Madriz Curator: Rosa Olivares

Rosa Olivares (Madrid, 1955) es una de las mujeres que más ha colaborado en la difusión y conocimiento del arte contemporáneo y sus profesionales en nuestro país. Editora, periodista, crítica, gestora cultural y comisaria, desde el año 2000 es editora y directora de la revista especializada en fotografía contemporánea Exit Imagen&Cultura y desde 2002, y también de EXIT BOOK, una revista que analiza libros de arte y de cultura visual contemporánea. Por Irene Calvo


22 junio 2016

Rosa-Olivares

 

Desde 1992 comisaría exposiciones y organiza encuentros con profesionales del arte como, por ejemplo, el “I Encuentro Internacional de Comisarios de Arte”, que se llevó a cabo en 1994 en el Museo Reina Sofía. Rosa ha comisariado exposiciones para instituciones como la Casa de América de Madrid, el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEIAC), la Fundació “la Caixa”de Barcelona, el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo (MARCO), el Museo Nacional de México o el Museo de Arte Moderno de Bogotá.

 

Rosa Olivares fue subdirectora y, posteriormente, directora de LAPIZ, Revista Internacional de Arte, una de las primeras publicaciones sobre arte contemporáneo en nuestro país. Ha escrito numerosos textos para catálogos y ha participado en debates, mesas redondas y ciclos de conferencias sobre cultura y agentes culturales.

 

Los artistas con los que Rosa haría una hipotética exposición son: Irma Álvarez Laviada, artista interesada en las connotaciones de los materiales y el vacío como material; Amparo Garrido, fotógrafa que investiga la comunicación, la introspección y la soledad a través de los espacios domésticos o naturales y los animales; Miguel Ángel Tornero, que trabaja la fotografía desde el apropiacionismo y los softwares que producen imágenes aleatorias; Concha Pérez, también fotógrafa, que centra su trabajo en los espacios abandonados o en desuso, aludiendo al concepto de memoria constantemente; y Rosa Brun, quien abstrae la luz y las formas que quedan en nuestras retinas al cerrar los ojos ante una imagen y las convierte en formas sólidas llenas de color.

 

Irma Álvarez Laviada. De la serie “Modalidades de lo visible”, 2016. Cartón y madera.

Irma Álvarez Laviada. De la serie “Modalidades de lo visible”, 2016. Cartón y madera.

 

¿Cómo definirías la labor de un/a comisario/a?

Un comisario es, a partes iguales, teórico, gestor, organizador, diseñador, transportista, dama de compañía… Una persona que tiene una idea y consigue transformarla en una exposición, un conjunto de imágenes, obras, que cuentan la historia que el/ella inventó. Por el camino está el vender la idea, conseguir la colaboración de los artistas, el préstamo de los coleccionistas, etc. Un hombre orquesta.

 

¿Qué crees que hace falta para ser comisario/a?

Conocimiento e imaginación.

 

Amparo Garrido. “Natasha”, de la serie “Una casa es un texto”, 2004. Fotografía.

Amparo Garrido. “Natasha”, de la serie “Una casa es un texto”, 2004. Fotografía.

 

¿Por qué has elegido a estos artistas?

Porque me gusta su obra, y creo que sin tener un guión previo hay que contar con gente que esté de tu parte, con obras lo suficientemente buenas e interesantes para que, hagas lo que hagas, el resultado sea bueno.

 

¿Cuáles son tus referentes o ideales a la hora de comisariar?

No tengo ningún ídolo. He visto muchas exposiciones en todo el mundo y el compendio de lo que ves, lo que lees, lo que sabes y lo que ignoras, te define como persona y como comisario. Pero quiero decir que comisariar es un trabajo en el que si no hay creatividad, chispa, imaginación, no vale nada. No es un tema burocrático; no se puede hacer una expo cada tres meses, así pasa que cada vez hay más “curadores” y menos exposiciones interesantes, todo es cada vez más mediocre.

 

Miguel Ángel Tornero. De la serie “Photophobia”, 2012. Papel velado, fotografía, impresión sobre papel y cinta adhesiva.

Miguel Ángel Tornero. De la serie “Photophobia”, 2012. Papel velado, fotografía, impresión sobre papel y cinta adhesiva.

 

¿Crees que un/a curator puede jugar un papel clave en la historia del arte, al igual que las galerías de arte o los medios de comunicación?

Es muy difícil, solamente Harald Szeemann, tal vez, lo haya conseguido. Pero creo que fueron los pioneros de la curaduría, gente que cambió el concepto de exposición, que generaron el nacimiento de los nuevos museos, ellos sí lo hicieron. Esa generación ya está muerta. Hoy ya no hay nadie de esa altura y las circunstancias tampoco son las mismas.

 

¿Cual es tu opinión sobre los nuevos/as comisarios/as que también son coleccionistas, artistas u otros agentes culturales?

A veces un artista puede ser un gran curador puntualmente; mucha gente inteligente e ingeniosa, preparados y con energía, pueden hacer una buena exposición. Normalmente sólo una. Los que quieren ser todo a la vez (ya sabes: la novia en la boda, el niño en el bautizo y el muerto en el entierro) suelen ser mediocres en todo. Son como los mileuristas, pluriempleados. Suelen tener malas colecciones, son artistas con poco vuelo y, por lo general, malos comisarios.

 

Concha Pérez. “Habitación I” de la serie Refugios/Ausencias/Abandonos, 2007. Fotografía.

Concha Pérez. “Habitación I” de la serie Refugios/Ausencias/Abandonos, 2007. Fotografía.

 

¿Hacia dónde piensas que evolucionará la curaduría en los próximos diez años?

Pues creo que irá desapareciendo, ya no tiene sentido. Son los conservadores y directores de los museos, el personal fijo, quienes hacen las exposiciones. Por economía y por lógica. Quedarán las bienales, eventos piratas y poco más. Aparecerá otra figura que ocupe su lugar.

 

Rosa Brun. “Obion”, 2014. Hierro blanco, mixta hierro.

Rosa Brun. “Obion”, 2014. Hierro blanco, mixta hierro.

13 agosto 2018 by IGNACIO TEJEDOR

Más que una galería, más que una escuela


Programa de estudios de Espositivo.


07 agosto 2018 by IRENE CALVO, ANGELA LOSA

En el estudio de Micol Talso


La autora de la cartelería de Veranos de la Villa habla sobre su trabajo.


25 julio 2018 by NICOLA MARIANI

Pensar en gestos


Marlon de Azambuja desarrolla desde varias disciplinas su práctica artística, basada en un lenguaje gestual que pone de manifiesto la estrecha relación entre arte y vida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *