Joyas de otro mundo (literalmente)

Julieta Álvarez encuentra en la cerámica el medio de expresión para crear sus joyas más personales. Su nueva colección “Planitud” refleja su madurez como diseñadora y artesana. Por Sandra Bódalo. Fotografías de David Díez.


28 octubre 2015

JULIETA_ÁLVAREZ_PLANITUD_CAMPAÑA_2

 

De niña, veía junto a su padre joyas de la ciencia de ficción como Blade Runner o Dune y estaba enganchada a la serie documental Cosmos: un viaje personal. Ya de adulta, pasó a diseñar para firmas como David Delfín, Fun and Basics o Castañer. Y en 2013, decidió abandonar el ritmo frenético de las marcas de moda para dar un salto de fe hacia una disciplina mucho más pausada y emocional: la cerámica.

 

JULIETA_ÁLVAREZ_PLANITUD_PULSERA_3

 

Julieta Álvarez (Madrid, 1982) creó su propia marca de joyería y decoración hace dos años. Tras su paso por la industria textil, encontró en la cerámica su verdadera pasión. Desde su taller situado en la Calle Pelayo, 78 —un estudio de coworking que comparte con Carlos Arroyo de Pattern Chineso— diseña y crea sus propias joyas y objetos decorativos que respiran sencillez e inocencia. “Descubrí en el barro un material que impone sus propios tiempos”, explica la joven diseñadora. Cuando trabajaba en otras empresas, “el proceso creativo era muy frío, siempre había que entregar para ayer y en el barro encontré todo lo contrario. Los tiempos de secado, de horneado… te obligan a hacerlo con mimo”, afirma con sinceridad Julieta.

 

JULIETA_ÁLVAREZ_PLANITUD_CAMPAÑA_8

 

JULIETA_ÁLVAREZ_PLANITUD_PIEZA_17

 

Meteoro, Supernova, Cosmic Love o Cuerpo Celeste —fruto de la colaboración junto a Ángel Schlesser— son algunas de sus colecciones. Collares voluminosos y personales donde “la mano siempre está presente”, inspirados en la complejidad de nuestro universo. Mientras que su nueva colección Planitud rompe con lo establecido anteriormente, un cambio que refleja su madurez como diseñadora y artesana. 16 modelos cerámicos en colores crudos y pastel que conviven en armonía con el barro blanco y los acabados en lustre de oro. En esta nueva línea de joyería se desprende de sus característicos volúmenes para abrazar diferentes formas geométricas —más finas y ligeras—, además de nuevos complementos, materiales y técnicas. “Le damos más fuerza a otros complementos que no sean collares, como anillos, pendientes o pulseras”, añade. Según la joyera, “esta colección ha sido muy divertida porque he podido experimentar con nuevos formatos y engastes. Además, he podido trabajar con planchas, rodillos y troqueles, que tenía muchas ganas”. A pesar de no creerse una “entendida de la joyería”, sus creaciones son fruto del reflejo de una visión actual y modernizada de la cerámica tradicional. La artista Resu Labrador fue su mentora en los inicios de su idilio con el barro y la cerámica, pero gran parte de su aprendizaje ha sido autodidacta. “Se me han estallado miles de piezas”, admite entre risas Álvarez.

 

JULIETA_ÁLVAREZ_PLANITUD_PENDIENTES

 

Julieta Álvarez, por José Rodríguez Señorán.

Julieta Álvarez, por José Rodríguez Señorán.

 

Un proyecto muy humilde que empezó en el salón de su casa pero que, poco a poco, ha ido abarcando mayor magnitud. Los valores artesanales y la producción 100% española se mantienen; no obstante, “he perdido el miedo a crecer”, comenta. Australia, Japón y Corea son las nuevas incorporaciones a sus ya 36 puntos de venta en tiendas multimarca. Según su fundadora, esto se debe a que su producto está pensado para cualquier tipo de mujer, “tengo diseños más cañeros y otros más discretos pero el rango de edad es muy amplio. Algunas de mis clientas son jóvenes de 18 años y otras, señoras de 70 y 80 que van estupendas. Y eso me encanta”. Llegados a este punto una se plantea, ¿cuál será el siguiente paso de Julieta Álvarez? Y ella lo tiene muy claro: “ampliar mis diseños al sector masculino”. ¿Volverá a cautivarnos?

 

JULIETA_ÁLVAREZ_PLANITUD_CAMPAÑA_1

20 abril 2017 by SANDRA BÓDALO

Artesanos del siglo XXI: Steve Mono


Bolsos artesanales y atemporales.


16 marzo 2017 by SANDRA BÓDALO

Decodificando a Cristóbal Balenciaga


Una expo reinterpreta a Balenciaga desde la ilustración, la arquitectura y la moda.


11 enero 2017 by SANDRA BÓDALO

Artesanos del siglo XXI: Rue Vintage 74


Decoración con piezas únicas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *