Madriz Curator: Susana Blas

Susana Blas (Madrid, 1969) es una comisaria independiente especializada en videoarte. Trabaja con cuestiones relacionadas con el feminismo, el género y la identidad. Por Irene Calvo.


28 septiembre 2016

Fotografía: Zdenek Tusek (2016)

Fotografía: Zdenek Tusek (2016)

 

Susana Blas Brunel es licenciada en Historia del Arte y comisaria. Desde 1999 trabaja en la redacción del programa “Metrópolis” de tve2, dedicado al arte y a la creación contemporáneos. Está especializada en videoarte y ha organizado varios ciclos sobre este tema. También ha comisariado exposiciones sobre esta misma disciplina para galerías e instituciones como el Museo Reina Sofía, La Casa Encendida, Tabacalera o PhotoEspaña, entre otros.

 

Susana escribe en distintas publicaciones sobre vídeo, feminismo, cuestiones de género y arte actual. Sobre estos asuntos también ha impartido clases, talleres y conferencias. Además, forma parte del Consejo de Asesoras de MAV y es investigadora en el proyecto ARES, donde actualmente está trabajando en dos ensayos, uno sobre vídeo e identidad y otro sobre la obra videográfica de la artista Estíbaliz Sadaba. Sus próximos comisariados, en los que ya está inmersa, serán con Marta Beltrán en Granada y con Soledad Córdoba en Gijón.

 

Los artistas con los que Susana realizaría una hipotética exposición son: Aly Calle, artista multidisciplinar que trabaja el mundo de la mujer a través de los conceptos de rol y género intertemporales; Juan Francisco Casas, cuyos medios son el dibujo con bolígrafo y la pintura al óleo para reproducir autorretratos fotográficos actuales de mujeres, reflexionando sobre la identidad en el siglo XXI; Antonio Fernández Alvira se centra en la representación de lo masculino y los atributos que se le proyectan socialmente, con técnicas que van desde el dibujo hasta el bordado; María Gimeno, artista multidisciplinar, cuestiona el papel de la mujer, y el de la mujer artista, a través de obras tan críticas como estéticamente cuidadas; Blanca Gracia, quien se desenvuelve con el dibujo y la animación, creando mundos en los que existen revueltas, búsquedas y exploraciones que resultan ser un reflejo de lo que hay a nuestro alrededor a la vez que, paradójicamente, funcionan como un escape.

 

Aly Calle. "M.S.", de la serie "Las tres Marías". Collage sobre papel.

Aly Calle. “M.S.”, de la serie “Las tres Marías”. Collage sobre papel.

 

¿Cómo definirías la labor de un/a comisario/a?

 
Quizás “ser comisari@” no siempre implique lo mismo. Comisariar arte puede adoptar diferentes posicionamientos y funciones. En ocasiones supone “acompañar y aportar al artista” en todas las fases de un proyecto, desde la concepción hasta su producción y presentación; en otras, implica partir de una investigación previa (en los “comisariados de tesis”) reuniendo un grupo de obras que apoyen o desarrollen esa idea; y en otros casos, se abarca una época o periodo y se trabaja siguiendo planteamientos de investigación histórica (frecuente en el trabajo con colecciones).
En los tres tipos de acercamiento siento el comisariado como un “proceso de escritura interior” (se concrete o no en un texto) desde el que posiciono la exposición, y como un trabajo de análisis en el que cuido al máximo que los proyectos de los artistas crezcan y se muestren del mejor modo posible sin ser adulterados por mi intervención. Un buen comisariado debe ser invisible y nunca destacar más que los proyectos expuestos o los discursos de los artistas.
Para ello hay que ser precisos en cada fase del proceso: la concepción, el montaje, la producción, el montaje, las publicaciones, y la relación con los departamentos de mediación, educación y difusión. Comisariar implica relacionarse con todos los agentes que intervienen en el proyecto: el estudio, la institución, la galería, la editorial, y conseguir que todos trabajemos a gusto y en la misma dirección.
En los últimos años, y tras haber ideado innumerables exposiciones temáticas (sobre todo, sobre vídeo) lo que más disfruto haciendo es el comisariado del primer tipo: “acompañar al artista”, desde la concreción de un proyecto nuevo hasta su presentación. Es el modelo en el que me siento más sincera y en el lugar en el que más disfruto.

 

¿Qué crees que hace falta para ser comisario/a?

 

No creo que haya una respuesta única. Yo diría que para comisariar arte viene bien conocer la Historia del Arte en profundidad, pues es con esta tradición con la que se dialoga, y conocer las técnicas y procedimientos artísticos (sean los clásicos o las nuevas tecnologías). Iluminar bien una pintura o exhibir un vídeo, requiere haber reflexionado sobre la materialidad y la fisicidad de estos soportes. Después, el discurso teórico de cada comisario puede surgir desde perspectivas muy diferentes; hay quien comisaría desde la filosofía, otros desde la literatura, la política o la historia. En este sentido, he visto comisariados maravillosos trabajados desde perfiles curriculares muy variados.
Sí sería también recomendable un carácter dialogante y flexible para ser comisario. Es importante olvidarse de las jerarquias y crear verdaderos equipos afectivos en los que cada uno realiza su función siendo capaz de compartir las dudas y los problemas que van surgiendo en el camino para resolver entre todos.

 

Juan Francisco Casas. Moon/Figueras/Spain2. Bolígrafo sobre papel, 2014.

Juan Francisco Casas. Moon/Figueras/Spain2. Bolígrafo sobre papel, 2014.

 

¿Por qué has elegido a estos/as artistas?

 

Son artistas que trabajan “el trance”, realizando acciones repetidas de dibujo o de recorte en las que se sumergen durante meses de trabajo. Todos tienen una relación singular con el papel que se convierte en una extensión de su cuerpo. Usan herramientas sencillas: un bolígrafo, unas tijeras, un lápiz y un papel.
Me interesa mucho la idea de “trama emocional”… y los cinco artistas, siendo muy diferentes entre sí, los sitúo en este tono. Por otra parte son cinco artistas exquisitos en sus ejecuciones, que logran crear magia y evocación con materiales muy sencillos.

 

¿Cuáles son tus referentes o ideales a la hora de comisariar?

 

En España hay much@s comisari@s que me interesan. Me gustan mucho los comisariados de Virginia Torrente, Alicia Murría, Oscar Alonso Molina y Carolina Grau, por citar solo algunos nombres. Y haré una mención especial a los que comisarían bien video o artes electrónicas, como son Nekane Aramburu, Karin Ohlenschläger o Carlos TMori.

 

Antonio Fernández Alvira. De la serie "De valores y mentiras". Acuarela sobre papel, 2011

Antonio Fernández Alvira. De la serie “De valores y mentiras”. Acuarela sobre papel, 2011

 

Has comisariado mucho videoarte, ¿qué es lo más fácil y lo más difícil de comisariar esta disciplina?

 

Lo cierto es que es muy difícil ver buenos comisariados de vídeo o de artes electrónicas. Y la razón principal es que hay poca gente conocedora de la historia de las artes electrónicas que implica a su vez un conocimiento técnico de los soportes tecnológicos. Si no se conocen bien los formatos de la imagen videográfica es difícil elegir el modo de exhibición y valorar qué supone la elección de determinados monitores, pantallas o proyecciones en un montaje. Tristemente estamos acostumbrados a ver el vídeo mal presentado, por ejemplo con transferencias a tecnologías posteriores que no mantienen su materialidad original pero que resultan cómodas al museo o la sala; olvidando que la fisicidad del vídeo es importante mantenerla, igual que preservaríamos la técnica a pastel de un dibujo cuidando la iluminación.
En respuesta a tu pregunta, lo más complicado es saber mostrar video en las condiciones adecuadas y contextualizarlo en su historia, y lo más fácil es poder enviar la imagen en movimiento de un lugar a otro, prescindiendo de costosos seguros y transportes.

 

¿Qué criterios debería aplicar alguien si quisiera comisariar desde una perspectiva feminista?

 

Comisariar desde la perspectiva feminista no consiste tanto en hacer exposiciones sobre temáticas de género o sobre arte feminista, sino en adoptar este compromiso en todos los proyectos en los que nos impliquemos: por ejemplo en la valoración del compromiso feminista de la institución o galería con la que vamos a trabajar, durante la fase de investigación (no olvidando recuperar a las mujeres silenciadas por la historia), a la hora de montar nuestro equipo analizando el papel que en él ocupan las compañeras, y en el tono general del día a día en el que sustituiremos jerarquía y autoritarismos por flexibilidad, trabajo en equipo, conciliación y afectividad.

 

María Gimeno. "Amanecer Catalina", de la serie "Mujeres en el paisaje", bordado.

María Gimeno. “Amanecer Catalina”, de la serie “Mujeres en el paisaje”, bordado.

 

En una entrevista, declaraste: “El buen arte debe generar pensamiento crítico”. En este sentido, ¿podría una buena obra perder esa incitación al pensamiento crítico si no estuviera bien comisariada?

 

Dudo que una obra pierda su componente crítico si está mal comisariada, pues una pieza siempre se relaciona con el visitante de un modo individual, generando sus propios vínculos emocionales más allá de un mal montaje o de un proyecto desafortunado, pero es cierto que la obra mal expuesta puede perder fuerza o verse adulterada por un contexto que no le favorece.
Sí creo que es muy difícil hacer bien las exposiciones colectivas. De ahí que se requiera en esos casos afinar mucho cada fase. Es complejo hacer convivir piezas que requieren condiciones de luz, de espacio y de tono muy diferentes. Por esto me siento más cómoda y auténtica trabajando proyectos específicos monográficos. Quizás desde fuera puede verse como una labor menos creativa para el comisario pero, para mí, el verdadero reto del comisario es lograr esa “invisibilidad”, que antes citaba, y ayudar a mostrar la obra en todo su potencial, trabajando siempre desde dentro del proyecto. La elección de un artista y las ideas que ese trabajo genera son el mejor discurso que puede ofrecer un comisario.

 

Blanca Gracia. "Forajidos". Acuarela sobre papel, 2014.

Blanca Gracia. “Forajidos”. Acuarela sobre papel, 2014.

13 agosto 2018 by IGNACIO TEJEDOR

Más que una galería, más que una escuela


Programa de estudios de Espositivo.


07 agosto 2018 by IRENE CALVO, ANGELA LOSA

En el estudio de Micol Talso


La autora de la cartelería de Veranos de la Villa habla sobre su trabajo.


25 julio 2018 by NICOLA MARIANI

Pensar en gestos


Marlon de Azambuja desarrolla desde varias disciplinas su práctica artística, basada en un lenguaje gestual que pone de manifiesto la estrecha relación entre arte y vida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *