Las heridas

Tras recibir un Premio Especial en el Festival de San Sebastián – y la Concha de Plata a la Mejor Actriz para Marian Álvarez – la película “La Herida” ha llegado a las salas abriendo un debate sobre una condición psiquiátrica poco conocida: el TLP (Trastorno Límite de la Personalidad). Por Jimina Sabadú


09 octubre 2013

Cartel de "La Herida"

 

No es nuevo en el cine; ya el éxito girlie de “Inocencia Interrumpida” nos mostró un personaje borderline o lo que es lo mismo, con Trastorno Límite, que presentaba la peculiaridad de ser agresivo ad extra y no ad intra como es común en esta condición. El personaje al que daba vida Winona Rayder era Susanna Kaysen, y Susanna Kaysen no era un prototipo TLP sino la verdadera Susanna Kaysen, escritora cuya experiencia en un psiquiátrico describió en el libro que da pie a la película de Mangold. Con “La Herida” sin embargo, dice Fernando Franco que no ha tratado mucho con personas que sufran este padecimiento. “De hecho La herida durante mucho tiempo iba a ser un documental. Pero al final descubrí que trabajar con personas afectadas por este trastorno era contraproducente. Puesto que sólo por el hecho de estar involucradas en el proyecto su carácter cambiaba, se volvían más agresivos, se tendía a la exageración. Así que, de nuevo, por posicionamiento ético, decidí hacer una ficción.” Con o sin “todas esas personas que padecen algún tipo de trastorno psicológico(…) y que no tienen voz” (a las que dedicó Marian Álvarez el premio) “La Herida” está gustando lo suficiente como para estar en el top 20. Aun siendo una película pequeña y artesanal. Aun siendo una película sobre un tema incómodo. Es tan extraño como esa dicotomía surgida de los abismos de las mentes que comentan lo mucho que les ha llegado “La Herida” al tiempo que aprovechan para dejar caer que ellos una vez se tiraron a una loca (sic) y que las locas follan mejor (sic). Una lástima que una película que pretende dar visibilidad a un problema termine en un razonamiento de este tipo. Tiene razón Fernando Franco: hay mucha desinformación en nuestro mundo. La película no ha servido parece ser para que la gente se mire al espejo y se vea tal cual es; y es raro, porque la propia información que vertimos en redes sociales nos dan un retrato mucho más profundo de lo que desearíamos.

 

En la misma semana en la que se ha estrenado “La Herida”, la discusión entre Sinèad O’Connor y Miley Cyrus ha salpicado a Amanda Bynes. Si los chascarrillos fueran oro solo en una semana hubiéramos pasado de la deuda al superávit. Parece ser que el respeto a un problema (hoy es el TLP y mañana será cualquier otro) sólo dura lo que dura la proyección. Los problemas se usan (con o sin una base) a modo de descalificación y amparados en que estamos lejos de las celebrities aprovechamos para lanzar mensajes vejatorios allende los mares. Y si las personas capaces de enternecerse con la ficción fueran tan empáticas en la vida real como en la sala de cine, el mundo sería un lugar mucho mejor.

 

11 diciembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (II)


Las criaturas urbanas tenemos un grave problema con respecto a la vida en la campiña, y es que nuestras mentes son tarros rebosantes de clichés cinematográficos.


10 noviembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (I)


La huida de Madrid, para que sea efectiva, debe hacerse al campo. Esta es la única posibilidad de desanudar temporalmente el vínculo con la capital.


21 octubre 2015 by REDACCIÓN

El futuro ya está aquí


Hoy, 21 de octubre de 2015, Marty McFly habría llegado al futuro. ¿Cómo se celebrará en Madrid este día de homenaje a “Regreso al futuro”?



Comentarios:

Añadir comentario
Marissa says:

La Herida y su director son un ejemplo de éxito prefabricado del mal llamado cine a los márgenes. Hace meses ya sabíamos que a todo el mundo le iba a encantar la película y que le iban a llover premios, y así ha sido. Si está un poco metido en determinados círculos era evidente. Como pasa con Andres Duque y otros protegidos. ¿Ha nadie le sorprende la profusión de palmeros y la poca crítica? A todos les ha encantado la película, y al final resulta que es el crítico de toda la vida del diario de toda la vida el que tiene más libertad para hablar. Por no hablar de la presuntuosidad de Fernando Franco animando vía Facebook a ver la película para defender la cultura. LA CULTURA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *