Más que una galería, más que una escuela

Espositivo presenta su programación de estudios para este otoño, entre los que se incluye el curso “Periodismo cultural: escribir sobre arte“, coordinado por Madriz. Por Ignacio Tejedor.


13 agosto 2018

¿Qué diferencia a una galería de un centro de arte contemporáneo? Muchas personas dirían que el elitismo o la popularidad. Mientras las primeras, en tanto que empresas privadas, buscan un rendimiento económico dirigiéndose principalmente a compradores, los centros de arte, como instituciones públicas o fundaciones, tratan de difundir el arte entre los públicos generales.

 

Espositivo, se encuentra en una controvertida posición entre las necesidades comerciales de la empresa privada y los intereses divulgativos de los centros públicos. Como entidad debe responder a los gastos/impuestos públicos que requieren de grandes ingresos para cubrirlos; sin embargo, su vocación escapa de los beneficios comerciales para asegurar una programación expositiva que dé cabida a proyectos artísticos de calidad, liberados ya de su potencial mercantilista.

 

Tomando como referente los modelos públicos (en los que los departamentos de didáctica y mediación cumplen un fuerte papel en la divulgación de las prácticas artísticas contemporáneas), Espositivo cada año se esmera por presentar una oferta formativa más completa y enriquecedora. Desde su escuela, Espositivo pretende compartir los modos de hacer de artistas y agentes culturales con una presencia activa en los circuitos del arte para que sus públicos, generales y especializados, puedan enriquecer sus saberes en temas relacionados con el arte contemporáneo.

 

 

Cómo se enfoca el periodismo cultural en la actualidad, qué se entiende hoy en día por comisariado o cuáles son las últimas tendencias en lenguajes artísticos, son los principales bloques de conocimiento que sostienen el engranaje del arte. A través de su programa de estudios, del laboratorio anual landa^ y de las cápsulas que ofrece, Espositivo quiere acercarse a los distintos intereses de quienes se sienten atraídas/atraídos por el arte y la cultura en nuestros días. Siendo esta la faceta comercial que sostiene el proyecto, Espositivo asume la responsabilidad de contribuir al crecimiento sostenible en el campo del arte, compartiendo conocimientos entre los agentes que forman parte del tejido.

 

La precariedad laboral en el entorno cultural es otro de los factores que aborda Espositivo dentro de sus posibilidades. Siendo conscientes de que vivir del arte es inestable, con la Escuela pretenden dar un respaldo económico a los artistas y otros agentes de su red para distribuir entre todas el dinero que fluye por las venas del sistema del arte.

 

La crítica de arte y la prensa cultural afrontan tiempos de inflexión; internet ha desestabilizado la prensa impresa y las redes sociales se han convertido en el principal motor de promoción popular. Los medios digitales constituyen un formato de divulgación que emulsiona los contenidos de la prensa tradicional con las dinámicas de los públicos contemporáneos. Así surge la colaboración entre Madriz y Espositivo: dos plataformas, atraídas por los mismos intereses, propicias para sumar conocimientos y ponerlos al servicio de las interesadas.

 

Algo parecido, pero en otros términos, ocurre con el comisariado. Hoy en día es una profesión en alza (en popularidad, hasta Victoria Beckam es comisaria de exposiciones), pero es necesario pensar constantemente sus procesos, formatos e intenciones.

 

 

El programa de estudios de la escuela de Espositivo integra la trayectoria de Madriz como medio de comunicación, la experiencia curatorial de Jaime González Cela + Manuela Pedrón Nicolau, y el trabajo acumulado por Espositivo. Este triángulo está destinado a servir a todo profesional del campo que quiera actualizar sus conocimientos y enriquecer su experiencia, apoyándose de los recursos que entre las tres partes ofrecen.

 

Para quienes les guste mancharse las manos y aprender desde la exploración, Espositivo apuesta por landa^ (Laboratorio Anual para Nutrir la Dispersión Artística), un laboratorio anual destinado a todas aquellas artistas que quieren profesionalizarse en el sector de las artes visuales en un entorno idóneo para la experimentación de los lenguajes personales.

 

En paralelo, ofrecen Cápsulas para quienes quieran conocer de cerca las maneras de trabajar de ciertos artistas o para complementar su bagaje en los procesos artísticos.

 

En definitiva, Espositivo es más que una galería, que un centro de arte contemporáneo, o que una escuela y, a la vez, es todo esto bajo unas directrices éticas que creen en la igualdad, el respeto y el reconocimiento al trabajo de profesionales que se vuelcan en la difusión del arte, en todos sus formatos, a un público general y especializado.

07 noviembre 2018 by IRENE CALVO

Expos imprescindibles del mes de noviembre


Pintura, dibujo, videoperformance, instalación… Cinco exposiciones que se inauguran este mes y que no te puedes perder.


24 octubre 2018 by CRISTINA ANGLADA

Tensión analógico-digital


La comisaria Cristina Anglada desvela los procesos artísticos de Feréstec a través de una entrevista que empieza en la época del Nasti. La obra de Feréstec se ubica en un punto de tensión entre la estética analógica y digital sin aspiraciones nostálgicas y la idea de volver a desarrollar viejas relaciones y emociones en el presente.


23 octubre 2018 by NEREA UBIETO

Más que bravos, los Bravú


Los Bravú exponen en la galería 6más1 “#Aftersun”, una serie de obras sobre selfies, tecnologías, consumismo o nuevos turismos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *