Madriz Curator: Concha Mayordomo

La artista y comisaria Concha Mayordomo trabaja desde la gestión cultural por la visibilidad de las artistas y la denuncia social. Presidenta de la asociación Blanco, negro y magenta, que lucha por un mundo justo e igualitario, Mayordomo se define como “artivista”. Por Irene Calvo.


17 noviembre 2017

Artista multidisciplinar, comisaria y gestora cultural, Concha Mayordomo colabora, además, en Tribuna Feminista y en el blog “Mujeres” del diario El País y dirige la publicación anual “Generando Arte. La revista”. Activista feminista, o como ella misma se define, artivista, es presidenta de la asociación de mujeres artistas Blanco, negro y magenta, cuyos objetivos son denunciar las situaciones de desigualdad, invisibilidad y terrorismo machista a través del arte.

 

Concha Mayordomo.


 

Mayordomo alterna su actividad como curator con su trayectoria artística y en ambas se caracteriza por haber expuesto en infinidad de instituciones, públicas y privadas, repartidas por toda la geografía española, y por apuntar siempre hacia un tema muy claro: la lucha contra el machismo. Próximamente podremos ver los trabajos de Concha en su faceta como artista en las exposiciones individuales “Carmen y Alicia” en la Casa de la Cultura de Mieres y “Las vísceras de las diosas” en el Atenéu de Turón. También como artista participa en la colectiva recién inaugurada “Eleonor Roosevelt. Una firma de paz” en el Centro Cultural Carril del Conde, Madrid. Como curator, acaba de comisariar la colectiva “Mujeres encarceladas, entre otras muchas”, desde la asociación Blanco, negro y magenta” en LECRÁC, Palencia.

 

Las artistas con las que Concha realizaría una hipotética exposición son: Concha Jerez, recientemente galardonada con el Premio Velázquez de Artes Plásticas, la artista multidisciplinar trabaja desde la performance, la instalación y las tecnologías temáticas sobre la comunicación y la cultura de la información; Marina Núñez, también artista multidisciplinar, centra su trabajo en la otredad como vía de investigación sobre el ser humano y su identidad; Cristina Lucas, quien a través de diferentes disciplinas, como vídeo, performance, dibujo, fotografía o instalaciones, invita a reflexionar sobre los roles sociales; Marina Vargas cuestiona en sus esculturas, instalaciones y fotografías los modelos impuestos y experimenta con la búsqueda de una identidad verdadera, alejada de dicotomías sociales, políticas o religiosas; y, por último, Antonia Valero que utilizando pintura, fotografía, instalación y vídeo, realiza un tipo de obra autobiográfica en la que vuelca desde sus pensamiento más cotidianos, hasta reflexiones poéticas.

 

Concha Jerez. “Paisaje electrónico”. Foto: Miguel Quintas.


 

¿Cómo definirías la labor de un/a comisario/a?

 

Creo que la RAE no reconoce este término, pero la Wikipedia, que es muy resolutiva, dice que es un profesional capacitado en el conjunto de saberes que posibilitan entre otros la exposición, valoración, manejo, preservación y administración de bienes artísticos. Yo también la definiría así y además, añadiría que en el caso de las exposiciones es quien propicia el diálogo entre las obras y la persona que las contempla.

 

¿Qué crees que hace falta para ser comisario/a?

 

La formación en arte es absolutamente necesaria, de la misma manera que también lo es la sensibilización en el discurso que pueda darse. Aparte de ello, el conocimiento de los y las artistas, su trayectoria y sus obras es fundamental a la hora de plantear un proyecto expositivo.

 

Marina Núñez. De la serie “Art.es project”, 2013.


 

¿Por qué has elegido a estas artistas?

 

Desde hace años baso todo mi trabajo curatorial en la visibilidad de la mujer artista, la denuncia social y la violencia de género. Estos principios suponen ya una clara intención, por ello no puedo dejar de optar por artistas con un fuerte compromiso feminista y todas las que he seleccionado trabajan en estos temas, por lo que estoy segura que, dada su extraordinaria calidad artística y compromiso, de poderse realizar sería un proyecto maravilloso.

 

¿Cuáles son tus referentes o ideales a la hora de comisariar?

 

No puedo dejar de citar la profunda admiración que siento por María de Corral, pero también que estoy en total desacuerdo con el protagonismo que últimamente se les está otorgando innecesariamente a los comisarios.

 

Cristina Lucas. De la serie “Nunca verás mi rostro”. Acuarela sobre papel, 2005.


 

Has dicho que te apasiona prever el diálogo que puede producirse entre las piezas y el público en una exposición. ¿Qué elementos han de tenerse en cuenta para lograr este diálogo? ¿Coinciden generalmente tus previsiones con lo que después ocurre?

 

Bueno, más que prever, lo que pretendo hacer es crear el espacio y el contexto oportuno para que ese diálogo se produzca, hay que tener en cuenta que, como decía anteriormente, mis proyectos son siempre de carácter social, por lo que si la única emoción que pueda producir es la contemplación estética, mi proyecto se queda necesariamente muy lejos de lo que pretendo.

Sobre la previsión con lo que ocurre… La verdad es que cada exposición es un mundo, pasan tantas, tantas, tantas cosas que es un verdadero reto, pero el momento de presentar las piezas en el espacio y empezar a distribuirlas es para mí el momento más emocionante, hay un momento de caos pero termina siendo como un puzle, al final todo encaja.

 

Eres curator, pero también artista. ¿Tus procesos creativos en ambas facetas son similares, o por el contrario, responden a inquietudes diferentes?

 

En mi caso todo forma parte de una misma idea, no importa tanto si las obras son únicamente mías o de otras personas.

 

Marina Vargas. “La bacante “, 2015. Foto: José Luis Gutiérrez.


 

Eres presidenta de la asociación Blanco, negro y magenta, que apuesta por la denuncia a través del arte para conseguir un mundo mejor, y has colaborado y colaboras con diversas asociaciones activistas feministas del sector artístico. ¿Cómo influye en tus proyectos este activismo feminista? ¿Existe una responsabilidad social en un comisariado, desde tu punto de vista?

 

Las artistas que formamos la asociación Blanco, negro y magenta compartimos los mismos principios desde esta óptica feminista que es el motivo de nuestros trabajos, en ellos defendemos y denunciamos con nuestras obras individuales y que forman un mismo discurso en cada uno de los proyectos que venimos desarrollando; nos gusta llamarnos artivistas.

Respecto a la responsabilidad social del comisariado, mi opinión es que la tiene toda, respecto a las obras, las artistas y ante la sociedad.

 

Antonia Valero. “Retícula 2”.


 

13 diciembre 2017 by SERGI ÁLVAREZ RIOSALIDO

Con José Díaz en los pliegues de la noche


El artista habla sobre su obra y los nexos con la de Carlos Fernández-Pello.


07 diciembre 2017 by REDACCIÓN

Aula Intransit, educación experimental y modos colaborativos


En su sexta edición, el programa Intransit presenta Aula Intransit, un laboratorio educativo experimental.


05 diciembre 2017 by IRENE CALVO

Expos imprescindibles del mes de diciembre


Instalación, vídeo, escultura, fotografía, pintura… Las cinco propuestas expositivas que no te puedes perder este mes.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *