Pequeña guía forestal de las calles de Madrid

Ignorados, cuando no vandalizados, pocos madrileños sabemos distinguir un pino de un castaño. Aprende a reconocer los árboles que ves todos los días. Por Ramón Rodríguez Carrero


25 marzo 2015

“Hay ciudades tan descabaladas, tan faltas de sustancia histórica, tan traídas y llevadas por gobernantes arbitrarios” que a menudo olvidan a los mejores de sus habitantes. Según la web del ayuntamiento, Madrid cuenta con casi 300.000 sufridos árboles de unas 200 especies, sumando el arbolado de parques y el de alineación: los que están plantados en las aceras. Animan un paisaje tiranizado por el asfalto, el hormigón y el ladrillo sucio, protegen del viento en invierno y dan sombra y refresco en los meses de verano, y ejercen una labor vital como contrapeso a la contaminación acústica y atmosférica de una ciudad dominada por los vehículos a motor. ¿Y cómo se lo pagamos el resto de los madrileños? Pues ignorando hasta su nombre.

 

Tan icónicos como los heavies de Gran Vía: los cipreses recortados del parterre del Retiro (Foto: Wikimedia).

Tan icónicos como los heavies de Gran Vía: los cipreses recortados del parterre del Retiro (Foto: Wikimedia).

 

Por ello, ahora que empieza la primavera y los que tienen la hoja caduca comienzan a cubrirse de un verde brillante, hemos decidido hablaros de ellos en Madriz, porque es imposible amar lo que no se conoce, y los árboles de nuestra ciudad necesitan y se merecen mucho, mucho amor.

 

Heraldos de la primavera

 

Flores del cerezo, las sakura, de los japoneses. Pueden verse en los primeros meses de la primavera en Madrid Río y tatuadas en la piel de algunas hipsters de Malasaña todo el año. Foto: flickr.com/photos/stuzocub.

Flores del cerezo, las sakura, de los japoneses. Pueden verse en los primeros meses de la primavera en Madrid Río y tatuadas en la piel de algunas hipsters de Malasaña todo el año (Foto: flickr.com/photos/stuzocub).

 

Desde hace unas semanas podemos ver en todo su esplendor a los árboles que pasan de la inclinación de la Tierra respecto a la eclíptica y se adelantan a la primavera astronómica para florecer: cerezos (ya han brotado los casi 700 que hay en la avenida de Portugal), almendros y mimosas, pero de estas dos últimas especies, en las calles de Madrid solo viven 39 y 33 ejemplares respectivamente (el ayuntamiento solo muestra datos para los árboles de alineación; en los parques hay muchos más), por lo que puede que no hayas visto ninguno.

 

A partir de abril, sí que empezarás a toparte mil veces con este. Con mucho, la especie de árbol más común en Madrid es el plátano de sombra (Platanus x acerifola), un híbrodo entre el plátano oriental y el sicómoro americano. Se adapta muy bien a la polución y por ello es el rey del arbolado urbano de todo el mundo. Son muy fáciles de reconocer: su corteza se desprende en placas escamosas irregulares, sus hojas recuerdan a las de un arce y sus semillas se desprenden en unas infrutescencias marrones con forma de bolita y pilosas al tacto. También son la pesadilla de muchos alérgicos al polen.

 

Plátano de sombra (Foto: https://www.flickr.com/photos/bambolia/).

Plátano de sombra (Foto: https://www.flickr.com/photos/bambolia/).

 

Inmigrantes venerables

 

Muy pocos de los árboles más frecuentes en Madrid son autóctonos (hasta nuestro madroño, que es arbusto y no árbol, no crece aquí de forma natural) y muchos provienen de zonas templadas de Asia. El aligustre japonés (omnipresente en La Latina y Lavapiés y que florece en verano), el olmo siberiano (esos vándalos de tronco agrietado que en unas semanas empezarán a alfombrar las aceras de Arganzuela con sus semillas planeadoras), la falsa acacia del Japón (que también es falsa japonesa, porque es originaria de China; se le reconoce por sus “judías” y son muy frecuentes en el barrio de Salamanca), los gingkos (hay uno precioso en el parque de la Fuente del Berro; habitan la Tierra desde tiempos de los dinosaurios) o los cedros del Himalaya (una de las coníferas más abundantes en los grandes parques, como el del Oeste, y también de las más espectaculares) son algunos de ellos.

 

La palmera de Fortune, originaria de China, es la palma más frecuente en Madrid porque resiste muy bien el frío. Hay varias en Neptuno, el Retiro y el templo de Debod (Foto: https://www.flickr.com/photos/martius/).

La palmera de Fortune, originaria de China, es la palma más frecuente en Madrid porque resiste muy bien el frío. Hay varias en Neptuno, el Retiro y el templo de Debod (Foto: https://www.flickr.com/photos/martius/).

 

De América son las cotorras que suelen anidar en las copas de esta y otras especies de cedros —cuidado con pasar por debajo—, la picea azul (las coníferas de agujas grisáceas que hay, por ejemplo, en plaza de España), la acacia de tres espinas (son inconfundibles sus vainas), los magnolios (comunes entre los setos de boj de la plaza de Oriente)  y el castaño de Indias (se plantó una doble hilera en la cuesta de Moyano).

 

Raros y supervivientes

 

La Comunidad de Madrid identificó en 1992 los ejemplares repartidos por su territorio merecedores del calificativo de singularidad por diversos motivos, como su aspecto, su altura, el diámetro de su copa, el perímetro de su tronco o su antigüedad. En Madrid capital (podemos consultar aquí la última versión del inventario, de 2014) hay varios: muchos en la Casa de Campo. El mítico árbol del ahorcado, el pino inclinado del lago o el fresno, cuyo tronco parece la puerta a un mundo subterráneo, son algunos de ellos. La Casa de Campo también es el hogar de algunos de los poquísimos olmos comunes (Ulmus minor) supervivientes a la terrible plaga de grafiosis que amenaza con extinguir la especie.

 

La botánica es sexy

 

Sería imposible enumerar en este artículo todas las especies de árboles que hay en Madrid, por lo que te invitamos que uses la aplicación del Ayuntamiento para identificar cualquier árbol que te intrigue, si no lo hemos mencionado aquí, y a que busques más información sobre él en esta estupenda guía que editó la Obra Social de Caja Madrid.

Y si esto de aprender a identificar árboles te parece un rollo porque no te gusta saber cosas nuevas por el placer de aprenderlas, abrir los ojos para descubrir lo que todos tenemos delante y tantos ignoran, considera que muy poca gente sabe de árboles pero casi toda lo encuentra atractivo. Buena suerte y disfruta de la primavera.

11 diciembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 11 al 17 de diciembre


Arte, mesas redondas, música, mercadillos… Los planes que no te puedes perder esta semana.


04 diciembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 4 al 10 de diciembre


Cine, música, arte… Los mejores planes para disfrutar de esta semana.


27 noviembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 27 de noviembre al 3 de diciembre


Noviembre se va por todo lo alto: los mejores planes para disfrutar de la semana.



Comentarios:

Añadir comentario
Mauro says:

Hola! una pregunta, por favor, sabes cómo se llaman los arboles que adornan la calle Mayor en Madrid? Graaacias!

ANGELES MARIN ANDRES says:

Por favor, pueden decirme qué árboles están plantados en la calle Arenal. Hoy estaban preciosos, todos en flor

Misterious says:

Los de la calle arenal son perales de callery

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *