Impresionistas en privado

Hasta el 4 de mayo la Fundación Canal recupera el entorno inmediato de Edgar Degas. Su familia, amigos y conocidos se representan a través del centenar de obras expuestas. Por Lara Alcz. Miranda


25 febrero 2014

 

Edgar Degas nace en París en 1834, como impresionista, sus obras más famosas son aquellas que representan temas ligados al mundo del espectáculo o la danza, en especial las que refieren al ballet. Sin embargo, las obras que se podrán contemplar en esta exposición se encuentran alejadas en cierto modo de los trabajos que conocemos del artista. Se nos presenta una exposición que pretende indagar en los aspectos más cotidianos del mundo cercano a Degas. Siendo así, la exposición se estructura en torno a diferentes temáticas, que se podrían dividir en dibujos de juventud; cabarets, cafés y bailarinas; estudios de cuerpo; fotografías, y obras de otros artistas que hayan tenido influencia dentro de su producción.

 

Es a partir de estos temas de donde surge la organización de la exposición, comisariada por Robert Flynn Johnson, también propietario de todas las piezas que se pueden ver. Durante cuarenta años se dedicó al coleccionismo de estas obras motivado por el interés que su trabajo como historiador del Arte a lo largo de décadas le ha brindado. Johnson es toda una eminencia en el campo historiográfico dentro del panorama estadounidense y ha decidido llevar a cabo esta exposición itinerante de la mano del Denenberg Fine Arts de California puesto que las obras que se pueden observar no habían sido nunca mostradas con anterioridad.

 

 

Escenas cálidas las de estas obras de juventud, que representan figuras clave, como las de su padre, o las de su hermano Achielle, pero también otros personajes como su empleada del hogar Sabine Neyt. Obras que no tenían ninguna intención de ser expuestas en un futuro y que el artista realizaba más bien a modo de ejercicio de estilo o bien para su privacidad absoluta.

 

De la misma forma, los dibujos de estudio del cuerpo humano son imprescindibles para comprender el desarrollo de la obra “pública” que sí se conoce. Ayudando a visualizar desde una perspectiva mucho más analítica el estilo y el recorrido del artista. Esto pasa también con las pinturas que representan carreras de caballos, cuyo propósito era captar el movimiento de estos animales. Para Degas era imprescindible controlar la técnica y en especial aquellos aspectos que referían al movimiento de esa forma sensible y ligera que se materializó en sus pinturas más maduras en torno al teatro y el ballet.

 

El mundo del espectáculo también tuvo cabida dentro de su producción, dado que vivió en los años de los cafés parisinos y frecuentaba veladas de la mano de amigos como  Lautrec o Fantin- Latour. La vida urbana, los cafés, cabarets, las prostitutas fueron motivo de alguna que otra obra de Degas pero también de otros artistas de los que Johnson adquirió obra y ahora se muestran  como testimonio de la corriente de influencias que existía en aquel momento entre pintores como Cézanne, Manet, Ingres, Lautrec, Odilon-Redon o Fantin-Latour.

 

La gran mayoría de las piezas expuestas de Degas está realizada en papel, pero no sólo hablamos de dibujos o grabados sino también de fotografías. Se exponen ocho fotografías que dan de alguna manera testimonio de la importancia que comenzó a adquirir esta disciplina a partir del siglo XIX, pero también de la fuerte relación que surgió entre los artistas impresionistas y la fotografía, como ocurrió con los primeros impresionistas y Nadar, que prestó su estudio para la primera exposición que realizaron.

 

‘Impresionistas en privado’ es una exposición que busca sumergirse en el mundo de Degas y el impresionismo, concretar los límites de su vida y experimentar dentro del estilo por el que es mundialmente reconocido. Lo único que falla dentro de todo este contexto expositivo es el espacio y el tratamiento que se le ha dado desde la sala, apanelada en rosa fucsia que posiblemente recuerde más a una muestra del museo taurino que a una exposición sobre impresionistas, que entorpecen la relación con las obras y la recepción que el público tiene sobre ellas.

 

 

Impresionistas en privado
Hasta el 4 de mayo
Fundación Canal Isabel II, C/ Mateo Inurria, 2
Entrada gratuita

17 octubre 2018 by NICOLA MARIANI

Comunicar cultura en la época de la inmediatez


Responsable de contenidos digitales en la Fundación Mapfre, Paula Susaeta concibe el mundo de la cultura y la comunicación desde una personal visión.


04 octubre 2018 by IRENE CALVO

Expos imprescindibles del mes de octubre


Individuales, colectivas, las últimas tendencias, referentes históricos… ¡Este mes hay cinco expos que no te puedes perder!


03 octubre 2018 by JUAN CANELA

Mirar del revés para no ver lo mismo


“El tomillo y la hierba en el techo de mi habitación”, dos expos que ponen en diálogo las obras de Benjamín Palencia y Antonio Ballester Moreno.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *