Lynch, Elijah, Grey, Waters, Jarmusch, Almodóvar

Los famosos, los diletantes y el cine en esta ciudad. Por Jimina Sabadú. 


18 octubre 2013

Diletantes de ayer, millonarios del mañana

 

“Fea” fue la primera película de Dunia Ayaso y Félix Sabroso, financiada por ellos y sus amigos en 1993 (mucho antes de que se hablase de low cost). Una copia en VHS y con la portada fotocopiada en blanco y negro estuvo durante años en la Videoteca de Conde Duque como prueba y testimonio de una época en la que la aspiración máxima de un diletante capitalino era asistir a una fiesta de Pedro Almodóvar (esta ligera pero rotunda trama era el eje de la película). Tiempo después Juan Flahn (conocido entre otras muchas cosas por ser uno de los organizadores de “En Plan Travesti”) dirigía – también en video – “Las flores de Bach”, un drama sobre unas amigas encerradas en una casa en la que salían a la luz secretos dolorosos sobre cosas a veces triviales, a veces graves. Esta semana estas dos películas se han hecho carne ( si es que alguna vez no lo fueron) gracias a la coincidencia de dos eventos: el estreno de “Grand Piano” de Eugenio Mira y la charla de David Lynch en el Festival Rizoma. Si bien ambos acontecimientos no estaban al alcance de todo el mundo (en un caso por ser invitación privada y en otro por el presupuesto) sí que ha habido un revuelo generalizado en torno a las calles del centro. Ya sucedió cuando Jarmusch estuvo rodando “Los límites del control”. También hace dos años cuando vino John Waters. Y el otoño pasado cuando Sasha Grey (y otra vez Elijah Wood) protagonizarom “Open Windows”, de Nacho Vigalondo. En el caso de John Waters se pudo ver a actores hincados de hinojos, DJ’s en un delirio de latría, y celebrities de ambigua sexualidad riendo chistes en un idioma que no entendían. En el caso de Sasha Grey hubo una nada desdeñable cantidad de hombres del mundo de las letras dándole la vuelta a la capa reversible de la caballerosidad para atorrar a la dama del porno con sus conocimientos sobre cine francés, sin interesarse ni una vez por lo que ella tenía que decir. Yendo al grano: en Madrid somos únicos a la hora de atorrar famosos. No sucede curiosamente con famosos que no pertenezcan al mundo del cine o de la música; servidora pudo ver cómo Gari Kaspárov pasaba por las oficinas de la SER sin más compañía que la de el traductor y un par de periodistas con más lecturas que la media (es decir, más de seis libros al año). Escenas de hipomanía, histeria, y llanto. Balbuceos en inglés. Y celebridades con educación y paciencia infinita. Esa delgada línea que separa la admiración del deseo. Como en “The Bling Ring” (el estreno más desapercibido del otoño) hay gente que para sentirse cerca de lo que desea necesita robarlo, arrebatarlo. Así le hemos arrebatado unas migas de conversación o una sonrisa a los famosos de categoría A que se han dejado caer por nuestra ciudad. Nada ha cambiado desde que Andy Warhol se dio un rulo por la tienda de regalos del Museo del Prado. Bueno, sí. Nuestros peinados.

18 mayo 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Contactos


La Pantalla recuerda el Mayo del 68 con “Contactos” (1970), dirigida por Paulino Viota, una de las primeras películas indies del cine español.


17 abril 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Duerme, duerme mi amor


La Pantalla cierra su homenaje al director Francisco Regueiro con una de sus comedias negras más críticas y arriesgadas: “Duerme, duerme mi amor”.


14 marzo 2018 by GRACE MORALES

La Pantalla de Madrid: Entierro de un funcionario en primavera


Una comedia negra de los cincuenta de serie B, tirando a Z, dirigida por José María Zabalza realizada con la premura de un presupuesto escaso.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *