Madriz Curator: Madrid Street Art Project

Diana Prieto y Guillermo de la Madrid son el alma de Madrid Street Art Project, un colectivo que nos acerca al arte urbano de la ciudad y que acaba de comisariar la última edición de Muros Tabacalera. Por Irene Calvo


20 julio 2016

guille&diana2

 

En 2012 se inició la actividad de Madrid Street Art Project con sus conocidos safaris urbanos para niños y adultos, en los que enseñan a ver la calle desde otra perspectiva y, además, presentan a algunos de los artistas que trabajan en el entorno urbano madrileño. Desde entonces, su actividad no ha cesado y han comisariado proyectos como Línea Zero, C.A.L.L.E o las intervenciones del programa de arte urbano e igualdad en Lavapiés, además de organizar varios talleres de arte urbano o coordinar mesas redondas como Intramuros.

 

Tras la edición de Muros Tabacalera 2016, están trabajando en nuevos proyectos que pronto desvelarán, pero sin dejar de lado las ediciones periódicas de los –ya clásicos– safaris urbanos.

 

Los artistas con los que contarían para una hipotética exposición son: Dos Jotas, artista urbano que se esconde tras la sutileza de sus intervenciones críticas con el sistema; Jonipunto que, con su aparente sencillez, logra contar historias a los viandantes que descubren sus obras; Ze Carrión, cuya técnica con el aerosol parece casi pictórica y hace muy reconocibles sus obras; Borondo, quien trabaja lo que se podría denominar un graffiti realista, con figuras expresivas e inquietantes; y, por último, Ruina, una explosión de color con pequeños, pero contundentes, mensajes que invitan a la reflexión.

 

Dos Jotas. De la serie “Utilizar en caso de emergencia”, 2015.

Dos Jotas. De la serie “Utilizar en caso de emergencia”, 2015.

 

¿Cómo definiríais la labor de un/a comisario/a?

Se trata de trabajar mano a mano con artistas y conocer en profundidad sus trabajos, para así propiciar que los artistas y sus prácticas tengan el mayor efecto posible en cuanto a posibilitar, por un lado, su producción y, por otro, su comunicación para, en definitiva, respaldar la creación y el conocimiento artísticos y críticos.

 

¿Qué creéis que hace falta para ser curator?

Respeto, conocimiento y sensibilidad para y por la creación artística. Hay que ver, escuchar, investigar y reflexionar mucho y, después de eso, desde la cercanía y la humildad, actuar.

 

Jonipunto. De la serie “Eclipses urbanos”, 2015.

Jonipunto. De la serie “Eclipses urbanos”, 2015.

 

¿Por qué habéis elegido estos artistas?

Los cinco artistas que hemos seleccionado trabajan la reivindicación social en el espacio público, pero desde estéticas, postulados y prácticas muy diferentes, que a su vez reflejan la diversidad creativa que hay en la calle.

 

¿Cuáles son vuestros referentes o ideales presentes a la hora de comisariar una exposición?

Más que referentes, hay expos que te marcan, lugares expositivos que te interesan, textos que te inspiran.

 

Zé Carrión. “Nuestra violencia (CityZens Violence)”, 2016.

Zé Carrión. “Nuestra violencia (CityZens Violence)”, 2016.

 

¿El proceso de comisariado de arte urbano es similar al de cualquier otro tipo de arte? ¿Qué hay que tener en cuenta?

El concepto diferencial y que siempre hay que tener en cuenta en las prácticas artísticas del arte urbano es el del contexto, es decir, el lugar y el momento en el que una intervención artística se realiza, desde la perspectiva social, arquitectónica, temporal, etc.

 

Habéis comisariado proyectos en la calle, en espacios expositivos, incluso en el metro de Madrid. ¿Cómo os adaptáis a cada lugar? ¿Seguís un mismo proceso curatorial para todos estos sitios?

Cada proyecto que hacemos es diferente al resto, es único, así que no tenemos establecidos patrones o procesos de trabajo que repitamos como si fuera un molde reutilizable. Cuando nos enfrentamos por primera vez a un proyecto, venga y surja de donde sea, analizamos el contexto que comentábamos anteriormente: dónde y por qué estamos, en qué momento y qué queremos expresar, transmitir, mostrar, propiciar y qué límites queremos (o no) autoimponernos. Reflexionamos sobre todas estas cuestiones, investigamos posibilidades y con esto empieza el brainstorming, o lo que es lo mismo, el baile de ideas y nombres, que va desde lo más amplio y más loco hasta llegar a lo concreto y definido. 

 

Borondo. “Les trois ages”, 2014.

Borondo. “Les trois ages”, 2014.

 

Cuando comisariáis en el entorno urbano, no sólo es el trabajo de los artistas el que se expone a la calle y a la actividad de otros artistas, sino también el vuestro, ¿practicáis el mismo desapego al comisariado que los artistas urbanos a sus obras?

Tenemos mucho aprecio a todos nuestros proyectos y a las creaciones resultantes, las cuidamos y mimamos como propias, pero somos conscientes de que la calle tiene sus propias peculiaridades, ritmos, códigos y algunas circunstancias y actuaciones están fuera de nuestro control, o mejor dicho, no suceden tal y como nosotros creemos más apropiado.

 

Ruina. “Democracia”, 2016.

Ruina. “Democracia”, 2016.

 

13 agosto 2018 by IGNACIO TEJEDOR

Más que una galería, más que una escuela


Programa de estudios de Espositivo.


07 agosto 2018 by IRENE CALVO, ANGELA LOSA

En el estudio de Micol Talso


La autora de la cartelería de Veranos de la Villa habla sobre su trabajo.


25 julio 2018 by NICOLA MARIANI

Pensar en gestos


Marlon de Azambuja desarrolla desde varias disciplinas su práctica artística, basada en un lenguaje gestual que pone de manifiesto la estrecha relación entre arte y vida.



Comentarios:

Añadir comentario
Javier Garcia says:

Muy buena la entrevista! Por supuesto enorme el trabajo de Guillermo y Diana por contribuir al arte urbano en la ciudad de Madrid. Saludos a Madrid street art project

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *