Humor y drama de la rotonda española

Entrevistamos a los creadores de Nación Rotonda, un proyecto web, y ahora también un libro, en el que se documentan los excesos urbanísticos de nuestro país tomando a las rotondas como paradigma de ese crecimiento incontrolado. Por María Arranz


14 julio 2015

potpurri rotondas

 

Antes, todo esto era campo español. Varios años y una burbuja inmobiliaria después, ese mismo territorio se ha llenado de unas inquietantes construcciones cuya utilidad queda, en buena parte de los casos, en entredicho. Hace un par de años, el proyecto Nación Rotonda se propuso realizar un inventario visual de los excesos urbanísticos de nuestro país y eligieron a la rotonda como símbolo de ese descontrol. Lo que empezó siendo una web que reunía comparativas de imágenes de satélite que mostraban el antes y el después de los desarrollos urbanísticos en relación a la burbuja inmobiliaria, es ahora también un libro que acaba de ver la luz después de haberse financiado a través del crowdfunding.

 

Hablamos con los cuatro madrileños que están detrás de este proyecto para que nos cuenten cómo empezó todo y de dónde viene su obsesión por las rotondas. Ellos son Miguel Álvarez (ingeniero de caminos, que trabaja en temas relacionados con el transporte, desde redes de autobuses y estudios de tráfico hasta –ojo– alguna rotonda), Esteban García (también ingeniero de caminos, que trabaja en temas de geotecnia), Guillermo Trapiello (arquitecto, diseñador, artista e ilustrador, especializado en trabajar con mapas e infografías) y Rafael Trapiello (el tercer ingeniero de caminos del grupo, y también fotógrafo documental y miembro del colectivo NOPHOTO, cuyo trabajo se ocupa de la identidad, la sociedad y el territorio).

 

Evolución de Madrid.

Evolución de Madrid.

 

¿Cómo surgió la idea de Nación Rotonda online y por qué esa obsesión por las rotondas?

_Miguel Álvarez: Cuando usas Google Earth en tu trabajo te encuentras cosas que necesitas contar. La rotonda es el estribillo de lo construido en lo que llevamos de siglo. Están por todas partes.

_Esteban García: No nos fijamos en las rotondas. Las rotondas son el símbolo ubicuo de la burbuja inmobiliaria, pero nuestro trabajo se centra en el urbanismo y la ordenación del territorio.

_Guillermo Trapiello: Las rotondas vienen a ser a Nación Rotonda lo que un ladrillo al logo de una empresa de construcción. Nos parece un elemento reconocible por todos que sintetiza el espíritu del urbanismo estándar. Logos aparte, con este proyecto queremos denunciar o por lo menos tratar de hacer evidente la huella del desarrollo urbano de los últimos 15 años.

 

¿Qué fue lo que os animó a publicarlo después en formato libro?

_MA: Al principio, en el inventario, nos interesaba el tamaño, sacar los ejemplos más enormes de urbanizaciones sin terminar, polígonos inmensos. Con
el tiempo, los más grandes se acaban y empiezas con los más pequeños, te acercas al suelo y empiezas a ver otros detalles, buscas fotos en Street View… Todo ese material lo hemos ido metiendo en un cajón desastre y nos apetecía ordenar una selección de eso para contar algo.

_EG: El libro permite una narrativa distinta a la que usamos en la web y nos permite explorar las huellas de la burbuja desde otras perspectivas.

_GT: Durante el proceso de edición del libro hemos podido trabajar con narrativas más flexibles propias de mundos como el cómic o la fotografía. Aparte de comparar el antes y el después de desarrollos urbanísticos de la burbuja, como hemos venido haciendo en la web, también hemos introducido otro tipo de estrategias visuales, como juegos de zoom y escala, catálogos de elementos varios y vistas a pie de calle.

_RT: Queríamos ver si éramos capaces de hacer comprensible el mundo del urbanismo, muchas veces demasiado abstracto para el común de los mortales. A
mí personalmente me apetecía hacer un libro cuyo contenido fuera, por un lado, formalmente muy atractivo, pero que contuviera muchas capas de información y fuera muy narrativo. Al mismo tiempo era un verdadero reto trasladar un mundo de imágenes virtuales a un universo físico como es el del papel. Me gusta pensar que, siguiendo los pasos de otros autores que nos gustan mucho y que han influido en nuestro trabajo, como Doug Rickard, Jon Rafman, Mishka Henner, Jenny Odell o Hermann Zschiegner, hemos dado con la manera de hacer legible parte de la casi infinita información disponible en internet.

 

nacion rotonda

 

¿Por qué decidisteis utilizar únicamente elementos visuales como las imágenes de Google Earth y Street View para hacer este inventario de desastres urbanísticos?

_EG: es la manera más sencilla de explicarlo. Estamos continuamente bombardeados por datos y números que muchas veces no se saben interpretar bien y otras veces son falsos, directamente. Una foto de antes y una foto de
después es algo que todos podemos interpretar y que además es “verdad”.

_GT: Una ortofoto vale más que mil palabras.

 

Rotonda con ermita en Jumilla, Murcia.

Rotonda con ermita en Jumilla, Murcia.

 

¿Cuál (o cuáles) diríais que es el mayor despropósito con el que os habéis encontrado a lo largo de todo este tiempo?

_MA: Si el mayor fuera el único no sería tan grave, a mí el horror me lo da que sean tantísimos.

_EG: El mayor horror es que no sabemos cuántos horrores hay ni qué hacer con ellos.

_GT: Desgraciadamente, los horrores abundan por toda la geografía. Los hay de todos los trazados y tamaños, desde los grandes disparates (Valdeluz, Golf Valdecañas, Seseña, Marina d’Or…) hasta las chapuzas urbanas a escala más reducida (calles cortadas, feismo rotondo, obras en estado de ruina…). Es un no parar.

_RT: El mayor horror es la suma de una enormidad de pequeños horrores

 

Decíais en el vídeo de presentación de vuestra campaña de crowdfunding que también os interesaba saber algo más sobre la gente que habita los paisajes que habéis retratado en vuestro proyecto. ¿Qué habéis averiguado sobre ellos?

_MA: Están jodidos. Es gente que vive en barrios desangelados, donde muchos servicios no se prestan, que tienen lo malo del campo y la ciudad pero nada de lo bueno. Son barrios postapocalípticos.

_EG: Tienen una situación muy mala y están atrapados, en general, en hipotecas que superan con mucho el valor real de sus casas.

 

 

También comentabais que una de las aspiraciones que tenéis con el libro es que sirva para reflexionar acerca de lo que ha pasado y cómo hemos llegado hasta aquí. En vuestra opinión, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

_MA: Creo que la idea de que a veces hay que frenar el crecimiento desde el estado es muy impopular. Y esta vez había que haberlo hecho.

_EG: Esta respuesta podría ocupar tesis doctorales enteras, así que por resumir: modelo de crecimiento, cambio en leyes del suelo, deficientes sistemas de financiación municipal, búsqueda de réditos electorales a corto plazo y falta de coordinación supramunicipal.

_RT: Vivimos en un sistema que beneficia a aquellos proyectos, sean del tipo que sean, que se basan en el crecimiento. Desde mi punto de vista me parece una temeridad apostar por el crecimiento constante e ilimitado en un lugar con unas condiciones espaciales y de recursos finitas. Y eso es exactamente el modelo que hemos seguido aquí.

 

Comparación de tamaño entre el Bernabeu y el Pau del Cañaveral en Vicálvaro.

Comparación de tamaño entre el Bernabeu y el Pau del Cañaveral en Vicálvaro.

 

¿Qué podemos hacer con todos estos despropósitos urbanísticos ahora que
ya están construidos?

_MA: Ni siquiera sabemos cuánto hay y de quién es. Las estadísticas oficiales no concuerdan con la realidad física. Empezar por ahí, y luego mirar caso a caso. Suena vago, pero es que ni siquiera se ha hecho aún este primer paso. Por proponer algo pequeño y fácil: en muchos de estos sitios se han dejado construidas zonas de juego infantil. Un tobogán en medio de un descampado, a 500 metros de la casa más cercana, no se usa. Cójase el tobogán y acérquese a donde sí se vaya a usar. Por ejemplo.

_EG: Lo primero medir cuánto hay, que no sabemos ni cuántas viviendas vacías hay ni cuántas a medio construir ni qué superficie está urbanizada. Después empieza la fase de propuestas. Ahora mismo nos estamos metiendo en ella, esperamos que oigáis de nosotros en breve.

_GT: Concienciación (el trabajo de Nación Rotonda va por este camino), creación de bases de datos abiertas para cuantificar el problema y establecer áreas de necesidad y por último generar nuevos modelos de
desarrollo (o de abandono) en el que se involucre a la sociedad y a cuantas más disciplinas mejor. Parte del problema pasa por haber planificado estos desarrollos al margen de la ciudadanía y al margen de la realidad.

 

¿Qué lecciones creéis que hemos aprendido en estos años sobre el boom inmobiliario? ¿Seguirá España basando su economía en este mismo modelo en el futuro? ¿Qué modelo de ciudad se podría plantear como alternativa?

_EG: Si atendemos a la voluntad de la mayoría de los políticos que han estado gobernando municipios hasta estas últimas elecciones, sí, seguiremos construyendo. Ejemplos como Eurovegas, Barcelona World o la Operación Chamartín lo demuestran. Veremos si la nueva política nos trae un cambio de visión de crecimiento.

_GT: Todo apunta a que el turismo y la construcción combinados seguirán siendo el motor de la economía española. Molaría, ya puestos, que España fuera pionera en tecnología de la construcción (investigación de materiales, economía de medios, producción de elementos constructivos) y nuevos modelos de turismo, pero nada más lejos de la realidad. La economía volverá a girar en torno a los sectores de siempre a la vieja usanza.
Sería interesante ver modelos de urbanismo que consumieran menos recursos, que fueran más flexibles y que tuvieran en cuenta las particularidades de cada lugar.

_RT: A mí me aterra ver cómo se empieza a decir que la economía está mejorando porque se vuelven a ver grúas. Temo que un sector importante del país siga viendo este modelo productivo como el único posible, porque si
algo hemos aprendido algunos es dónde nos lleva.

 

Una de las recompensas de vuestro crowdfunding era hacer un megarrótulo con el mensaje que el mecenas quisiera en una de las rotondas del país para
luego fotografiarlo desde lo alto con un dron. ¿Alguien se hizo con esta recompensa?

_EG: Tuvimos un Capitán Rotondo al que estamos infinitamente agradecidos. Para hacer la foto contamos con Aguirre Arce, que se dedican también a estudiar el territorio y cuentan con varios aparatos voladores para hacerlo. Los motivos del mecenas… los mantendremos en secreto.

_MA: Nos fuímos a Tres Cantos armados con un rollo gigante de papel para colocar las letras en medio de un barrio inacabado desierto. En 4 horas que estuvimos allí solo pasó el coche de parques y jardines y la policia municipal. Fue muy divertido explicarles qué hacíamos allí y que, al contar el interior de la rotonda por ley como zona verde, no necesitábamos permiso.

 

cartel en la rotonda

 

making of del cartel en la rotonda

 

También participáis en la web Cadáveres Inmobiliarios, junto a otros proyectos como Basurama, Neo-Ruinas o Ecologistas en Acción. ¿Qué nos podéis contar de esta iniciativa?

_MA: La idea es crear una base de datos más rigurosa, que sirva además de para la denuncia para la propuesta. Hay decenas de personas trabajando en ella de manera distribuida, y es muy potente. De repente, un profesor universitario que nunca has visto cuenta en el grupo de correo que está recorriendo con su clase las urbanizaciones fantasma de Salamanca para añadirlas a la base de datos. Otra profe de primaria en Cádiz responde que también lo usa para enseñarles a sus niños, y así. Cualquiera interesado se puede unir al proyecto aquí: www.cadaveresinmobiliarios.org.

13 octubre 2017 by REDACCIÓN

Movistar Likes, experiencias exclusivas para personas únicas


Descubre todo lo que tiene preparado para ti Movistar Likes.


13 septiembre 2017 by redacción

El diseño más contemporáneo en MINIHub


Jorge Penadés habla en MiniHub sobre el diseño más contemporáneo.


09 junio 2017 by GERARD VOLTÀ, YOS PIÑA NARVÁEZ (ERCHXS)

Re-volver: anarchivo-radical, delirios LSD y La Lupe


Dos personas dialogan en una sola voz expresando pensamientos, vivencias, opresiones y activismos en torno a lo queer y al VIH.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *