“La Reconquista”, una cita por las calles de Madrid

Jonás Trueba estrena La Reconquista, una historia sobre dos treintañeros que se reencuentran de nuevo, como habían acordado de adolescentes. En pleno centro de la ciudad hablarán de lo vivido, del presente y de lo que vendrá. Por María Aller.


30 septiembre 2016

Los estudiantes de los institutos han cambiado: los de ahora distan bastante de los de hace dos décadas. Esos alumnos, testigos del paso hacia la LOGSE, se comunicaban por sistemas que ya hoy parecen rudimentarios: sin contar con móviles ni términos hechos con siglas, su canal de comunicación eran trocitos de papel. Y si uno quería explayarse más, arrancaba un folio del cuaderno y lo escribía, un hecho que ahora resulta vintage. Y no nos pararemos mucho a revisar todo lo que se le puede pasar por la mente a un adolescente para plasmarlo en una carta. En realidad, eso no cambia aunque se pase de década o siglo: todas esas promesas infladas y llenas de impulsividad del pasado tornan a un silencio de lo más calmoso en la madurez. Pero, ¿qué pasaría si hubiéramos seguido con aquella persona del instituto? ¿Hemos cumplido todo lo que nos habíamos prometido?

 

"La Reconquista". © Los Ilusos Films.

“La Reconquista”. © Los Ilusos Films.

 

Jonás Trueba ha querido demostrar en La Reconquista que las historias no terminan, y que somos siempre unos principiantes. Eso es lo que plasma en una cita en el centro, un encuentro que vale más por lo que calla que por lo que cuenta. ¿Acaso es necesario atiborrar ese momento tenue con verborrea? Los silencios dicen más a veces que las palabras. Por eso, si la persona con la que se queda fue un amor de la adolescencia, uno o una no se cita de primeras en Malasaña. Ni en el metro de La Latina. Mucho menos en el kilómetro 0. Mejor un sitio poco concurrido, una calle amplia, silenciosa, pero por el centro, para que haya variedad de sitios a escoger. Eso lo que hacen Olmo y Manuela, los protagonistas de la cita.

 

"La Reconquista". © Los Ilusos Films.

“La Reconquista”. © Los Ilusos Films.

 

La zona no ha cambiado mucho. El Puente de Segovia sigue ahí y sirve como punto de partida de esta historia de redescubrimiento. Entre nervios y cervezas los recuerdos salen a la luz a la par de la revisión de las vidas hasta este extraño e incierto presente, que les ha llevado hasta ese nuevo restaurante chino (estos sí son más numerosos ahora). Vaya, pues parece que las cosas han cambiado en quince años… Al menos las cañas siguen siendo tan de aquí como siempre.

 

Después, con la inseguridad todavía a flor de piel, ella le invita a un concierto, que de eso la ciudad está bien servida. Las canciones traen recuerdos, y a veces resumen vidas y sentimientos mejor que el más sagaz de los terapeutas.

 

"La Reconquista". © Los Ilusos Films.

“La Reconquista”. © Los Ilusos Films.

 

Y como suele pasar en las veladas madrileñas, hay otro giro en los planes. Una amiga les convence de ir a bailar swing. Pues allá que se van. Allí, bailando con desconocidos, se sueltan, los nervios se evaden y el alcohol ingerido ya ha hecho todos los estragos necesarios para que se produzca la desinhibición. Cada vez están más juntos. El beso no llega y el momento es tan tenso que hasta duele.

 

Toca despedirse porque ya es tan tarde que es mañana. Un adiós donde comenzó el hola, en la Cuesta de los Ciegos, y la vuelta a casa es un gris paseo en moto con más melancolía en la cabeza que con la que se reinició el encuentro. Es lo que tienen los regresos, con esa luz seca de los amaneceres de esta ciudad dando en la cara y una canciónn martilleándonos en la cabeza y que resume la noche; sobre todo lo que no se ha dicho. Pero ahora hay un presente en el que continuar, aunque el recuerdo siga ahí. Las dudas continúan latentes, y es normal acordarse de esos años: apuntes, primeras quedadas grupales, con los chicos por un lado y las chicas por otro, apenas una tímida interacción entre ambos bandos. Esos años en los que cuando el romance llegaba, ya no había vergüenza de mostrar las pasiones en abierto. Pero se acabaron las excursiones al Parque de Atracciones, como esas tardes de estudio juntos o aquellos primeros besos torpes.

 

"La Reconquista". © Los Ilusos Films.

“La Reconquista”. © Los Ilusos Films.

 

Jonás Trueba contempla aquellos años desde el punto de vista del adulto y cuidando mucho de sus personajes: una vez más, con todo el cariño del mundo. Y da igual que hable de canciones, se comporte como un iluso, o que se exilie de vez en cuando. Madrid le esperará para cuando quiera recuperar recuerdos.

 

18 mayo 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Contactos


La Pantalla recuerda el Mayo del 68 con “Contactos” (1970), dirigida por Paulino Viota, una de las primeras películas indies del cine español.


17 abril 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Duerme, duerme mi amor


La Pantalla cierra su homenaje al director Francisco Regueiro con una de sus comedias negras más críticas y arriesgadas: “Duerme, duerme mi amor”.


14 marzo 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Entierro de un funcionario en primavera


Una comedia negra de los cincuenta de serie B, tirando a Z, dirigida por José María Zabalza realizada con la premura de un presupuesto escaso.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *