La estación: Barrio de la Concepción

El Barrio de la Concepción cuenta entre sus virtudes con ser el hogar de uno de los edificios de viviendas más feos de todo Madrid, con tener la mayor concentración de calles con nombres de vírgenes y con un parque al que popularmente llaman “el cacas”. Pero hay mucho más. Por: María Arranz.


17 febrero 2014

Las "colmenas".

 

“La Conce” (como muchos de sus habitantes conocemos al barrio con parada en la línea 7 de metro) es un espacio de fronteras un tanto difusas. Aunque el barrio de la Concepción propiamente dicho se circunscribía originalmente al antiguo trazado del arroyo Calero, con el tiempo, las líneas se han ido expandiendo, hasta tal punto que hay quien extiende las fronteras del barrio desde Pueblo Nuevo a Ciudad Lineal y desde la M-30 hasta el límite con la calle Arturo Soria. Lo cierto es que la parada de metro está situada prácticamente en medio de este extenso territorio y que, en realidad, uno puede patearse toda la zona a pie sin demasiado esfuerzo, así que para el propósito de nuestro post, esta extensión es perfectamente válida.

 

Sin duda, uno de los grandes iconos del barrio son sus célebres “colmenas”, muestra ejemplar del urbanismo satánico de Madrid y, según cuentan las leyendas (y las estadísticas), el inmueble más poblado de toda España. Estos mamotretos arquitectónicos fueron levantados por José Banús (especulador y amigo personal del caudillo, en cuyo currículum figuran otras obras de la arquitectura patria como la carretera de acceso al Valle de los Caídos o el puerto para ricachones que lleva su nombre en la costa marbellí) para la working class local y de provincias allá por los años 50 y conforman el skyline más representativo del barrio. En ellas se han rodado múltiples escenas de cine y televisión, aunque probablemente las más conocidas sean las del film de Almodóvar “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”. A día de hoy, “las colmenas” siguen en pie, imperturbables al paso del tiempo (exceptuando el tuneado que cada vecino ha ido haciendo en los balcones a lo largo de los años y que le dan a la fachada del edificio ese aspecto de collage desordenado), como un emblema del desarrollismo franquista y un símbolo del barrio en el que se asientan. Y aunque puedan parecer feas y un tanto agobiantes, lo cierto es que a su alrededor se concentran las calles más animadas del barrio, llenas de comercios, bares, parques y zonas de paseo. Cualquier visita al barrio de la Concepción debería comenzar aquí.

 

Carmen Maura en "¿Qué he hecho yo para merecer esto?". Fotografía de: Todo Almodóvar.

 

Si continuamos por la calle Antonio Calvo, los comercios de los soportales nos darán la pista de que nos estamos acercando a la conocida popularmente como Mezquita de la M-30. Toda esta calle está llena de tiendas especializadas en productos árabes, desde pastelerías hasta carnicerías halal, y los viernes (sobre todo cuando hace buen tiempo) en sus aceras suelen colocarse vendedores ambulantes de libros y objetos variados. La mezquita es el edificio principal del Centro Cultural Islámico y fue inaugurada en 1992. Construida en mármol blanco, su interior está inspirado en la Alhambra de Granada y sí, se puede visitar. Es muy recomendable pasarse por su restaurante, el Alzahra, donde podrás saborear una buena sopa harira, una ensalada marroquí, un tayine de pollo con aceitunas o un cuscus, entre otras exquisiteces de la cocina árabe, o tomarte un té con menta y dulces en su cafetería.

 

Una de las tiendas de la calle Antonio Calvo.

 

Justo al lado de la mezquita, se ubica otro de los hot spots del barrio: el tanatorio (también “de la M-30”, es lo que tiene asentarse a la vera de una carretera de circunvalación…). No citaría este lugar aquí si no fuera porque su bar es el único de todo el barrio que abre 24 horas (los taxistas lo saben bien y es un punto de encuentro del gremio a altas horas de la madrugada) y, aunque dentro no es que puedas montarte la fiesta del siglo, es un buen recurso con el que contar si te dan las tantas por el barrio y quieres tomarte la última. En peores afters he estado… Y seguro que vosotros también.

 

Si continuamos por la Avenida de Badajoz, en su cruce con la calle Martínez Villergas, podemos hacer un alto en Villergas, una carnicería y quesería en la que también se venden conservas y algunos productos artesanos y gourmet. Si nos desviamos un poco por la calle Torrelaguna hasta Condesa de Venadito nos encontraremos con el restaurante italiano Pappone (que hace unas pizzas deliciosas y un tiramisú ex-qui-si-to) y algo más adelante, las canchas de basket del barrio, más conocidas como “El Mazo”. Allí, los artistas de la zona han convertido estas pistas en un pequeño museo del graffiti local. Desde hace unos meses, se puede contemplar el particular homenaje que le han hecho a los gremlins, pero cada cierto tiempo van cambiándole el look a las paredes.

 

El Mazo, el Harlem de la Conce.

 

Bajando por Torrelaguna, llegamos a la calle Aristóteles, donde el inconfundible aroma de “Pollos asados Robledo” recibe a los paseantes. Sea la hora que sea, pasar por ese trozo de calle, despierta los jugos gástricos de cualquiera.

 

La pollería que da hambre a todo el que pasa por la calle Aristóteles.

 

Desde aquí podemos subir hasta el mercado de San Pascual, en el barrio desde 1965 y últimamente en horas un tanto bajas, debatiéndose entre emprender una reforma para rehabilitarlo (lo que probablemente le haría perder la escasa clientela que tiene ahora) o dar la batalla por perdida convirtiéndose en un Eroski (o algo similar). De momento, sigue en pie, y dentro está mi puesto favorito de encurtidos y frutos secos de la zona, justo a la entrada por la calle Virgen de África.

 

El puesto de encurtidos y frutos secos más top del Mercado de San Pascual.

 

Si seguimos por esa misma calle y bajamos por la de Virgen de la Monjía, en el número 2 nos encontraremos con Patatas Fritas “La Azucena”, tienda en la que se venden los snacks artesanos de esta marca iniciada en 1943 por Melchor de la Hija y cuyo producto estrella son las patatas. Se pelan y se fríen a mano como ya en pocos sitios se hace, y creedme, están de muerte.

 

 

Para terminar la visita, nada mejor que tomarse una caña en el bar Hermanos Villar o un vermut de grifo y unas bravas en la Cervecería Olivares (ojo a sus cristaleras, toda una joya del lettering castizo), dos de los bares más míticos del barrio y cuya clientela habitual anda en la media de los 60 años. Un poco más abajo está el Parque Calero donde, si vais en los meses de julio y agosto, podréis disfrutar del cine de verano que montan por unos 3€ o 4€.

 

Clientela habitual del bar Hermanos Villar.

 

Bravas y vermut de grifo en el Olivares.

 

Direcciones de interés:

 

Las “colmenas”: c/ Vírgen de Lourdes.

Centro Cultural Islámico (mezquita de la M-30): c/ Salvador de Madariaga, 4.

Bar del Tanatorio de la M-30: c/ Salvador de Madariaga, 11.

Villergas: c/ Martínez Villergas, 21.

Trattoria Pappone: c/ Condesa del Venadito, 12.

El Mazo: c/ Condesa del Venadito, 7.

Pollos asados Robledo: c/ Aristóteles, 4.

Mercado de San Pascual: c/ Virgen del Val, 9.

Patatas Fritas “La Azucena”: c/ Virgen de la Monjía, 2.

Bar Hermanos Villar: c/ Vírgen del Sagrario, 19.

Cervecería Olivares: c/ c/ Vírgen del Sagrario, 19 (junto al Hermanos Villar).

Parque Calero: c/ José del Hierro, 1.

 

11 diciembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 11 al 17 de diciembre


Arte, mesas redondas, música, mercadillos… Los planes que no te puedes perder esta semana.


04 diciembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 4 al 10 de diciembre


Cine, música, arte… Los mejores planes para disfrutar de esta semana.


27 noviembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 27 de noviembre al 3 de diciembre


Noviembre se va por todo lo alto: los mejores planes para disfrutar de la semana.



Comentarios:

Añadir comentario
Civ says:

Gran idea la de recorrer esos barrios de Madrid siempre olvidados (todo lo que no sea centro y ruta de moderneo se suele ignorar). Y así contado dan hasta ganas de irse a vivir a una de las colmenas (bueno, tanto no…). Espero ansioso el dedicado a mi sufrida Elipa.

JULIA says:

ME HA GUSTADO EL PASEO

carlos says:

Me encanta que hables de mi Barrio…. vivo fuera de Madrid y me acabas de transportar a toda mi juventud, y a todos los paseos que me daba por allí a ver a uno y a otro….te pongo un 10 en geografía del Barrio…te conoces lo mejor de lo mejor, olé

Juan says:

NO has comentado que el barrio tiene instalaciones comerciales como el mercado de ventas, Mercadona,supersol,erosky,ahorra mas, y un numero , y contamos con 17 puticlubs, con nombres como “La faena ” en un radio de 700 metros.

ARANTXA says:

No sólo existen las colmenas en el barrio, aunque si lo más llamativo a los ojos, a lo largo del parque Calero hay multitud de bares y terracitas de picoteo y cañeo, que funcionan divinamente tanto en verano como en invierno, donde los edificios son de 5 o 6 plantas a lo sumo y casi todas con jardincito privado, son super agradables a la vista, está el mercado de las Ventas, y que me decís de la pastelería MIFER, que hace unas tartas y unos roscones que quitan el hipo. Me encanta el barrio por su gente y porque es céntrico y tranquilo a la vez.

irene says:

Buen post del barrio! Lo encontré mediante Facebook y resulta que las personas que salen en una imagen son mis tíos!!!

ANONIMO says:

Solo una cosa, el texto la verdad muy chulo, pero que decirte, solo que en Madrid hay edificios bastante mas feos que el de las colmenas en el cual vivo, no tienes más que irte si quieres a sanchinarro o trasladarte a Vallecas, Usera por poner un ejemplo…

Creo que deberías cambiar esa indicación hacia este edificio, más que feo, es llamativo, si tan feo fuera no se hubieran hecho tantas grabaciones como todos sabemos…

ANONIMO says:

Solo una cosa, el texto la verdad bien, pero que decirte, solo que en Madrid hay edificios bastante mas feos que el de las colmenas en el cual vivo, no tienes más que irte si quieres a sanchinarro o trasladarte a Vallecas, Usera, Vicálvaro, por poner un ejemplo…

Creo que deberías cambiar esa indicación hacia este edificio, más que feo, es llamativo, si tan feo fuera no se hubieran hecho tantas grabaciones como todos sabemos.

Los pisos de este edificio cuentan con ascensores y en su mayoría con calefacción central que, hacen que estén muy valorados y demostrado queda cuando apenas hay pisos en venta en comparación con los bonitos edificios de la Avenida Donostiarra.

Y como comentado anteriormente por otro usuario, te has olvidado hacer mención a los numerosos comercios con que contamos solo con cruzar una calle.

Cosa que no sucede en algunos barrios, que tienes que disponer de coche hasta para poder ir a comprar el pan.

Sin mas invitada quedas a tomar una caña por el barrio aprovechando un nuevo paseo por el mismo para reescribir el texto.

Yo says:

Dónde queda la mención especial a la fune, el Roda o el Luzón?! Además del celebérrimo bar ‘del marido de la Esteban’. Sin dejar atrás el parque Baterías, los bocatas del Cortijo o la papelería Henares. Aunque sin duda el mayor detalle que se ha pasado por alto es el colegio Montpellier!
Aun así, muy buen texto!

Fernando says:

Realmente las “colmenas” de la Avenida Donostiarra son “la ampliación del Barrio de la Concepción”, el Barrio en sí son casi todas las calles de vírgenes. El Tanatorio y la Mezquita están más cerca de lo que se conocía como el Barrio de San Pascual. Y el parque del Calero, que efectivamente estuvo muchos años sucio y descuidado, hoy día está bastante más presentable y con muchas terrazas en Virgen de Nuria, aunque siga habiendo bastantes dueños de perros guarros. Por lo demás, la descripción de barrio está bien. Por cierto, los pollos asados famosos son los de la Granja Cotolino, en la Avd. Donostiarra, y un bar para comer bien, el Asturleonés, en Virgen de Nuria.

Anonima says:

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/10/07/suvivienda/1286475233.html

Quizás a ojos de otros la colmena, ese edificio tan feo de Madrid como especificas no sea tan feo como parece…

Haciendo crónica de nuestro barrio no debes decir si un edificio es bonito, feo, alto o bajo…piensa que puede haber gente, vecinos tuyos que se pueden sentir ofendidos porque al fin y al cabo es su vivienda y donde hace su vida…y como te han dicho un poco más arriba, creo que no hace falta salir del barrio para encontrar edificios que ni siquiera disponen de ascensor, calefacción central y otras cosas que dan bienestar a la vecindad..

Por lo demás una buena visita has hecho del barrio en pocas palabras.

car says:

Algunas de las cosas que has comentado no están en el barrio de la concepción aunque sea la parada de metro mas cercana, sino en el barrio blanco…

Pablooo says:

Buen artículo, note has olvidado de casi nada (el polideportivo y el viejo Canciller las principales ausencias).
Solo un apunte, desde la calle del mercado San Pascual y Metro (Virgen del Val) hacia el norte, oficialmente ya es el barrio San Pascual, por lo que la mitad de las cosas que has nombrado no son “propiamente” a la Conce, como la Mezquita, el Tanatorio, etc…
Aunque, bueno, por otra parte, la gran mayoría de los que vivimos en barrio San Pascual siempre decimos que vivimos en la Cone jeje

Anonimo says:

Donde estén los pollos asados de Cotolino, en la Avenida Donostiarra, que se quiten los demás …

Flequillo de Karting says:

En este barrio conoci a mi novio, chinacus. Nuestro barrio no tiene nada que envidiar a Chueca.

Cuando Chinorro vio mi flequillo se le abrieron los ojos de la emocion como nunca habia visto.

Nieves llorente says:

Me ha encantado el paseo,yo vivía cuando niña en el rascacielos de la Virgen del Rosario

natalia says:

Alguien podria indicarme la linea de metro para llegar al tanatoriom30?
gracias!!!

tanatorio m30 says:

Una gran idea dar a conocer nuestro barrio de la concepción, me encanta enseñar nuestros lugares!!!

blog de moda says:

Vivo en la calle Alcalá, y me encanta el Mercado de San Pascual, es cierto, que leo mucho en internet pero nada como el negocio tradicional!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *