayectoria –siempre ascendente– de Cohete pasase un tanto desapercibida a oídos del gran público. Junto al resto de la tripulación (los hermanos Ramiro y Rodrigo Cortillas y Urs Hampel), este madrileño risueño ha contribuido a dignificar el pop en castellano con un optimismo a prueba de balas, manejando los tiempos con prudencia y apostando siempre por un acabado artesanal que ya no se estila por estas latitudes. Un estilo que podría definirse como la cuadratura de un círculo que abarca desde Patrullero Mancuso y Soul Bisontes hasta Lidia Damunt y Jonston. Y aunque el recuerdo de Micro macro, El club cocina y A gogó pese demasiado a la hora de interpretar su emancipación como un debut en el sentido más estricto de la palabra, Nos vamos desprende un fulgor propio y reconfortante.

 

GODINO

 

02 – GERMÁN CARRASCOSA Y LA ALEGRÍA DEL BARRIO – Roca China

En la portada del recopilatorio de Bananas, Hazlo girar (Gramaciones Grabofónicas, 2013), un grupo de chavales menea una botella en el sentido de la aguja del tocadiscos. “En realidad es un frasco de veneno”, puntualiza Manuel Moreno. “Un detalle que pensamos bastante y tiene que mucho que ver con el sonido del grupo”. La imagen habla por sí misma de la orientación de uno de los tríos más destartalados de esta piel de toro precaria y cafre, responsable de engendrar a su paso anomalías tan adorables como Los Ginkas, Kana Kapila, Montañas, ¡Pelea! o Corte Moderno. “También hay algo de ellos en Juanita y los Feos y Biznaga. Entre los primeros me consta que había varios fans declarados, pero lo de Biznaga es de cosecha propia”.

 

 

Pero hace falta hilar más fino y remontarnos a Jugos Lixiviados, pieza clave del underground pantanoso de los años noventa, para terminar de desenredar la madeja. En todo este tiempo la Grestch customizada de Germán Carrascosa no ha dejado de crear escuela, ya sea honrando la memoria de Josexto Ezpionda (Los Bichos) o escribiendo recto sobre renglones torcidos. Como en aquella ocasión que Ryan Air quiso incluir Vuelo barato en su campaña publicitaria y Germán les tuvo que advertir que la letra no hablaba de subirse a un avión por veinte pavos…

 

03 – O BO DE VIL – Puedes ver la luz

Para entendernos, O BO DE VIL sería lo más parecido a una franquicia ferrolana de Bob Log III, pero con muchísima retranca. La fonética del nombre sugiere la procacidad de su primera referencia en vinilo, Verdades como pollas (2014), pero para desentrañar su verdadero significado uno tiene que leer entre sílabas. Si de lo que se trata es de reivindicar el vicio como una virtud, nada mejor que combinar en una misma canción el aturuxo primigenio de Hasil Adkins con el azote punk de los peliqueiros. Es decir, música de raíces trasplantada del delta del Mississippi a la comarca del Eume que parece inspirarse en la borrasca mental que le deja a uno el vino de Barrantes.

 

 

Y es que el ritmo del bluegrass encaja muy bien con el de la polka, tan similar a la muiñeira: tacón-tacón-tacón-punta-tacón. No en vano fue un conquistador español, de nombre Juan Pardo, quien bautizó el estado de Tennesee en el siglo XVI. Por eso, aunque las citas a The Tiger Lillies y Siniestro Total no son en absoluto circunstanciales, su idiosincrasia hillbilly es comparable a la de John Balan, el cowboy gallego por excelencia, auténtico hombre orquesta y gran comedor de fanecas: “Si hubiera nacido en los Estados Unidos / allí sería una estrella / aquí no lo respetan y está jodido”.

 

04 – CORAJE – Harto de esperar

¿Os imagináis un nombre mejor para una banda de rock peleón que cante en castellano? Me refiero a CORAJE, claro. Las letras de Jordi Jiménez transmiten el ímpetu necesario a la doble acepción de la palabra. Hacen falta agallas para llamar a las cosas por su nombre y utilizar un lenguaje tan directo, sin subterfugios, con el valor añadido de interpelar directamente al oyente. Cuando decidió apearse en marcha de Los Claveles a la altura de Nacional 42 (2010), se llevó consigo un puñado de canciones redondas que lo mismo apelaban a The Replacements que a Robyn Hitchcock, sin perder el acento castizo. Al escuchar Harto de esperar me acuerdo de cuando 091 aspiraban a la urgencia de The Clash y vuelvo a preguntarme en qué momento el rock nacional se dejó seducir por el funcionariado multinacional. La disidencia consiste en darse de cabezazos contra el muro de la precariedad laboral (“Tenga coraje, dice usted / Más no se puede tener / ¿Qué carajo espera usted / por esta miseria al mes?”) sin dejarse amedrentar. Pero sobrevivir ya es bastante triunfo; y si no que se lo pregunten a Josele Santiago.

 

CORAJE

 

05 – LOS ALAMBRES – Von Braun

Manuel define a estos murcianos como “un grupo que trabaja lento pero seguro”. No sé cuánto hay de eufemismo en esta frase porque, si la memoria no me falla, la primera oportunidad que tuve de verlos en directo fue en la sala Galileo hace la friolera de seis años. “Metimos un tema suyo en un recopilatorio de Autoplacer y luego compartieron single con Kana Kapila”. A juzgar por este aperitivo no me queda más remedio que darle la razón. Se lo han tomado con calma, pero desde entonces su post-punk se ha ido sofisticando y ahora suenan más elegantes y melódicos. Parece que les sentó de maravilla telonear a The Monochrome Set y han invertido su tiempo en repasar el temario de TV Personalities. ¿Es demasiado suponer que su primer LP no se hará esperar o podemos sentarnos de brazos cruzados? “Como naipes, la canción que incluimos en el recopilatorio Cenizas y Diamantes (Discos Walden, 2013) pertenecen a la misma sesión de grabación que esta”. O sea, que sí: habrá álbum.

 

 

(Continuará…)

22 febrero 2017 by ANDREA GALAXINA

La telepatía de Lidia Damunt


La cantautora nos cuenta todos los detalles sobre su último disco.


13 abril 2016 by ROCÍO ZARZALEJOS

Perlita, la electrónica del cambio


Electrónica que taladra el hipotálamo. Electropop con guasa que pretende salvar la naturaleza.


01 marzo 2016 by MARÍA ARRANZ

Mad Grrrl Fest


Llega a Madrid el primer festival organizado por mujeres, bolleras y trans, enfocado únicamente a bandas compuestas en su totalidad por mujeres, bolleras y/o trans.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *