Mercedes Bellido: “En mis obras hay preguntas, pero yo no tengo las respuestas”

La ilustradora y pintora Mercedes Bellido presenta en Espacio Ananas “Todo muere bajo el sol” una exposición que reúne algunas de las obras que ha producido en los últimos meses, hasta el 28 de mayo. Por Irene Calvo


12 mayo 2016

Foto: Davit Ruiz.

Foto: Davit Ruiz.

 

“Hice el bachiller económico-social e iba a estudiar Derecho”, confiesa Mercedes. “Todos los viernes iba a una academia de dibujo porque me gustaba. Un profesor de la academia lo tuvo muy claro y llamó a mis padres para decirles que yo debería estudiar Bellas Artes y, además, en Cuenca”. Así, el destino de esta zaragozana, afincada ahora en Madrid, cambió por completo y, en vez de Derecho, estudió Bellas Artes en Cuenca: “Es lo mejor que me ha pasado en la vida. Enseguida me di cuenta de que el pincel era lo mío”.

 

Mercedes Bellido (en el centro) junto a Ana y Adriana de Espacio Ananas en la inauguración de “Todo muere bajo el sol”. Foto: Davit Ruiz.

Mercedes Bellido (en el centro) junto a Ana y Adriana de Espacio Ananas en la inauguración de “Todo muere bajo el sol”. Foto: Davit Ruiz.

 

Hace un año llegó a Madrid y desde entonces no ha parado con nuevos proyectos que le han ayudado a crecer artísticamente. “Todo muere bajo el sol” ha marcado una nueva etapa en su trayectoria: “Antes era mucho más colorida, utilizaba muchos tonos pastel. Al llegar a Madrid sentí que ya había agotado esa paleta de color y necesitaba cambiar. Utilizaba mucho el recurso del dibujo inacabado, porque pensaba que no controlaba del todo la técnica, así que la forzaba. Pero me propuse a mí misma dominarla, y así fue. Se nota bastante en las obras que he producido desde entonces. Uso más el volumen y la perspectiva, aunque siga siendo una perspectiva imperfecta. Me gusta ese punto en el que algo es creíble pero sabes que no está bien”.

 

3.

 

La obra de Bellido tiene un punto dicotómico que ella admite y explica: “Siempre me ha interesado qué está bien y qué está mal o cuál es el límite… También de pequeña era un trasto, igual ahí está el origen [risas], y cuando veía películas, siempre me gustaba el malo. Me crea curiosidad esa frontera: un personaje malo que es capaz de hacer grandes cosas. Algo bueno del todo o algo malo del todo, es muy aburrido”. Muchas escenas que plasma en sus obras agrupan elementos de la infancia de la artista, una época de su vida que está muy presente en su iconografía, como los minerales, las montañas, el fuego o los pájaros muertos: “ Por ejemplo, mi abuela me compraba todos los domingos los fascículos de la colección de minerales. Sobre los pájaros muertos, recuerdo que cuando veía un pájaro muerto enseguida buscaba un palo con el que darle. Estas cosas me creaban curiosidad y miedo, al fin y al cabo morbo, un morbo infantil, que es muy sincero porque los niños no lo ocultan”. Esta introspección a base de elementos de la niñez de Bellido se podría considerar también fruto de una superación personal: “Comencé a pintar en serio a raíz de un momento difícil, una etapa de cambio. Me encerraba en el estudio ocho horas al día y eso me sacó del bache. Acepté mis miedos”.

 

4.
 

Mercedes también recibe otro tipo de influencias artísticas, además de los elementos que emergen de los recuerdos de su infancia, como comenta: “Mis influencias han cambiado en este último año, antes era mucho más naif y surrealista, me gustaba Henry Rosseau y de Chirico. Últimamente me han llamado la atención cosas más clásicas como la composición barroca. También estoy muy influenciada por el tatuaje tradicional, puede que no sea evidente, pero sí que uso muchos códigos del tatuaje o de dibujos y grabados alquimistas. Me gusta ese universo místico”.

 

En “Todo muere bajo el sol” encontramos obras de varios formatos y técnicas, sin embargo, con la técnica que Mercedes se siente más cómoda es con el acrílico, no obstante, en la muestra encontramos algunos grabados, una técnica que atrae a la artista y que le gustaría poder desarrollar en un futuro: “El grabado me gusta mucho pero es muy sacrificado: es caro, lleva tiempo y cuesta conseguir una copia buena, aunque lo que me gusta de las técnicas de estampación es lo bonito del fallo”.

 

5.

 

Respecto a la temática de “Todo muere bajo el sol”, sigue una línea que a Mercedes le interesa mucho: “El concepto de muerte siempre me ha atraído y me parece que es un ciclo más, por muy doloroso que sea. Quiero normalizarlo: sin muerte no hay vida. Por otra parte,’Todo muere bajo el sol’ lo centro en el ser humano, en cómo dejamos testimonio de nuestra existencia al morir. Nuestra única manera de permanecer en el tiempo es dejar cosas hechas, por eso aparecen las ruinas o las calaveras”. Y de nuevo, se trata de un tema que Mercedes rescata de su infancia: “Cuando los niños conocen el concepto de muerte se obsesionan y están preguntando todo el rato. Cuando yo lo acepté, lo normalicé. Como es inevitable, mientras esté aquí voy a hacerlo lo mejor que pueda, aprovecho todo al máximo, siendo buena persona porque si no, no estaría en paz conmigo misma”.

 

6.

 

El próximo sábado 14 por la mañana, Mercedes realizará un taller para niños de entre 6 y 12 años y se centrará en los aspectos más lúdicos de sus piezas: “Vamos a hablar de los animales y los objetos que aparecen en mis obras. Así que jugaremos con algunos conceptos y luego redibujarán e interpretarán los elementos que más les gusten. A los niños, cuando les das las herramientas adecuadas, ideas no les faltan”.

 

La artista ofrecerá una visita guiada el último día de la exposición, sábado 28, para todos aquellos que quieran acercarse a Espacio Ananas. Para ella el contacto con el público es importante: “Hay gente que lleva muy mal las críticas, a mí me gustan. Lo fácil es decir ‘está muy bien’, lo que pasa es que yo de ahí no saco nada. Hay personas que al realizar una crítica constructiva, me hacen pensar sobre lo que he pintado. Es importante hablar con la gente y dejar el ego a un lado”. A pesar de que normalmente la tensa calma representada en sus cuadros termina suscitando muchas preguntas a las personas que las contemplan, Mercedes explica: “En mis obras hay preguntas, pero yo no tengo las respuestas

 

7.

 

Tras “Todo muere bajo el sol” ya tiene previstos varios encargos y proyectos, como la elaboración de una portada para un grupo punk hardcore de Brighton, una colaboración con la marca de moda Urban Outfitters, la realización de un mural en el Festival de Les Arts en Valencia y una exposición individual, también en Valencia, en la galería Plastic Murs para el mes de diciembre. Estilísticamente, Bellido siente que es hora de cambiar: “El siguiente reto es hacer retratos y cambiar de paleta, aunque el verde va a seguir ahí en un verde azulado. El verde siempre permanece”.

 

Además de todo esto, Mercedes compagina su actividad en las artes plásticas con la dirección de arte. “Creo que es el momento de hacerlo todo y sacar fuerzas de donde se pueda. Si me hubieran dicho hace un año, cuando llegué a Madrid, que me iban a pasar todas estas cosas y que iba a hacer todo lo que he hecho, me habría reído. El truco es trabajar muy duro”.

17 octubre 2018 by NICOLA MARIANI

Comunicar cultura en la época de la inmediatez


Responsable de contenidos digitales en la Fundación Mapfre, Paula Susaeta concibe el mundo de la cultura y la comunicación desde una personal visión.


04 octubre 2018 by IRENE CALVO

Expos imprescindibles del mes de octubre


Individuales, colectivas, las últimas tendencias, referentes históricos… ¡Este mes hay cinco expos que no te puedes perder!


03 octubre 2018 by JUAN CANELA

Mirar del revés para no ver lo mismo


“El tomillo y la hierba en el techo de mi habitación”, dos expos que ponen en diálogo las obras de Benjamín Palencia y Antonio Ballester Moreno.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *