Más que bravos, los Bravú

Los Bravú exponen hasta el 17 de noviembre en la galería 6más1 #Aftersun, una serie de obras que hablan de los selfies, la imagen contemporánea, el consumismo, la ruralidad o la ciudad museo. Por Nerea Ubieto.


23 octubre 2018

Dea Gómez (Salamanca, 1989) y Diego Omil (Pontevedra, 1988) se conocen desde que estudiaron en la facultad de Bellas Artes, donde se especializaron en pintura, y desde entonces forman una pareja artística indisoluble. Comienzan en el mundo editorial, haciendo publicaciones y comics de carácter alternativo, pero poco a poco sintieron la necesidad de dar el salto a formatos más grandes, querían ocupar paredes.

 

El nombre, Los bravú, es una palabra gallega que hace referencia al olor y sabor de la carne de caza de machos salvajes. Es un término muy abstracto dicen, que se puede traducir por olor a animal. Tiene que ver con su forma de trabajar, muchas veces impetuosa y pasional, y también con su afán experimental trasladado a un estudio que en ocasiones puede parecer una cuadra. Por otro lado, el vocablo les permite la indiferenciación buscada: no son Dea y Diego, son Los Bravú y así firman, sus estilos se mezclan e interpenetran para formar uno solo alejado de egos individualistas.

 

Los Bravú. Detalle de “Visita en el jardín de la villa”.


 

Aunque la ampliación del formato les supuso una gran liberación, la esencia de su trabajo sigue siendo la misma que en las primeras publicaciones, destaca una narrativa y una teatralidad que expresan sus preocupaciones cotidianas y son reflejo de la sociedad actual. Las historias son contadas por unos personajes muy característicos que se han ganado el sello “Bravú”. A medio camino entre las figuras flamencas y los rostros más puros del Renacimiento, los protagonistas de los cuadros son prototipos de jóvenes de hoy en día en situaciones verosímiles. Su actitud suele ser ensimismada “es como si siempre hubiese un mundo interior que les distrae. Están casi en una realidad virtual. En la actualidad, hay tantos input de información que no da tiempo a asimilar: atendemos a muchas cosas, pero nos concentramos en pocas”.

 

Los temas que les interesan son múltiples y variados, pero siempre con la base empírica como denominador común. En la exposición de la galería 6mas1, titulada “#Aftersun”, abordan el turismo entendido “como una matrioshka a partir de la cual se despliegan temas sociales, culturales, anecdóticos…”. El planteamiento es cercano y peculiar, se trata de hipotéticas escenas curiosas en las que “el espectador puede sentirse afín o reacio a ciertos personajes, se exponen ciertas problemáticas sin terminar de condicionar, dejando las historias abiertas”.

 

En la muestra está muy presente la idea de ciudad museo como Lisboa o Nápoles, en ellas sobresalen fenómenos propios de la globalización capitalista como los apartamentos Air Bnb, pero también coexisten los barrios llenos de autenticidad que tanto interesan al colectivo. Las profesiones de siempre, la tradición, la naturaleza o el provincianismo son temas que se repiten en su trabajo, algo que guarda relación con otra de las acepciones de su nombre. También se conoce por Bravú al movimiento musical surgido en Galicia a principio de los años 90, a través de grupos que tenían en común un orgullo por la cultura popular. “Nos interesan los oficios corrientes, la periferia, los barrios…ese alejamiento del capital. El moderneo ya está en todas partes, se puede ser un moderno de provincias, por eso preferimos aludir a otras cosas: lo tradicional, la naturaleza, lo familiar, las tabernas…”.

 

 

Los artistas buscan esas marcas de identidad en ciudades turistificadas en las que se repiten los mismos patrones, como puede ser el top manta o los centros comerciales a los que acudimos en masa. “No nos engañemos, todos somos víctimas y verdugos de un montón de problemáticas de la sociedad en la que vivimos. Cada vez más, se tiende a hablar desde una especie de atalaya, juzgando en la distancia, pero formamos parte de ello de una u otra manera. Nos interesa poner de relieve esta participación generalizada en el capitalismo, pero a la vez queremos reivindicar el gusto por vivir. La naturaleza, los pájaros, la belleza del mundo narrado por los viejos poetas, tristes y melancólicos, pero evocando la actualidad”.

 

Los diferentes estratos e intereses se condensan en el cuadro que abre la exposición, titulado “Estilo y tradición”. Se trata de una gran escena coral, similar a las de la Edad Media, con diversos personajes que componen una situación pintoresca: unos turistas extraviados, una ladronzuela hurtando el móvil de uno de ellos, un chico tocando la mandolina, dos bebiendo en la calle a deshora, un perro, pájaros, una ventana de fondo, ropa tendida… Una variedad figurativa que les permite trabajar libremente con diferentes texturas y estilos sin perder un ápice de coherencia general. “Hay parte de ilustración, formas de resolver de dibujo animado, estilo pop, barroco… Es una composición clásica muy cuidada en la que varios elementos hacen referencia a la ruina italiana. Alude al humanismo, pero también a una base cultural que sigue ahí. Hay plantas e imaginería de cuadros religiosos como los lirios de las anunciaciones, las golondrinas…(clavos de cristo) La estética tradicional de los azulejos portugueses se mezcla con la nueva de los grafitis y un sinfín de detalles: un personaje llorando, imágenes de frutas que podrían provenir de la publicidad… Se genera una narrativa para que el espectador quede atrapado, pero elija su propia historia”.

 

Los Bravú. Izquierda: “Fin de semana en la corte”. Derecha: “El tío que sabía de un sitio”.


 

Más adelante encontramos dos retratos de menor escala. Uno de ellos, “Fin de semana en la corte”, apunta a Madrid, ciudad donde se producen varios tipos de turismo, como puede ser el enfocado al arte contemporáneo. La protagonista, chica de provincia con espíritu artístico y cámara desechable en mano, ha visitado la ciudad para acudir la feria ARCO y se ha comprado el catálogo, pero no tiene mucho dinero y come en el Kebab. La precariedad, el pan de cada día. “Nosotros no decimos nada, solo planteamos los temas, el juicio lo saca el espectador”. Anexo está el lienzo “El tío que sabía de un sitio” una figura que, “a pesar de la elegancia de su pose, es el típico hombre que siempre tiene recomendaciones para todo el mundo. Es el que te dice: pues yo sé de un sitio en el que se come de lujo, saca el Google Maps, te da una brasa enorme… es el turista de barrio, el que sabe de esa calita especial en la que nunca hay nadie…pero al final es cualquiera de nosotros porque todos lo hemos hecho”.

 

En la feria Estampa acaban de presentar “Visita en el jardín de la villa”, una extraordinaria pintura basada en la composición de las tres gracias, en la que se representa el derroche y las ganas de vivir, un concepto, dicen, que tiene magia y funciona. “Es casi un vanitas, habla de esa decadencia que triunfa frente a la humanidad siglo tras siglo”. El ego, los selfies, cómo entendemos la imagen contemporánea hoy en día, la frívolidad de las compras, la ruralidad, la ciudad museo, las nuevas tecnologías, todo narrado desde su propia versión lírica cargada de bravura e ironía.

 

Los Bravú. “Visita en el jardín de la villa”.


 

07 noviembre 2018 by IRENE CALVO

Expos imprescindibles del mes de noviembre


Pintura, dibujo, videoperformance, instalación… Cinco exposiciones que se inauguran este mes y que no te puedes perder.


24 octubre 2018 by CRISTINA ANGLADA

Tensión analógico-digital


La comisaria Cristina Anglada desvela los procesos artísticos de Feréstec a través de una entrevista que empieza en la época del Nasti. La obra de Feréstec se ubica en un punto de tensión entre la estética analógica y digital sin aspiraciones nostálgicas y la idea de volver a desarrollar viejas relaciones y emociones en el presente.


22 octubre 2018 by MARTA SESÉ

La programación como invitación


Soledad Gutiérrez, directora artística de CentroCentro, explica los objetivos de la institución en esta nueva etapa.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *