La biblioteca de los fashionistas

Siete amigos se unen para dar forma a The Closet Club, un proyecto colaborativo donde encontrar joyas vintage y creaciones de jóvenes diseñadores españoles. Un armario sin fondo con el que renovar el armario propio, ya no será una misión imposible. Por Sandra Bódalo


16 junio 2016

closet

 

Imagina tener un armario infinito. Imagina vestir en cada fiesta de manera diferente, sin la necesidad de repetir modelito. Imagina poder llevar las últimas colecciones de diseñadores españoles emergentes como Paco Benavente o Euphemio Fernández.

 

Ahora, deja de imaginar.

 

Larisa, Raquel, Xácome y Ahmed son los cuatro amigos que se esconden tras The Closet Club (c/ Santa Ana, 8), una biblioteca de ropa de consumo colaborativo en la que sus socios comparten un armario de más de 2.000 prendas, tanto de hombre como de mujer. A cambio de 29,95€ al mes, sus integrantes pueden llevarse a casa prendas únicas (cuyo precio a veces puede rondar los 1.000€), recibir el asesoramiento de una estilista y olvidarse de lavar o planchar.

 

closet 1

 

Según Xácome Froufe, cofundador de The Closet Club, la idea surgió de manera espontánea, como suele ocurrir con las mejores cosas de la vida. A principios de este año, “Raquel Guerrero (actriz y cofundadora de The Closet) y yo recibimos una invitación a una fiesta sorpresa y clandestina en Madrid con tan solo dos horas de antelación, y el único requisito necesario para acceder era cumplir con su dress code. Ante la imposibilidad de poder volver a casa a cambiarnos de ropa se nos ocurrió que un lugar como The Closet Club podría ser útil para esto y muchas otras circunstancias a las que solemos ser invitados como bodas, presentaciones, estrenos…”.

 

closet 2

 

Al darse cuenta de que en España no existía ningún proyecto similar, decidieron coger su mochila e irse a ciudades como Ámsterdam o Hamburgo, donde las bibliotecas de ropa ya son un a realidad. Allí conocieron a sus responsables y gracias a sus consejos y experiencias pudieron poner en marcha su propio Club en Madrid, más concretamente en el barrio de la Latina. “Ahora estamos incluso planeando crear una red de bibliotecas a nivel europeo que con un carnet único te permitan retirar prendas en cualquiera de ellas”, explica Xácome. Un sueño a gran escala, que nos permitiría poder viajar sin maleta. De hecho, recientemente el actor francés Karim Ait M’Hand vino a Madrid para participar en la última película de José Corbacho y lamentablemente perdió la maleta. “Necesitaba toda clase de prendas para acudir a distintos eventos, y quedó tan encantado con nuestro servicio que se ofreció gratuitamente a hacer una sesión de fotos con diferentes looks y ayudarnos en la promoción”.

 

closet 3

 

Larisa Balinge, estilista de cine y televisión desde hace más de 15 años, es la encargada de buscar auténticos tesoros y joyas vintage de este armario colectivo. Además, con tan solo unos meses de vida, esta empresa madrileña también ha decidido apoyar el diseño de nuestro país. El equipo realiza búsquedas en pasarelas como Ego de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, o contactan con escuelas de diseño que les recomiendan a sus mejores alumnos. Actualmente, cuentan con prendas de Paco Benavente, Euphemio Fernández, Héctor Samblas, Kreativa Kollectiva, mSidonia, Visori, House of M, Orojondo y Paloma Cabrera. “En España existen propuestas muy interesantes a las que queremos dar visibilidad, y que siempre tendrán un hueco en la biblioteca de ropa, de hecho, los diseñadores emergentes cuentan con un espacio destacado en nuestro local, intentamos promocionar sus prendas todo lo que podemos y cedemos el espacio de nuestra biblioteca para que puedan utilizarlo para sus desfiles, presentaciones, etc”, apunta el cofundador de The Closet Club.

 

closet 4

 

Además de poder olvidarte de la tediosa tarea de renovar tu armario, puedes disponer de un servicio de estilismo profesional. ¿Tienes un concierto? ¿Una boda? ¿Un cocktail? Ellos te preparan tu look completo. “Esto es posible porque conocemos personalmente a nuestros socios, sus gustos, y por supuesto sus tallas, de tal modo que podemos buscar en el stock las prendas que mejor les vayan”, comenta Froufe. Además, su Salón de Socios (con capacidad para unas 50 personas) se convierte en un punto de encuentro para disfrutar de conciertos privados, exposiciones u obras de teatro. Y no solo eso, sino que al final de año los socios elegirán el proyecto o proyectos a los que se donará el 0,7% de los beneficios obtenidos. ¿Se te ocurre alguna excusa para no ser socio? A nosotros tampoco.

20 abril 2017 by SANDRA BÓDALO

Artesanos del siglo XXI: Steve Mono


Bolsos artesanales y atemporales.


16 marzo 2017 by SANDRA BÓDALO

Decodificando a Cristóbal Balenciaga


Una expo reinterpreta a Balenciaga desde la ilustración, la arquitectura y la moda.


11 enero 2017 by SANDRA BÓDALO

Artesanos del siglo XXI: Rue Vintage 74


Decoración con piezas únicas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *