Luis Camacho: “todo lo que me interesa fotográficamente está en la Gran Vía”

Hacia 2011, el fotógrafo Luis Camacho inició una serie fotográfica protagonizada por la mítica Gran Vía de Madrid. Acude varios días al año, siempre a la misma hora, para retratar esta calle y a sus habitantes. Por Irene Calvo


22 agosto 2016

Luis Camacho iba a ser director de cine antes de que la fotografía se atravesara en su camino, cuenta: “Desde pequeño me gustó el cine clásico y empecé a decir que quería ser director de cine. Años después, tuve la suerte de entrar en este mundo como meritorio, que significaba ser el último en todo y el que no cobraba absolutamente nada”.

 

REPORTAJE

 

Para completar su relación con el mundo del cine, Luis pensó que sería interesante realizar un módulo de imagen y sonido, o cualquier disciplina relacionada con la imagen. El único módulo en el que quedaban plazas libres era uno de fotografía y, aunque no le apasionaba, se matriculó. “En realidad, no me interesaba para nada la fotografía y era muy mal estudiante. Salí de allí con un nivel de manejo básico de la cámara”. Camacho seguía con su carrera en el mundo del cine, aunque se empezó a orientar a la televisión donde, debido a unos horarios estrambóticos, había veces que se encontraba con mucho tiempo libre. En uno de estos ratos, se le ocurrió salir a fotografiar: “Salí tres o cuatro veces a hacer fotos y me gustó. Pero hubo un momento en el que hice una foto y sentí que quería ser fotógrafo. A partir de ahí me empecé a formar de una manera práctica y autodidacta”. Luis empezó a experimentar con la fotografía y a disfrutar con ella.

 

REPORTAJE

 

El salto al mundo profesional le vino por un golpe de suerte: “Estaba enseñándole unas fotos que había hecho a un amigo y se acercó un hombre a decirme que debería llevarlas a cierta revista. Así que fui a este sitio y me publicaron las fotos. Entonces empecé a moverme, a llevar mis fotos a diferentes revistas, a publicar en varios medios y a ganarme la vida con la fotografía”.

 

3.

 

En 2004 nace la Asociación Fotográfica de Villaverde, cofundada por Luis Camacho. Una asociación de fotógrafos amateurs dedicada a activar el barrio y sus habitantes. “Fue una vuelta a mis raíces, tras volver de París, de una beca de fotografía que me habían concedido y en la que coincidí con muchas personalidades”. La asociación sigue en activo, aunque Luis está menos vinculado a ella, por falta de tiempo.

 

La serie de la Gran Vía surgió, en primer lugar, porque Luis vivía por la zona, tras mudarse de Villaverde, su barrio de toda la vida, al centro; y en segundo lugar, porque se estableció una analogía entre la Gran Vía y la Gran Vía de Villaverde. A través de la Asociación Fotográfica de Villaverde, Luis comenzó a trabajar con otro socio en un proyecto, en el que él fotografiaba la Gran Vía y el otro fotógrafo hacía lo mismo, pero con la Gran Vía de Villaverde. “En ese momento yo ya tenía algunas fotos de la Gran Vía, que había hecho cuando volvía a casa, pero no las había hecho con la consciencia de un proyecto”. El resultado final de esta contraposición de Gran Vías se expuso en varios centros culturales de Villaverde. Luis quiso seguir, de manera personal, con esta serie sobre la emblemática calle madrileña: “Me di cuenta de que todo lo que me interesa fotográficamente está en la Gran Vía”.

 

4.

 

Luis acude a la misma hora (dependiendo de si es verano, que sale por la tarde, o invierno, por la mañana) para conseguir la luz tan característica de sus imágenes de la Gran Vía. Otro de los rasgos característicos de la fotografía de Camacho es la manera de aproximarse a sus retratados: “Mi distancia con la gente es muy corta, pero estoy cómodo así, para mí es lo normal”. De hecho, esta manera de fotografiar le ha proporcionado algunas experiencias divertidas mientras desarrollaba la serie: “La gente no se imagina que estoy fotografiándoles a ellos y me suelen pedir perdón, porque creen que se han metido en mi foto. Pero si alguien pregunta si le has hecho una foto, hay que que decir que sí. Me pasó con una señora, que me preguntó que si le había hecho una foto. Al decirle que sí, me replicó que por qué; le dije que era fotógrafo y entonces intentó venderme unas cámaras antiguas que tenía por casa”.

 

5.

 

Pero, ¿qué es lo que la Gran Vía tiene para que Luis le haya dedicado una serie fotográfica? Él explica: “Es una calle que me encanta, y la gente que viene de fuera también siente esto. Además, si hay que repartirse trocitos de mundo a fotografiar, entre los fotógrafos, yo me cojo la Gran Vía [risas]. Soy totalmente urbanita y la fotografía es mi manera de relacionarme con el mundo”.

 

Luis está dubitativo sobre la serie, ya que por una parte la quiere terminar y por otra quiere continuarla: “Me gustaría cerrarla, aunque considero que aún me faltan planos por incluir en la serie. Ahora he visto un andamio en el Edificio Telefónica que sé que me daría grandes fotografías… Pero quiero cerrarla ya”.

 

Aunque inacabada, la serie se ha llegado a exponer, por ejemplo, en el Centro de Arte Tomás y Valiente de Fuenlabrada, y a Luis le gustaría que se volviese a exponer, una vez que esté cerrada. “Lo que me gustaría sería cerrar la serie, preparar un dossier actualizado y buscar espacios adecuados para exponer el trabajo”.

 

RESONANCIAS URBANAS: MADRID, GRAN VIA

 

Sobre si sería posible realizar una serie similar a la de Gran Vía en otra calle de Madrid, Luis explica: “Tendría que tener un flechazo que me haga olvidar la Gran Vía. Me apetece tener ese flechazo con otra calle o espacio en Madrid, pero quiero un sitio más recogido, más pequeño. He probado a hacer fotos en la estación de Atocha y en algunas calles de Delicias, pero no es lo que busco”.

 

Entre sus planes más inmediatos está empezar a desarrollar otras ideas que le están surgiendo últimamente: “Estoy trabajando con otra técnica, utilizando el flash en lugar de aprovechar la luz natural. Tengo varios temas conceptualizados, pero aún no sé hacia donde van”.

13 agosto 2018 by IGNACIO TEJEDOR

Más que una galería, más que una escuela


Programa de estudios de Espositivo.


07 agosto 2018 by IRENE CALVO, ANGELA LOSA

En el estudio de Micol Talso


La autora de la cartelería de Veranos de la Villa habla sobre su trabajo.


25 julio 2018 by NICOLA MARIANI

Pensar en gestos


Marlon de Azambuja desarrolla desde varias disciplinas su práctica artística, basada en un lenguaje gestual que pone de manifiesto la estrecha relación entre arte y vida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *