Nimri desnuda

Entre el estupor y el descrédito, leo que Najwa Nimri va a ser portada de Interviú (tal vez ya lo sea mientras ustedes leen esto), y la verdad, no sé si alegrarme o no de que no me parezca noticiable. Por Diana Aller.


10 febrero 2014

Vaya por delante -por delante de tanto anónimo ofendido y cobarde que gusta de comentar todo cuanto las estupendas chicas de esta nuestra redacción escribimos-… Vaya por delante, decía, que lo que cada una haga con su cuerpo y la forma de exhibirlo o rentabilizarlo, me importa entre poco y nada.

 

Y que lo haga la señora Nimri, no me parece novedoso, ya que hasta el pacato “Google Imágenes” ofrece una suculenta gama de carne al fresco de la susodicha.

 

Pero aprovechando que esta joven (porque lo es) decide mostrar sus escuetas pieles al respetable, me pregunto ¿De dónde viene este ya tradicional morbo masculino por ver las zonas pudendas de famosas que nunca han visto al natural? ¿La visión de su photoshopeado coño hace sentirles más cerca de ella? ¿Sirve como prueba de fe de su naturaleza humana?

 

En la industria del porno, proliferan las dobles de actrices hollywoodienses, y por ejemplo las de Scarlett Johanson (hay varias) están mejor pagadas que cualquier profesional del sector en España. De verdad ¿No les parece infantil y facilón fantasear con una celebrity? Eso si hablamos de actrices con mayor o menor predicamento… Pero ¿Qué decir de las portadas de Interviú de las participantes de Gran Hermano o de MHYV?

 

El erotismo masculino no tiene misterio alguno. A veces he agradecido que sea tan fácil, pero las consecuencias sobre nuestra cultura son nefastas. En el caso de Najwa Nimri, leeremos eso de “son unas fotos de alto voltaje pero muy artísticas” o sus propias declaraciones picantonas y aludiendo al final “que se sintió muy cómoda en la sesión de fotos”, que era todo “muy profesional”, como queriendo salvaguardar una honra que no viene a cuento en estos casos. Para fotos bonitas, la gente se compra el Vogue o el National Geografic… Es como decir “Yo me follé a ese chico, pero sólo me introdujo la puntita”. Vamos a ver, ¿Por qué hay que quitar hierro a un fin presuntamente erótico? ¿Por qué subyace la idea de que hay algo pecaminoso a estas alturas? (y más cuando he visto más veces el potorro de Najwa que el mío propio). Y reitero que no lo digo por la actriz en cuestión, sino por este tipo de portadas que pretenden vender un concepto  pornográfico disfrazado de arte.

 

¡Con lo sencillo que sería decir, Najwa Nimri acepta un dinero por despelotarse para todos ustedes! Ahí yo sí que admiraría a la actriz, a la revista y a la madre que los parió. Pero claro, el imaginario sexual masculino es muy breve, y si no hay un grado mínimo de represión, la cosa no mola. Hay que decir que ella es una mujer digna y honrada, que esto es un trabajo artístico y presuponer que bascula entre los dos roles asignados en el porno (y en la vida) patriarcal: puta y santa. Primero contará que su fantasía sería enrollarse con otra mujer, o con varios chicos a la vez, y luego aclarará que en la sesión “han sido todos muy profesionales”, para explicar que las fantasías son fantasías, para calentar a cuatro (¿cuatro?) desgraciados y pagar 3 mensualidades de hipoteca. ¿No les parece mísero? A mí muchísimo…

 

Me deja como vacía, exhausta, triste.

 

Esa absurda doble moral a la que estamos sometidos, (todos, toditos) no solo nos hace más infelices, que también. Además hace de nuestro mundo un lugar retrógrado, paleto, anclado en una transición hacia libertades que jamás llegaron.

 

Por supuesto que en el juego sexual la asunción de roles es fantástico, se disfruta mucho siendo una auténtica zorra o una inocente reprimida; y a casi todos les gusta dar y/o recibir algún cachetito y que les digan “Te has portado mal. Mira como me has puesto.” Pero huelga decir que fuera de esa esfera íntima no es necesario recular ni pedir perdón ni lavarse las manos, ni aludir a la “profesionalidad” de un equipo como si nada tuviera que ver con el sexo.

 

A mí me parece desquiciante, el trato que se les dispensa fuera de una publicación de estas características (bastante “soft” por otra parte) a quienes posan en ellas.

 

En el texto que promociona su inminente portada se dice “Najwa desvelará toda su belleza con desnudos integrales y poses pocas veces vistos en Interviú”. Además del garrafal fallo de concordancia (poses pocas veces vistos), a mí la frase me hace imaginar a la pobre Nimri haciendo el pino puente con el chirri al aire. Me retrotrae a épocas pretéritas, donde las mujeres no gozaban del sexo y para los hombres era una especie de club privado de garrulos febriles. Tiempos como de circos con elefantes, calles sucias y mujeres limpiando cristales.

 

Najwa, guapa, como que no. Interviú: Esto no es noticia. Hombres babosos y falocéntricos, dejaos de imaginar mujeres que nunca conoceréis y vislumbrad utopías de verdad, que hay que levantar un país entero.

 

11 diciembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (II)


Las criaturas urbanas tenemos un grave problema con respecto a la vida en la campiña, y es que nuestras mentes son tarros rebosantes de clichés cinematográficos.


10 noviembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (I)


La huida de Madrid, para que sea efectiva, debe hacerse al campo. Esta es la única posibilidad de desanudar temporalmente el vínculo con la capital.


21 octubre 2015 by REDACCIÓN

El futuro ya está aquí


Hoy, 21 de octubre de 2015, Marty McFly habría llegado al futuro. ¿Cómo se celebrará en Madrid este día de homenaje a “Regreso al futuro”?



Comentarios:

Añadir comentario
Peter says:

Molaría que escribieras bien su nombre, que las letras de la portada de Interviú son bien grandes.

Diana says:

Excelente. Cómo dominas la pluma…

Johnny says:

Pues no te conozco de nada, pero me la compraría si salieras en portada

Jim says:

Ya sabes, la puta moral católica vestida de culpa y pecado que nos hace volvernos locos por ver un felpudo más, uno más, sin más.

Alexey says:

No sé ni por dónde empezar 😀

1) No es noticiable pero me voy a marcar un post
2) “El erotismo masculino no tiene misterio alguno” ಠ_ಠ
3) Fantasear con una celebrity es de paletos
4) Interviu vende “porno disfrazado de arte” (risas!)
4) Me parece bien que se desnude pero lo está haciendo de la forma equivocada, sólo mola si es como yo digo.
5) Hombres, estáis fantaseando MAL (risas!!!)

Sólo puedo imaginar que Diana Aller ha perfeccionado un personaje que nos trollea a todos mediante su extraordinaria suficiencia, con una voz repelente que surge de una cabeza incrustada profundísimamente en su propio culo. Soy incapaz de leer este artículo como un alarde de sinceridad de la autora, no lo concibo.

Desde el punto de vista promocional, desde luego, concedo el éxito absoluto y la prueba es que hemos venido todos cual moscas a sobrevolar la mierda.

Y ahora me voy a ver las fotos. No las he visto pero estoy bastante seguro de que no me va a quedar más remedio que celebrarlas con una fortísima paja.

alexei rules says:

jajajajaja diana ayer esta tragándose su personaje

QWERTY says:

Yo lo que me pregunto es si ninguna mujer se ha hecho nunca una paja pensando en un famoso. Pues eso. La diferencia es que para los tíos hay un “mercado” que vende “ese producto” (me gustaría creer que en un mundo libre, con economía libre y medios libres, existirán montones de revistas como Interviu, pero para tías y que no pasaría nada por que alguna se hiciera un pajote pensando en el rabo photosheado de Escasi (es casi lo escribo bien).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *