Lo que hicimos fue secreto. Historia del punk madrileño

Un proyecto que se propone contar la historia del punk madrileño a partir de la narración colectiva de sus protagonistas y de los recuerdos de quienes formaron parte de ella. Por María Arranz


29 Enero 2015

 

Lo que hicimos fue secreto” es, por el momento, un proyecto en fase de financiación en la web de crowdfunding Goteo. Pero su historia empieza mucho más atrás, concretamente hace cuatro años, cuando un grupo de gente empezó a darle vueltas a la idea de rodar un documental sobre la escena punk en la capital. A medida que empezaron a tirar del hilo, se dieron cuenta de que el tema tenía mucha más chicha y que la historia subterránea del punk en Madrid era también una parte fundamental de la historia de esta ciudad.

 

Por eso, decidieron complicarse un poco más la vida y, aunque mantienen la idea final de hacer el documental, han ampliado el proyecto creando un webdoc de acceso libre que se irá construyendo con las aportaciones de todos aquellos que contribuyeron a hacer del punk un movimiento salvaje y potente que afectó a la configuración de Madrid tal y como la conocemos hoy.

 

la-broma-de-satan-baja

 

Hablamos con las tres personas que andan detrás de “Lo que hicimos fue secreto”, para que nos cuenten cómo decidieron lanzarse a reunir y relatar la historia del punk en Madrid a través de la memoria de sus protagonistas.

 

Contadnos, ¿quién hay detrás de todo esto, quiénes formáis parte del proyecto?

El equipo lo formamos tres personas: Landa Layasi, fotógrafa y editora que ha trabajado en Matadero Madrid como gestora cultural desde 2006 y en medios como Onda Madrid; David Álvarez, realizador vinculado al mundo del documental; y Gloria G. Durán, doctora en Bellas Artes por la UPV, y actualmente profesora del módulo de net artivismo del máster CCCD, Comunicación, Cultura y ciudadanía Digital de la Universidad Rey Juan Carlos y el MediaLab Prado.

 

¿Cómo surgió la idea de hacer un webdoc sobre el punk en Madrid?

Los tres nos conocemos en el marco del máster de Comunicación, Cultura y Ciudadanía Digital de la URJC. Teníamos que presentar un proyecto, y David rescató esta idea en la que ha estado trabajando con la cooperativa audiovisual de la que forma parte desde hace cuatro años. Se trata de un documental sobre el punk madrileño. Al principio era sólo un documental sobre la escena musical, pero decidimos abrir el campo y plantearnos también investigar de qué manera la estética e ideología del punk ha configurado la ciudad de Madrid, el entorno urbano y sobre todo las prácticas artísticas. Esto es, el punk como actitud, no sólo como estética, sino como modo de vida y filosofía generadora de ciertas prácticas que van desde el terreno personal hasta las colectividades.

 

1

 

¿En qué consiste exactamente un webdoc y por qué habéis optado por este formato?

Tenemos mucho material y necesitamos descartar muchas cosas para poder ajustar la duración y la narrativa a un documental estándar. Como pensamos que es una pena descartar muchas cosas, nos decidimos a probar este formato. Básicamente es un contenedor web que permite la interactividad y la inclusión de diferentes formatos (texto, foto, video, sonido…). De este modo, podemos trazar una narrativa no lineal y permitir que el lector navegue libremente por los contenidos a través de un mapeo de los mismos. Estos contenidos serán desde sonidos de conciertos o ambientes, PDFs y/o fanzines y pequeños documentales sobre diferentes temáticas o escenas, para tratar de completar más o menos una visión global del punk madrileño.

 

Se trata entonces de un formato colaborativo, ¿cómo puede participar la gente? 

Estamos investigando de qué manera se puede colaborar en el webdoc y mejorar la interactividad, más allá de meter comentarios. De momento la gente está colaborando enviándonos material que tienen y, a través de redes sociales, algunas personas nos cuentan sus recuerdos de aquella época.

 

3

 

¿Por qué os centráis en el punk? ¿Qué tiene de particular la escena punk de Madrid desde que surgió en los años 80? 

Queríamos retratar la escena que vino después de la Movida Madrileña, toda esa generación que en cierto modo ha pasado desapercibida, quizá porque eran demasiado jóvenes para haber sufrido la dictadura. Pensamos que es un momento importante de la historia reciente de nuestro país, porque les tocó vivir toda la reconversión industrial y eso que llaman la etapa del desencanto después de la victoria del PSOE. Es una época que apenas se ha tratado de la historia reciente de nuestro país en que la cultura underground se asienta con fuerza gracias a los chavales y chavalas de los barrios obreros de Madrid. Ante la falta de medios y apoyo institucional, las personas crean sus propias infraestructuras: sellos discográficos realmente independientes, distribuidoras, fanzines, centros sociales…. Hablamos de algo verdaderamente alternativo e independiente, que es algo que pensamos que hoy en día ha perdido valor: llaman festival indie a un evento organizado con ayuda del ayuntamiento de una localidad y el patrocinio de una o varias marcas. Ahí es donde, pensamos, está la verdadera cultura alternativa de esta ciudad. Con un componente fuertemente político, además. Y de ahí surgieron cosas como Minuesa, que ha sido un antes y un después para la vida cultural de la ciudad. Muchas bandas que tocaban por Europa empezaron a mirar a Madrid y a incluirlo en sus giras. Allí tocaron bandas míticas del hardcore punk como Million of Dead Cops, Youth Brigade, Pennywise, Life… But How to Live it… Minuesa sería el germen de posteriores iniciativas en la ciudad como los Labos, y pensamos que su modelo de gestión ha sido imitado por algunas fundaciones y los “centros sociales y culturales” más importantes que hay ahora mismo en la ciudad.

 

punks-amparo

 

¿La Movida eclipsó o absorbió de alguna forma al punk madrileño?

Es verdad que el punk madrileño de los años 80 (La UVI, Toreros After Olé, Espasmódicos, La Broma de Ssatán…) fue muy underground, y no tuvo la repercusión que han podido tener grupos como Pegamoides o Gabinete Caligari. Pero a título personal diré una cosa: cuando estaba en el instituto en los años 90, nadie escuchaba a Radio Futura o los Zombies. Los que no eran bakalaeros estábamos todos con Soziedad Alkohólika, Kortatu, Barricada o Sin Dios. Cierta prensa musical ha montado un mito sobre la Movida Madrileña que no es verdad. Todos esos programas, documentales, libros y reportajes que empezaron a salir hace unos pocos años describían un mundo de felicidad y diversión en el que da la sensación de que en Madrid todo el mundo era muy moderno, muy culto y llevaba chapas de los Clash. Fue un momento muy interesante para la vida cultural de la ciudad, pero también fue muchísimo más minoritario de lo que dicen. La gente que lo vivió suele coincidir en que todo se ha exagerado bastante y se ha creado una narración que en ocasiones ha dado lugar a situaciones un poco lamentables. Lo de “yo también estuve en el Rockola” se ha convertido un poco como lo de “yo corrí delante de los grises”. Además, que todos estos relatos de la Movida terminan igual: muere Tierno, cierra Rockola y parece que a todos los madrileños que llevaban chapas de los Clash son abducidos y sustituidos por fans de Julio Iglesias, los toros y la zarzuela. En realidad lo que triunfaba en aquella época era el rock duro, Barón Rojo, Obús, Leño… y fuera de Madrid, el rock radical vasco. Que por cierto, es impresionante cómo se ha ninguneado a estas bandas, y se ha tratado de reescribir otra historia que no tiene nada que ver con la realidad. ¿Por qué nunca se cuenta que Kortatu llenaban estadios y hacían giras por Europa, o que La Polla Records llenaron con más de 60.000 personas el auditorio de la Casa de Campo en las fiestas de San Isidro?

 

2

 

¿Qué período abarcaréis en el proyecto? ¿Llegaréis a la actualidad? 

Pretendemos que el webdoc abarque desde los primeros tiempos hasta nuestros días. Pero al final, queremos también editar un largometraje estándar que se centrará en la escena punk de finales de los 80s.

 

¿Qué grupos destacaríais de la escena madrileña?

El caso de Sin Dios es muy destacable: fueron una banda que tocaron en todo el mundo, hicieron giras por Europa, América e incluso Japón. Negociando siempre los precios a la baja, imponiendo sus condiciones… Y los conciertos siempre llenos, la gente coreando sus canciones. “Guerra a la guerra”, un disco de hardcore político con un libreto de 64 páginas de textos anarquistas vendió mas de 15.000 copias. ¿Cuántos grupos de la Movida pueden presumir de haber conseguido todo eso? Fuera se habla mucho de grupos como Crass como ejemplo del Do it yourself, pero no hace falta irse tan lejos para encontrar bandas comprometidas con la autogestión y que han funcionado muy bien.

 

juana-chicharro

 

Por último, ¿cómo veis la escena punk actualmente en Madrid?  

A nivel underground hay un montón de grupos muy interesantes como Accidente, R.O.B.O., Nueva Autoridad Democrática, AVT, Perräs Salvajes, Sección Femenina, Las Señoras, Morroplastia, Sudor (aunque son de Toledo, creo que ahora los 3 viven en Madrid), Nuevo Orden Mundial o Las Venas.

 

foto-poster-texturas-v2

 

* Si quieres que este proyecto se haga realidad, puedes contribuir a su campaña de crowdfunding en Goteo.org

22 Febrero 2017 by ANDREA GALAXINA

La telepatía de Lidia Damunt


La cantautora nos cuenta todos los detalles sobre su último disco.


17 Mayo 2016 by ROCÍO ZARZALEJOS

Guía de festivales castizos para 2016


Este año, hay donde elegir.


13 Abril 2016 by ROCÍO ZARZALEJOS

Perlita, la electrónica del cambio


Electrónica que taladra el hipotálamo. Electropop con guasa que pretende salvar la naturaleza.



Comentarios:

Añadir comentario
Pedro José González López says:

Parece ser que caéis en los mimos vicios que criticais y uno de ellos es el desconocimiento. Reducir el punk de los 80 a los cuatro grupos que nombráis da un poco idea de hasta donde vais a llegar. Reflejar la historia no es fácil y ser punk, tampoco. Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *