PASARÁN MÁS DE MIL AÑOS (Y SEGUIRÁS SIENDO LEYENDA)

SANTIAGO GARCIA Y DAVID RUBÍN FIRMAN LA ADAPTACIÓN DEL CANTAR DEL MIO CID ANGLOSAJÓN, “BEOWULF”, UN POEMA ÉPICO DONDE HÉROES, MONSTRUOS Y DRAGONES LUCHAN POR SOBREVIVIR AL MUNDO Y PERPETUARSE MEDIANTE EL PODER Y LA GLORIA. Por Rubens Pérez 


09 enero 2014

 

Listado entre los mejores cómics del año, “Beowulf” (Astiberri, 2013) es un alarde de contención narrativa y de explosión gráfica: una historia llena de violencia, sangre, ego, muerte y destrucción que tiene más de mil años, revisitada por dos autores en un estado de forma excepcional, el guionista y divulgador madrileño Santiago García (“La novela gráfica”, “El vecino”), y el dibujante gallego David Rubín (“La tetería del oso malayo”, “El héroe”.)

 


 
Apasionante desde la primera página, incita a devorarla de una sentada, y ofrece y pide relecturas: “Beowulf” es un magnífico cómic en todos sus estratos, incluida la presentación en formato álbum. Hablamos con su guionista, Santiago García, acerca de un proyecto en el que lleva trabajando una década, una epopeya dentro de otra.

 

¿Cuándo conociste la historia de Beowulf? ¿Qué te cautivó de ella?
Es una historia que descubrí de niño, a través de un libro infantil ilustrado que adaptaba relatos mitológicos y leyendas, de hecho así se titulaba, “Mitos y leyendas”, y tenía unas maravillosas ilustraciones de Alice y Martin Provensen. Creo que fueron esas imágenes y la potencia y sencillez de la historia, que a la vez era muy macabra, lo que hicieron que se quedara grabada en mi primera memoria.

 

Llevas gestando el proyecto más de 10 años, y cuando parecía enterrado, resucitó; ¿Qué ha sucedido en este tiempo, podrías contárnoslo?

Lo que sucedió es que Javier Olivares y yo trabajamos durante mucho tiempo en el proyecto, pero éste se enfrió sin que llegáramos a terminarlo, y aunque ambos lo seguíamos manteniendo abierto como un “caso pendiente”, llegó el día en que pensamos que era más conveniente para nuestra salud mental darlo por cerrado. Aceptar el fracaso y pasar a otra cosa, antes que quedarnos atrapados en “Beowulf” el resto de nuestras vidas. De hecho, gracias a eso Javier y yo estamos ahora embarcados en otro proyecto que probablemente vea la luz en los próximos meses. Es decir, que fue una decisión afortunada porque realmente nos liberó. Y de rebote, sucedió lo que no esperaba, y es que al hacer público que abandonábamos el proyecto y lo dejábamos inconcluso, David Rubín reaccionó a la noticia ofreciéndose a retomarlo él mismo. Con lo cual se produjo el milagro: no sólo acabaré haciendo un libro con Javier Olivares, sino que al mismo tiempo también se ha podido hacer realidad “Beowulf”. Me siento muy afortunado.

 

El hecho de que la historia haya tenido tantas adaptaciones a lo largo de los años, ¿resulta un aliciente, un obstáculo?

El gran número de adaptaciones que ha inspirado “Beowulf” te sirve de aliciente en el sentido de que te confirma que se trata de una historia con potencial y con interés imperecedero, y que además se presta a muy diferentes versiones. El inconveniente es que no quieres caer en lo trillado ni repetir lo que ya han hecho otros. Pero esto es fácil si te mantienes fiel a tu idea original y te olvidas de todo lo demás. Tengo que decir que, aparte de la fuente original de aquella adaptación infantil en “Mitos y leyendas”, tampoco he conocido ninguna otra versión de la historia que realmente me haya interesado demasiado. La mejor creo que es la de la película de Zemeckis, y está muy alejada de las que eran nuestras intenciones.

 

 

David Rubín realiza un tipo de dibujo muy abstracto y orgánico… el resultado es espectacular, con una fuerza comparable a la narración. ¿Siempre lo visteis así?
Yo lo vi como lo vio David, que es el que lo dibuja y, en resumidas cuentas, el que de verdad hace el cómic. Como guionista, estás en las manos de tu dibujante y tienes que confiar plenamente en él. En este caso concreto, David superó con mucho mis expectativas, que eran muy altas después de ver el trabajo tan increíble que había hecho con “El héroe”. Yo no me imaginaba cómo podría dar el siguiente paso, pero cuando empezó a enviarme las primeras imágenes de “Beowulf”, los primeros diseños, las primeras páginas a lápiz, las primeras pruebas de tinta y color, inmediatamente entendí el horizonte visual que David me estaba proponiendo y me lancé de cabeza a él, porque era justo lo que necesitábamos. La imaginación visual de David es la que da vida a “Beowulf”, sin esa capacidad para crear un mundo creíble y orgánico, el libro no tendría sentido.

 

El formato del libro es bastante grande, y fue un cambio de última hora…
Sí, fue una decisión que tomamos en el último momento, precisamente porque vimos que las páginas que estaba haciendo David se salían de la pantalla, eran tan monumentales que pedían expresarse en una dimensión colosal, y sabíamos que un formato mayor reforzaría la potencia de la obra. Cuando llegamos a la parte del dragón, aquello ya era incontenible. Diría que en realidad “Beowulf” siempre tuvo ese formato, lo que pasa es que fue sólo a última hora que lo reconocimos y desencadenamos.

 

Una vez que estáis en el proceso, ¿cuál es la dinámica de trabajo que seguisteis entre guionista y dibujante, y más en la distancia?

La distancia no influye demasiado. Si hubiera estado en Madrid, nos habríamos seguido comunicando igual que nos hemos comunicado desde mi residencia en Baltimore. A través del email y de la videoconferencia. La verdad es que yo hace años que trabajo con personas a las que nunca he conocido en persona y creo que la comunicación a través de internet ya está perfectamente integrada en nuestros hábitos. Te diría que es incluso más eficiente, porque la reuniones en persona suelen derivar en muchas distracciones, mientras que a través del email tiendes a ser muy concreto.

 

 

¿En qué países y con qué editoriales se va a editar “Beowulf”?

Que yo sepa, de momento están cerrados Francia, donde lo publicará Casterman, e Italia, donde lo publicará Tunué, que ha publicado otras obras de David allí. Creo que hay negociaciones abiertas con Estados Unidos y Alemania, esperemos que fructifiquen.

 

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Si todo va bien, en la primera mitad del año publicaré dos novelas gráficas y un tebeo de grapa. Las dos primeras serán “Las Meninas”, con Javier Olivares, y “Fútbol”, con Pablo Ríos, ambas en Astiberri. El tercero será “El fin del mundo”, con Javier Peinado, en la colección Jaimito de ¡Caramba! Y ahora mismo estoy trabajando en otro guión de novela gráfica con un dibujante con quien todavía no había colaborado al mismo tiempo que voy dando forma a otras ideas que todavía no han pasado realmente a la fase de “proyectos”.

 

Pregunta obligada. ¿Quiénes son tus autores favoritos?
Jajaja… Montones, de verdad. No me gustan todos los tebeos, obviamente, pero me gustan tebeos de todos los tipos, estilos, géneros y nacionalidades, de modo que tengo un gusto muy variado. Además, me pueden gustar tanto cómics más de consumo general como otros más vanguardistas y artísticos. Tiendo un poco a los extremos, normalmente no me gustan demasiado las cosas que se quedan en territorio intermedio. Ya sé que estabas esperando una lista de nombres, pero para qué, sería demasiado larga e incompleta.

 

Dinos qué títulos te han impactado en el ya pasado 2013.

Creo que en España hemos tenido un final de año espléndido, con “Los surcos del azar” de Paco Roca y con “No os indignéis tanto”, de Manel Fontdevila. Pero si me pongo a revisar el año seguro que me salen un buen puñado de títulos que he leído con verdadera pasión, como “Silvio José, destronado”, de Paco Alcázar o “Papel estrujado”, de Nadar. Por mencionar algunos que me han impresionado mucho y que tal vez pasen más desapercibidos al público general, diría “Grandes verdades de la humanidad”, de Carlos de Diego, “Esto se ha hecho mil veces”, de Xabi Tolosa, “La soga”, de Zer, y “No Option”, de Pep Pérez.

 

¿Y qué esperas con ganas en el 2014?

Nada en concreto. Precisamente espero que me sorprendan. Que me sigan sorprendiendo con cómics inesperados, imaginativos y diferentes, con cómics que hagan que siga teniendo ganas de leer cómics.

03 mayo 2018 by JAVIER YOHN PLANELLS

Biblioteca Madriz: Editorial 120 pies


Editorial de libros electrónicos.


04 abril 2018 by JAVIER YOHN PLANELLS

Biblioteca Madriz: India Toctli, poeta y pintora


Isabel García Mellado presenta a su alter ego, India Toctli, poeta y pintora que debuta en los circuitos editoriales con el poemario “Atl”.


27 febrero 2018 by JAVIER YOHN PLANELLS

Biblioteca Madriz: Librería Desperate Literature


Librería internacional que se define como un lugar de encuentro. En ella se esconden tesoros de segunda mano junto a los últimos lanzamientos editoriales.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *