Hacer la compra y fliparlo: el mercado ecológico de la Cámara Agraria

Este sábado 7 de septiembre tendrá lugar en la Casa de Campo una venta ecológica de lo más apañada: el mercado ecológico de la Cámara AgrariaPor Diana Aller.

 


06 septiembre 2013

Ilustración: Enric Adell

 

 

Madrid tan habitable y divertida, tan impersonal y alocada, es cosmopolita precisamente por esa megaconcentración de almas anónimas que la pueblan y viven.

 

La gente se reúne y se realiza en torno a actividades cotidianas, que sin embargo, resultan exquisitas… como ir al mercado.

 

Existe un lugar en la Villa y Corte donde se extingue el ritmo de vida frenético, la polución y las prisas. Un lugar saludable para el organismo y el bolsillo:

 

El primer sábado de cada mes, tiene lugar en la Casa de Campo (Plaza de la Puerta del Ángel, 4) una venta ecológica de lo más apañada, el Mercado Ecológico de la Cámara Agraria.  No sólo se trata de un lugar donde comprar sanísimo, fresquísimo y baratísimo, sino una manera muy agradable de pasar la mañana del sábado.

 

A menudo -y con cierta razón- vinculamos la comida ecológica con un producto caro y prácticamente de lujo, pero en este mercado comprobarán que pueden volver a sus casas cargados, por ejemplo, de dos kilos de tomates Raf (la pata negra del mundo tomatero) libres de pesticidas por dos euros. Si comparamos en términos de calidad y precio con lo que nos cuesta una bandejita de tomates enanos e insípidos del supermercado, la visita ya habrá merecido la pena. Les aseguro que en este caso lo ecológico no resulta prohibitivo, más bien todo lo contrario, pueden volver cargados de productos sanísimos, casi salvajes, y recién recolectados. Lo recomendable es llegar pronto, a eso de las diez u once, ya que la carne es muy demandada y se agota rápido; pero el producto estrella de la venta es la verdura, en cuyos puestos se forman colas larguísimas.

 

Permítanme reseñar la amabilidad de los tenderos (agricultores, empresarios, maestros queseros…), gente orgullosa de los productos que ofrece, que no les venderán un cerdo asesinado por ellos mismos, sino un animalillo al que un día quisieron y alimentaron con dedicación y cariño.

 

Se trata de un plan de sábado perfecto, porque allí podrán disfrutar de degustaciones de todo tipo, y si compran una copa de vino (¡por un euro!), podrán catar todos los vinos.

 

Después de recorrer el mercado y llenar el maletero de bolsas cargadas de mercancía fresca y saludable, una opción muy común y apetecible que el lugar ofrece, es comprar una botella de vino y montarse un picnic en el parking aledaño. Cuando el fin de semana termine, comenzará otra semana de ajetreo y trabajo duro, eso sí, afrontarla comiendo sano les será mucho más llevadero.

 

Este pequeño secreto a voces comenzó como un encuentro de agricultores, ganaderos y amigos del buen comer, y hoy se ha convertido en una cita rural, trendy, xenofílica y originalmente candorosa que aglutina cienes de anónimas almas.

 

Eso sí, para que no se extienda la voz, nadie le comentará las exquisitas degustaciones que se ofrecen de forma gratuita en el recinto durante toda la jornada ¡Se puede hasta almorzar sólo con eso!

 

05 julio 2016 by SABINA URRACA

Llegan a Madrid los bares de leche con cereales


  Una octogenaria pasa junto al puesto de Cereal Lovers, en el corazón del Mercado de Antón Martín, y lanza un:   “Ya no saben qué inventar…”.   Para una señora cuasicentenaria, más familiarizada con las sopas de pan con …


18 mayo 2016 by DAVID ARIAS

Comer con arte


Abre en Chueca un nuevo restaurante que combina un renovado concepto de gastronomía castiza con arte urbano. Así es Mitte.


11 marzo 2016 by DAVID ARIAS

Mapa de la cerveza artesanal en Madrid


Artesanía birrera made in Madrid.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *