Inquire Project, fotografía contra los cánones estéticos

Inquire Project es un proyecto fotográfico de Eva Viera en el que se retrata a diferentes mujeres, resaltando los rasgos que las hacen ser ellas mismas, sin maquillaje ni retoques digitales, y con el que busca cuestionar los cánones estéticos que imperan actualmente en las representaciones femeninas en los medios de comunicación. Por María Arranz


07 julio 2016

Inquire 1

 

Vivimos en la era del autorretrato y del retoque digital, un reino antes sólo reservado a las revistas de belleza y las grandes cabeceras, que hoy, smartphone en mano, todos podemos aplicar con más o menos soltura. ¿Subir una foto a Instagram sin retocarnos un poco las ojeras, o los granos, o esa cicatriz tan fea que tenemos desde que éramos pequeñas? Jamás.

 

¿Qué pasaría, entonces, si un día nos propusieran acudir a una sesión de fotos en la que, nada más llegar, tuviéramos que quitarnos el maquillaje (si es que llevamos) y exponernos así, tal cual, ante la cámara? ¿Nos prestaríamos a hacerlo si, además de esto, supiéramos que luego, en el proceso de edición, todos los rasgos que hacen única a nuestra cara, serían resaltados en lugar de difuminados y homogeneizados, como suele hacerse siempre que se retrata a una mujer en algún medio de comunicación? Arrugas, pecas, lunares, sombras, manchas de la piel, bolsas, ojeras… Todos ellos son rasgos que tendemos a ocultar con el maquillaje por el afán de encajar en unos cánones estéticos determinados, o que los propios medios ocultan por nosotras cuando nuestra imagen aparece en alguna de sus publicaciones.

 

Inquire 4

 

Eva Viera es una fotógrafa gaditana que vive y trabaja en Madrid desde hace años. Fue aquí donde comenzó Inquire Project, una serie de fotografías de mujeres en las que éstas aparecen representadas tal cual son, con sus rasgos faciales particulares subrayados, tratando de huir de la homogeneidad que se busca con el retoque digital. Eva se vale del hiperenfoque para acentuar todos los rasgos, de forma que éstos aparecen mucho más resaltados de lo que podríamos ver en la realidad.

 

Eva descubrió la fotografía cuando estudiaba Bellas Artes, aunque no fue hasta hace tres años cuando se reencontró con ella y volvió a conectar con esta técnica. Combinó la foto con cuestiones de género e identidad, y a partir de ahí empezó a trabajar en series de fotografías; la primera de ellas fue la de Inquire Project. El proyecto se expuso por primera vez en marzo de 2015 y estos días puede verse en Madrid en el Espacio Labruc en Malasaña (hasta el 10 de julio).

 

Hasta que empezó la serie de fotografías, Eva reconoce que no se sintió con la seguridad suficiente para tratar y dar respuesta a todos esos mensajes sobre la forma de representación de las mujeres que tanto la agotaban. Para ella, la cámara fue la herramienta con la que logró expresar todo esto y tratar un tema que le interesaba en lo personal, pero que también tenía una importante implicación social.

 

Inquire 2

 

El nombre del proyecto es un evidente guiño a la revista Esquire, de la que toma tanto la técnica de retrato que ellos utilizan como el juego de palabras con el título, que es una vuelta de tuerca al nombre de la propia publicación, solo que cambiando el “esquire” –una forma de referirse a alguien como “don” o “señor”– por “inquire”, una palabra que hace referencia al cuestionamiento, en este caso, de los modos de representación. “Las portadas de Esquire se hicieron famosas por retratar a actores conocidos con todas sus arrugas, ojeras, etc, incluso potenciándolas en exceso, como para crear una especie de antirretrato. Esto en el caso de los hombres, pero cuando hacen retratos de mujeres, vuelven a caer en los estereotipos de usar el aerógrafo para disimular todos los rasgos faciales y las convierten de nuevo en muñecas. Ahí, que había un oasis que ellos podían explotar para crear otro tipo de representación femenina, no lo hicieron. Fue la excusa para usar Esquire como referencia, pero en realidad, el proyecto habla de algo que ocurre en todos los medios“, explica Eva.

 

Inquire 7

 

La serie comenzó con un grupo de amigas (como empiezan tantas cosas en la vida), aunque poco después empezaron a sumarse mujeres desconocidas de diferentes lugares. “La primera impresión de las retratadas al ver las fotografías, no es de rechazo, pero sí de un cierto extrañamiento. Al verse, se activan todos los dispositivos de autocrítica. A mí me ha servido mucho a nivel personal; antes sí que tenía esa preocupación por salir bien en las fotos, pero ahora me da igual”.

 

¿Qué motiva, entonces, a una mujer a participar en proyecto como este? “Normalmente lo hacen porque quieren apoyar el mensaje; y luego hay mujeres con una vinculación más emocional, que han tenido alguna experiencia personal, como enfermedades que han repercutido sobre su físico, y eso es lo que las motiva a hacer este ejercicio para reclamar esa verdad”.

 

Inquire 3

 

Eva explica cómo han ido cambiando las sesiones con las retratadas. Al principio eran más guiadas, ya que ella marcaba bastante la pose para que se parecieran mucho a las portadas de la revista y que fuesen todas muy parecidas, pero ahora cada vez les deja más libertad a las retratadas y establece un diálogo mayor con ellas. Lo que no hay son pautas sobre cómo tiene que salir cada una de ellas: pueden estar serias o sonriendo, de frente o ligeramente de perfil… “No me gusta abusar de las sonrisas porque no quiero que el proyecto pierda la asertividad del ‘aquí estoy yo, esta soy yo’, pero sí que las introduzco para relajar el tono de la serie, jugar con diferentes actitudes y también para que haya algo más de diversidad”. La representación de la diversidad es, precisamente, uno de los grandes retos de Inquire Project. “Me gustaría que el espectro de edad, étnico y cultural fuese más amplio, aunque no siempre es fácil dar con personas que quieran participar. También que llegara a la calle, al espacio público, o a la prensa con alguna acción concreta”.

 

Inquire 8

 

De forma paralela a la serie de fotografías, Eva ha creado un magazine online donde combina artículos de arte y opinión con perspectiva de género. “Hice la web porque tenía la sensación de que la serie se quedaba en un aspecto demasiado estético, muy ligado a la imagen. Y ya que usaba como referencia a Esquire, me parecía muy interesante crear una revista con diferentes voces que se encargaran de escribir contenidos relacionados de alguna forma con los temas que me interesan. Ahora mismo, la web está, por un lado, muy enfocada al trabajo de mujeres artistas, y por otro, a aspectos de carácter más social”.

 

Para Eva, un proyecto como el de Inquire tiene como fin el servir de acicate para que nos cuestionemos cosas como qué rasgos nos hacen diferentes de los demás y por qué nos empeñamos en ocultarlos y homogeneizarlos, pero también, a un nivel más personal, pude ayudar a que reflexionemos sobre aspectos como la importancia de aceptar nuestro propio físico tal y como es y sobre aspectos como el maquillaje y la dependencia que a veces tenemos de él. También, ojalá, para que los medios se planteen el tipo de representaciones canónicas que trasmiten constantemente y que imponen una forma de belleza que huye de la diversidad, generando problemas de inseguridad e insatisfacción que el mercado siempre sabe aprovechar para vendernos nuevos productos.

 

 

* Una selección de las fotografías de Inquire Project pueden verse hasta el próximo 10 de julio en Espacio Labruc (c/ Palma, 18). Si quieres formar parte del proyecto como una de las retratadas, puedes contactar con Eva Viera en este mail.

13 agosto 2018 by IGNACIO TEJEDOR

Más que una galería, más que una escuela


Programa de estudios de Espositivo.


07 agosto 2018 by IRENE CALVO, ANGELA LOSA

En el estudio de Micol Talso


La autora de la cartelería de Veranos de la Villa habla sobre su trabajo.


25 julio 2018 by NICOLA MARIANI

Pensar en gestos


Marlon de Azambuja desarrolla desde varias disciplinas su práctica artística, basada en un lenguaje gestual que pone de manifiesto la estrecha relación entre arte y vida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *